MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 250 JULIO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

Y el resto de la deuda ¿cuándo?

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

Si existe un actor del sistema esperanzado con que el acuerdo de punto final resulte exitoso, son los prestadores, la deuda con ellos supera los 16 billones de pesos y su comportamiento histórico ha sido el de crecer sin resolución.

Para el doctor Juan Carlos Giraldo Valencia, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, lo primero es recordar que esta iniciativa fue presentada hace más de un año por el entonces candidato a la presidente doctor Iván Duque, siendo este el primer paso de una serie de momentos camino a la solución de la crisis. Primero una ley de punto final para poner en claro los números, y conseguir un mecanismo de endeudamiento público para poder pagar y que el sistema limpiara sus pasivos. Lo segundo era garantizar la no repetición, y tercero avanzar hacia una revisión completa del sistema y pensar incluso en una reforma estructural.

“Durante todo este tiempo el sector ha insistido en la necesidad de poder sufragar todas estas carteras que están causando un daño muy importante a la prestación del servicio, a la institucionalidad, y a todos los actores del sistema” señala Giraldo, y agrega:

“Lo que tenemos ahora es que se comienza con un reconocimiento de deuda soberana por parte del gobierno con la mayoría de las deudas derivadas de la prestación de servicios NO PBS, superada esa instancia, de hacer un acuerdo con los valores, y se cumplan unas condiciones entre gobierno y EPS, deberá arrancar un proceso donde con esa potencia económica que se espera que sea de siete billones de pesos inyectados en los próximos tres años, se irradie desde las EPS y las entidades territoriales para pagar muchas de las deudas que se tienen con el sector, ante todo con los prestadores. El horizonte más cercano, lo ha dicho el gobierno, es que la primera titulación va a estar perfeccionada en el primer trimestre del año 2020, es decir en ese momento se harán los primeros desembolsos”.

Un punto a favor de loa solución de la crisis, para el doctor Giraldo, es el paso dado por el gobierno para terminar de pagar el saldo de la deuda de Caprecom por 524 mil millones, y la asignación de otros 170 mil millones de pesos más por concepto de glosa transversal, inyección de dineros que si sería este año. Sin embargo las preocupaciones subsisten:

“Hemos manifestado en todas nuestras intervenciones, que se necesita que en el punto final quede cobijado no solo lo NO PBS sino que cubra también las mega liquidaciones pendientes, Caprecom, Saludcoop, Cafesalud, y que también incluya la cartera vencida o castigada de entidades que hoy están “disfuncionando” y no tienen capacidad para responder. El deseo del sector hospitalario es que se dé una solución integral a la cartera, pero infortunadamente no alcanza el dinero; se van a destinar cerca de siete billones, el concepto matriz va a ser lo NO PBS, pero sí queda una claridad y es que después de todo el proceso entre EPS y Adres, se podrá proceder a pagar desde las EPS hacia las IPS las deudas de las otras prestaciones de servicios. Esta es una tranquilidad porque se pensó que solo se pagaría lo NO PBS e hicimos una encuesta al interior del gremio y descubrimos que la cartera del NO PBS corresponde a un 12 o 13% y el gran temor era que el punto final solo fuera a destinarse al pago de un concepto, pero se nos ha aclarado que se extenderá al resto de la deuda” resaltó el doctor Giraldo luego de una reunión con la Viceministra de Salud.

Para el dirigente, este proyecto de punto final está enfocado en un pasado reciente y un presente problemático, pero “es muy pertinente preguntarse qué va a pasar con la deuda que se genera en el día a día y con la que no se soluciona con el punto final. Y ahí viene nuestra propuesta manifestada al gobierno y son los mecanismo de no repetición y uno puede ser el giro directo obligatorio para todas las EPS que no cumplan con los estándares de permanencia en los indicadores patrimoniales, de esa manera quienes incumplen no tendrán un manejo directo de la UPC y habría un giro directo a quienes prestan los servicios. Con un mecanismo de este tipo de se obligan a las EPS a capitalizarse y ser buenos pagadores”.

La reflexión de fondo para Juan Carlos Giraldo es que todo lo que nos está pasando muestra la necesidad de una reforma estructural y por lo tanto complace que el gobierno quiera acumular todos los proyectos de ley que cursan en el congreso para que se logre una reforma estructural. “Hoy estamos viendo una forma de apagar un incendio, el giro directo sería evitar que vuelva a suceder pero indudablemente si queremos que el sistema funcione bien de manera definitiva, se requiere una reforma estructural. El punto final es la cuota inicial o de transición a una reforma del sistema de salud”.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com