MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 249 JUNIO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

EPS en 2018: Crecimiento real en ingresos y disrupciones en pérdidas netas

Por: Jaime Alberto Peláez Quintero, especialista en economía de la salud, UPB.
elpulso@sanvicentefundacion.com

La Superintendencia de Sociedades publicó hace poco la base de datos de las 1.000 empresas más importantes en Colombia según el dinamismo en ventas o ingresos operacionales. Allí se destaca el desempeño de 16 empresas de la salud, especialmente aseguradoras y de medicina prepagada, que ostentan la condición de ser de las de mayores ingresos operacionales en el país, con ventas que superan el billón de pesos. Asimismo, 40 empresas del sector real y del subsector de la salud se ubicaron en 2018 entre las 1.000 empresas con mayores ingresos operacionales, pese a que fue un año con resultados paradójicos y contrastados si se considera la disminución de la inflación (del 4.09% en 2017 a 3.18%, en 2018), y un crecimiento de la economía en términos de variación real del PIB de 1.4% y 2.7%.

El informe muestra un incremento real en los ingresos de 20.38% para las 16 empresas del sector salud al pasar de $33.2 billones (3.61% del PIB) a $41.2 billones en 2018 (4.22% del PIB), lo que representa más de tres veces el incremento porcentual para el valor de la UPC que fue de 7.83% en 2018.

Lo anterior indica la capacidad del sector para generar ingresos, lo que de alguna manera contribuye a disminuir los resultados finales negativos que venían siendo una constante. Las pérdidas consolidadas de las 16 aseguradoras dentro del listado, Pasaron de -$1.5 billones en 2017, a -$255.119 millones en 2018, lo que significa una reducción de $1.2 billones, y equivale a un mejoramiento del 83.56%, lo que supone un excelente comportamiento del aseguramiento que quizás muy pocos esperaban, y podría marcar el inicio del cambio de tendencia del sistema.

Pese a un año económico contrastado como fue el 2018, se destaca del sector del aseguramiento el crecimiento de $8 billones en ingresos operacionales, atribuible a una UPC creciente y aumentos en afiliados en ambos regímenes. El 20.38% de crecimiento real representó el doble del registrado por las 100 empresas más grandes que fue de 10.93%, e inclusive que lo que aumentaron los ingresos operacionales de las 1.000 empresas más grandes en el país que fue de 11.96%. Esto significaría en estas 16 aseguradoras un mayor dinamismo de su actividad operativa. Asimismo las 40 empresas de la salud que se ubicaron entre las 1.000 empresas mostraron un crecimiento del 16.57%.

Es relevante en el informe observar que las pérdidas de las 100 empresas más grandes disminuyeron en $1.2 billones (83.56%), entre 2017 y 2018, mejorando así los resultados patrimoniales, toda vez que en 2018 fue de -$657.185 millones, mientras en 2017 había sido de -$1 billón, una reducción de $344.802 millones, para una disminución real del 36.43%. en este ítem, mientras en 2017 seis aseguradoras y empresas de medicina prepagada (38%) tenían un patrimonio invertido con saldo negativo de $2.3 billones, en 2018 fueron siete (44%) las empresas de las 16 que registraron patrimonios negativos por valor de -$2.7 billones, pero además, crecieron en términos reales en activos en 15.43%, y un poco más bajo en pasivos en 11.83%, lo que a la postre arrojó un nivel de endeudamiento del 104% en 2018 y 107% en 2017, es decir que en 2018 los activos están comprometidos con terceros en un 104% frente a 2017 que era 107%, lo que se entiende que en ese mismo porcentaje se comprometió su gobernanza y gobernabilidad.

Clasificación de EPS

Las tres EPS que mayores ingresos presentaron en 2018, fueron NUEVA EPS ($7.0 billones), MEDIMAS EPS SAS ($4.3 billones), y EPS SURA ($3.9 billones), sumando $15.2 billones, lo que equivale a 1.56% del PIB de 2018, mientras en 2017 era $10.9 billones, un incremento de $4.3 billones, lo que representa un aumento corriente de 39.45%, cinco veces más de lo que creció la UPC para 2018, mostrando un sector altamente proclive a generación de ingresos. Sin embargo tales aumentos no tienen correspondencia con el costo médico que crece a una velocidad y magnitud mayor produciendo pérdidas y aumentando el defecto patrimonial y los indicadores de permanencia, tal como lo observó la Contraloría General de la República que lo estableció en $6.5 billones, por lo que pareciera que el problema no es de ingresos, pues son notorios los crecimientos, no así el gasto que crece de manera expansiva.

En cuanto a la utilidad final o del ejercicio, que permite inferir el desempeño financiero de las organizaciones y del sistema de salud en general, se observa una mejora sustancial en este indicador, toda vez que el consolidado de las aseguradoras en salud en 2018 fue de -$255.119 millones, para un margen neto de -0.62%, menor que la pérdida acumulada en 2017 que se situó en -$1.5 billones y un margen neto de -4.53%, es decir, mientras en 2017 de cada $100 de ingresos se perdió $4.53, en 2018 esta proporción solo fue de -$0.62 centavos, resultado este que derivó en mayores contribuciones para mejorar el patrimonio consolidado y el indicador de permanencia, lo que es un avance en el sistema.

