MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 250 JULIO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

Supersalud ordena liquidación total de Emdisalud

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

La resolución 005954 de la Superintendencia Nacional de Salud ordenó el inicio de la revocatoria total a la autorización de funcionamiento de la Empresa Mutual para el Desarrollo Integral de Salud, Emdisalud, EPS que ya se había visto sometida a una medida similar pero que en su momento logró que se suspendiera gracias a varias apelaciones.

Emdisalud se encuentra bajo una medida de vigilancia especial desde 2013 entre otras razones por incumplimientos en la cobertura de su red de baja y alta complejidad, lo que explica el alto número de quejas que los usuarios han presentado ante la Supersalud.

Según el reporte de la Supersalud “para el primer trimestre de este año Emdisalud no tiene como garantizar los servicios de Oncología, Hematología, Pediatría, Quimioterapia y Radioterapia a sus afiliados, y los servicios de atención a usuarios con VIH sólo alcanzan una cobertura del 76% y para inmunología del 11%”.

Pero las quejas presentadas por los pacientes y sus familias no se limitan a las atenciones de alta complejidad, se extienden al resto de servicios debido, según la Supersalud a que la cobertura solo alcanza el 59%, y en población materna que sólo llega al 60%, los cuidados intensivos sólo cubren el 61% en adultos y 23% en la población pediátrica y neonatal.

La EPS Emdisalud tiene en su contra 606 procesos judiciales por incumplimiento en el pago de indemnizaciones y de facturación. Los embargos en su contra superan los 19.000 millones de pesos, condiciones que agudizan los problemas de sostenibilidad. Historia de una EPS en crisis.

Un largo camino de intervenciones

Emdisalud presta servicios en Antioquia, Bolívar, Boyacá, Cesar, Chocó, Córdoba, Magdalena, Santander y Sucre y, como señaló Caracol Radio, hasta marzo de este año tenía pendientes cuentas por pagar, que en solo el departamento de Córdoba (donde funciona la sede principal) Suman 133.000 millones de pesos.

Emdisalud fue habilitada para prestar servicios de administración del régimen subsidiado en el año 1996 y tenía como sede el municipio de Arboletes, en el Urabá antioqueño. En el año 2004 la EPS revalidó las condiciones de habilitación pero de manera condicionada al cumplimiento de un plan de desempeño y mejoramiento ordenado por la Supersalud, situación que se habría cumplido para el año 2007. Sin embargo en el año 2010 la misma superintendencia ordenó mediante Resolución 2042 la posesión de los bienes, haberes y negocios, así como la intervención forzosa administrativa por un término de dos meses; en marzo de 2011 comenzaron las extensiones de la medida hasta julio de 2012 cuando se cambió por una orden de liquidación. Sin embargo un fallo de tutela proferido en Puerto Libertador Córdoba en octubre de 2012 hizo levantar la decisión y la EPS regresó a su condición de intervención administrativa.

Los problemas de la EPS y las acciones de la Supersalud no terminaron allí. En diciembre de 2013 se decretó una medida preventiva de vigilancia especial por un año que se fue prorrogando hasta el 2019, curiosamente durante este lapso se le autorizó a Emdisalud en 2014 movilidad en el régimen contributivo, dos años después, en 2016, se le impide realizar nuevas afiliaciones y las posibilidades de traslados; en noviembre de 2018 la Supersalud negó la aprobación del plan de reorganización institucional, abriendo así la más reciente página de esta odisea.

Hallazgos

La Resolución de la Supersalud, de 81 páginas, expone los antecedentes de la EPS que desde 2013 estaba cobijada por una medida preventiva de vigilancia especial que se había prorrogado hasta el 28 de octubre de 2019. Los 6 años de la medida, para el ente de control, no fueron suficientes para que Emdisalud superara los problemas que generación la intervención, y por el contrario con el paso del tiempo, estos se agudizaron.

Dentro de los hallazgos figuran algunos que a primera vista resultan bastante extraños, por ejemplo la EPS indica la Resolución de la Supersalud: “para el pago de nómina se están solicitando préstamos a IPS, a las cuales se les cancela a través de la modalidad de giro directo, y éstas están realizando los pagos a nombre de la EPS, debido a las limitaciones que por las medidas de embargo pesan sobre las cuentas de Emdisalud, ésta envía los archivos de pago a las IPS, y éstas últimas realizan los pagos desde sus plataformas, con los riesgos de ingresos de dineros de fuentes no controladas por EMDISALUD EPSS y la falta de control por pagos a IPS que superan los montos debidos a través de la modalidad de giro directo”.

Pero además el ente de control denunció manejos poco transparentes de los recursos, siendo algunos de ellos:

A la entidad “Por tu salud y prevención” se le otorgó un préstamo por $484´785.000, dinero con el que se canceló la prima del segundo semestre de los empleados de Emdisalud y se pagó a terceros por concepto de honorarios la suma de $15 Millones de pesos, ese mismo valor aparece en un pagaré que corresponde al valor girado a esta IPS en el giro de diciembre de 2018.

A la Clínica Regional San Jorge también se le registra un préstamo por $707´260.000, que fue utilizado en el pago de dos quincenas del mes de octubre, pero además, el valor total cancelado por giro directo a esta clínica en diciembre fue de $1.207´260.000, cifra que supera por mucho el promedio mensual que era de $149´734.862. Otro caso: la Fundación Salud Integral De Colombia IPS registra préstamo por $205´750.000, con el que se cancela la primera quincena del mes de noviembre, el valor girado a esta IPS en el mes de diciembre fue de $570´’300. 957, en el mes de marzo se le giro un total de $2.164 Millones de pesos. A la IPS Profharma Salud se le giraron en el mes de enero, $1.762´961.091, y en febrero $1.741´970.485, desde esta IPS también se registraron pagos a nombre de Emdisalud, utilizando la misma práctica.

Frente a estecomportamient5o dice la Supersalud: “Esta práctica resulta altamente riesgosa por lo que las IPS podrían no devolver los recursos o cancelar las obligaciones a nombre de Emdisalud, con dineros que se encuentren por fuera del proceso corriente. Se desconoce el destino final de la totalidad de los recursos que por medio de esta práctica viene girando la EPS”.

Emdisalud cuenta en la actualidad con 453.524 afiliados, y entre los meses de enero a marzo de 2019, acumuló notificaciones de 152 acciones de tutelas NO PBS, pero en este mismo periodo, el 36,66% de tutelas notificadas corresponden a servicios y procedimientos que si están incluidos en el PBS. Se calcula que la cuantía de los procesos judiciales notificados en contra de Emdísalud con corte a marzo de 2019, asciende a $49. 727´525.160

Finalmente el déficit patrimonial de Emdisalud también es alarmante. Según un análisis de la información financiera a 2019 se observa que existen pérdidas operacionales por $13.098 Millones de pesos, lo que según los estándares de la Supersalud colocan en riesgo la continuidad de la EPS y la atención de la población. La EPS pasó de un patrimonio negativo en 2017 de -$94.388 Millones de pesos, a -$402.491en marzo de 2019. Los recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) embargados a Emdisalud EPS con corte a marzo de 2019, ascienden a $19.651´499.071.

Si bien la EPS puede presentar una apelación de la medida, la realidad de sus números no permiten pensar que algunos meses más le permitan salir de una crisis que acumula años.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com