MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 249 JUNIO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

Maite: dudas entre la oportunidad y la profundidad

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

Si bien el tiempo transcurrido desde al lanzamiento de MAITE ha sido corto, y por lo tanto los análisis exhaustivos escasean, si se han destacado algunas voces que coinciden en preguntarse qué tan oportuna ha sido la decisión de efectuar cambios al modelo, a la vez que plantean otros reparos.

Una de ellas es la de la Organización Colegial de Enfermería –OCE – que señala cuatro grandes cuestionamientos. El primero de ellos es la falta de socialización por parte del Ministerio de la evaluación realizada al MIAS con el fin de permitir conocer los avances, estancamientos y puntos críticos que en teoría hicieron “perentoria su eliminación”. Las OCE señala con acierto que hasta la fecha dicha evaluación no ha sido socializada y por lo tanto nadie, o muy pocos, saben a ciencia cierta cómo marchaba el MIAS.

El segundo llamado de la OCE al Ministerio se refiere a un aspecto que pocos han analizado, y se relaciona con el posible detrimento de recursos públicos generada por la derogación del MIAS, al dejar “a medio camino esfuerzos administrativos adelantados por IPS, EPS, Direcciones Territoriales de Salud y del propio Ministerio, que desde la expedición de la Resolución 429 de 2016, venían haciendo ingentes esfuerzos para la adopción del MIAS, lo que amerita evaluar lo avanzado y determinar cursos de acción específicos”, incluso la OCE llama la atención sobre la existencia de procesos contractuales en curso que los actores mencionados adelantan para la implementación de componentes del MIAS.

Las otras dos inquietudes expresadas la Organización Colegial de Enfermería coinciden con cierta percepción sobre el nivel de generalidad del texto que decreta el cambio de modelo y solicita al ministerio “revisar el nivel estratégico que tiene el MIAS vs. el MAITE, y acoger este último como instrumento operativo para la gestión territorial del MIAS. Lo anterior, sin dejar de solicitar que se amplíe el contenido técnico del MAITE, toda vez que el mismo resulta meramente enunciativo en el acto administrativo presentado por el Ministerio, además de indicar que el MIAS requiere ser revisado en su alcance como instrumento de gestión de la nación, en este caso principalmente del Ministerio, orientado a corregir fallas en la regulación del Sistema de Salud en particular sobre el rol del asegurador y en la articulación de los actores desde un enfoque de derechos”.

La OCE solicitó al ministerio que evidencie en relación al MAITE su conexión con el marco estratégico de la Política de Atención Integral en Salud –PAIS (Atención primaria en salud, salud familiar y comunitaria, gestión integral del riesgo, enfoque diferencial territorial y poblacional, y cuidado).

Finalmente hizo un llamado para que MAITE no vaya en contravía y se acoja al ordenamiento de Ley Estatutaria de Salud en componentes como: “Que el centro del sistema son las personas, por curso de vida, en los entornos donde viven y en los territorios urbano -rural – rural disperso que los acoge. Que los determinantes sociales de la salud son objetivo primordial de las acciones de gestión de la salud pública en un Sistema de Salud. Que el aseguramiento, la prestación de servicios y demás “líneas de acción del MAITE” son las áreas de gestión del sistema de salud, pero no sus objetivos. Que la misión del Ministerio es la rectoría del Sistema de Salud ... y no la operación de componentes. Lo cual no excluye de su responsabilidad de garantizar el ciclo completo de la política pública más allá del diseño, como son el desarrollo de capacidades territoriales, la disponibilidad fáctica de los recursos necesarios, el seguimiento y la evaluación, que le obliga a determinar la continuidad o cambios en la política”.

Partiendo de estas consideraciones, y ante el silencio del ministerio frente a los interrogantes planteados, la OCE decidió alertar sobre la sustitución del MIAS por lo que denominaron “un instrumento operativo del cual no sabemos nada”. Y le recordó a la cartera de salud que el mandato de la Ley Estatutaria de Salud es establecer un sistema de salud más allá del aseguramiento “que ha sido el centro durante los últimos 25 años y que implica más que atender la red pública, en lo que parece se ha centrado al Ministerio durante estos primeros nueve meses de gobierno”.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com