MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 251 AGOSTO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

La salud transfronteriza: el reto sanitario del Siglo XXI

Migración y salud, cada vez un problema más generalizado

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

La migración, entendida como el desplazamiento de un territorio a otro por parte de individuos, o grupos, ha sido una constante en el desarrollo de la humanidad, e incluso un elemento enriquecedor. Sin embargo el fenómeno se ha profundizado en las últimas décadas debido a la globalización, y ha tomado un cariz preocupante ya que quienes migran generalmente lo hacen obligados por razones económicas, sociales o políticas, llevando tras de sí una carga emocional compleja y generando en el lugar de destino fuertes presiones sociales.

Dentro de los ámbitos más afectados con la migración se encuentra la sanidad pública con importantes consecuencias para los sistemas de salud, y así lo ha reconocido la Organización Mundial de la Salud ante una situación muy diferente a lo que en su momento se consideró como positivo, el turismo sanitario. Dentro de los aspectos problemáticos más preocupantes se pueden señalar la garantía de acceso a la atención a los migrantes, la financiación e incluso la capacitación del talento humano.

En líneas generales, y según los análisis de la OMS, los problemas de salud que presentan los migrantes son similares a los del resto de la población, aunque pueden mostrar una prevalencia más alta en algunos grupos poblacionales. Las lesiones accidentales, quemaduras por el clima, los accidentes cardiovasculares, las complicaciones del embarazo y el parto, la diabetes y la hipertensión, suelen ser los más frecuentes, sin embargo el organismo internacional también ha detectado que son las mujeres migrantes quienes se enfrentan muchas veces a mayores dificultades específicas en temas como la salud materna, así como la de los recién nacidos y los niños, otros aspectos relevantes son la salud sexual y reproductiva, y la violencia, la depresión y la ansiedad.

Según la OMS el problema principal con respecto a estas enfermedades es la interrupción de la atención, ya sea por falta de acceso, o incluso por la incapacidad de los sistemas de atención en los lugares receptores para asumir la mayor demanda, además, el desplazamiento desemboca la mayoría de las veces en la interrupción del tratamiento de las afecciones crónicas que podían estar recibiendo los migrantes.

Como enfrentar la sanidad de las poblaciones migrantes

La magnitud de las migraciones durante las últimas décadas llevó a la OMS a estudiar el tema y generar algunas recomendaciones básicas a los países receptores. La primera de ellas es no hacer reconocimientos obligatorios del estado de salud de las poblaciones de migrantes para detectar enfermedades, ya que esta práctica puede generar ansiedad en quienes llegan al nuevo país y en la comunidad en general. Sin embargo, si se recomienda ofrecer y efectuar controles de salud para que quienes necesiten atención tengan acceso a los servicios y cuidados, con una advertencia, nunca los resultados de los reconocimientos deben utilizarse como para expulsar a un migrante, y señala la OMS: “Los reconocimientos obligatorios disuaden a los migrantes de solicitar una revisión médica y ponen en peligro la detección de los pacientes de alto riesgo, lo que puede incluso afectar la salud de los pobladores nacionales.

Otro elemento complejo de manejar es educar a los residentes de los territorios de acogida a superar temores y falsas percepciones. Una de ellas es pensar que existe un vínculo entre la migración y la importación de enfermedades infecciosas, de lo cual la OMS dice que no existe relación sistemática alguna.

Entendida la salud como un derecho humano fundamental, la instrucción central de la Organización Mundial de la Salud es que “todas y cada una de las personas desplazadas deben tener pleno acceso a un entorno acogedor, a medidas de prevención (por ejemplo, vacunación) y, cuando sea necesario, a atención sanitaria de calidad, sin discriminación.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com