Los resultados a nivel microeconómico muestran que las tres aseguradoras agrupadas en 2018 presentaron una pérdida de $560.267 millones, cuando en 2017 fue de -$14.452 millones, destacándose la EPS Medimás que en 2018 obtuvo un resultado y comportamiento negativo de sus finanzas de $699.359 millones, contrario a un mejor resultado en 2017 de $38.144 millones. Por su parte, la NUEVA EPS que en 2018 registró un excedente económico de $79.606 millones, en 2017 había sido negativo en -$93.420 millones. Por último, SURA registró buenos resultados en ambos años de análisis, con $59.486 millones y $40.824 millones.

Medimás en 2018, presenta un margen neto negativo de -16.45%, contrario a lo obtenido en 2017 que fue de 2.19%, asimismo la NUEVA EPS que en 2018 obtuvo un margen de 1.13%, en 2017 era de -1.57%, en tanto que SURA, tiene un margen neto positivo en ambos años de análisis, siendo en 2018 de 1.51% y en 2017 de 1.25%, siendo la única de estas tres EPS con dos años continuos de buenos resultados financieros. Este margen neto se puede interpretar como que por cada $100 de ingresos, se acumuló un total de $1.5 para destinar a proyectos expansivos, pagos a acreedores financieros y distribución de excedentes, lo que pone manifiesto la heterogeneidad de los comportamientos financieros del aseguramiento y concita a la necesidad de realizar procesos de mejores prácticas en sus modelos de atención, planeación estratégica y administración del riesgo financiero.

En un análisis combinado de las 100 empresas más grandes de las 1.000, y que incluye 16 y 40 aseguradoras en salud respectivamente, se tiene que el grupo de las 100 registraron ingresos totales en 2018 por valor de $365.9 billones, con un crecimiento real respecto de 2017 de 15.31%: ventas registradas por $307.6 billones, siendo las 16 aseguradoras quienes aportaron con sus ingresos $41.2 billones, un 10.93%. En cuanto a ganancias se destaca que en 2017 las 100 obtuvieron $27.8 billones, cuando en 2018 fueron $45.7 billones, es decir un crecimiento del 59.07%, y la participación de las 16 EPS disminuyeron las mismas en 0.79%.

Los resultados anteriores generaron en salud un margen neto de 12.48% en 2018 y de 9.05% en 2017, es decir de 3.43 puntos porcentuales de mejora; este margen representó 3.92 veces las inflación y 2.75 veces más la DTF (4.54% Depósito a término fijo), como tasa de referencia.

Las 100 empresas que se clasificaron entre las de mayores ingresos en Colombia, consolidaron al final del cierre del 2018 un valor patrimonial de $296 billones, cuando en 2017 el mismo fue de $280.2 billones, para un crecimiento real de 2.43%. por su parte las EPS dado su patrimonio negativo en ambos años, presentaron una disminución en 2018 de 0.15% para este consolidado, es decir que mientras las 100 empresas más grandes obtienen significativas ganancias y fortalecen su patrimonio, las 16 aseguradoras, afectan dramáticamente la ecuación contable al lado del patrimonio.

Analizando el grupo de las 1.000, estas cerraron operaciones comerciales y financieras con ingresos por $679.9 billones para un crecimiento de 11.96%, allí la participación de las 16 aseguradoras fue del 6.06%, generando excedentes por $68.5 billones, siendo un excelente crecimiento. Estos crecimientos en ingresos y su expresión en términos de ganancias permitió un margen neto en 2018 de 10.08% y de 7.42% en 2017, por lo que sus patrimonios consolidados pasaron de $498.6 billones en 2017 a $526.4 billones en 2018, para un crecimiento real de 2.34%.

En este análisis comparativo se verifica el desempeño de las 40 empresas del sector de la salud que hacen parte del top de las 1.000 empresas, con un comportamiento en ingresos, a diciembre 31 de 2018, por valor de $50.9 billones (donde las 16 aseguradoras representan el 80.94%), para un crecimiento de 16.57% respecto de 2017 y cuya participación con relación a las 1.000 empresas por este concepto representó una participación de 7.49%. Asimismo, se evidenció un resultado del período acumuladas en 2018 de -$835.621 millones, mejorando frente a 2017 que fue de -$3.7 billones, para un mejoramiento absoluto de $2.8 billones, por lo que el margen de utilidad en 2017 fue de -8.67% y en 2018 es de apenas -1.64%,

No obstante los muy buenos resultados llama la atención que las pérdidas continúen tan altas entre ambos años, como quiera que en el 2018 fueron de -$3.5 billones y en 2017 de -$3.2 billones, inclusive se aumentó en 4.43%. Caso contrario y con mejor pronóstico fue lo que se presentó en los resultados de la vigencia entre los años 2018 y 2017 para las 16 EPS más importantes, donde la disminución fue de $1.2 billones.

Las 40 empresas en conjunto en 2017 presentaban un nivel de endeudamiento del 121%, con una baja de dos puntos porcentuales para el año 2018, para ubicarse en 119%, por lo cual al calcular su indicador de solvencia, se encontró que en 2017 fue de -21% y en 2018 de 19%. Casi contrario al consolidado del Patrimonio, pues a pesar de incrementarse, igualmente se verificó que en 2017 de 40 seguradoras 23 de ellas presentaban un registro negativo de patrimonio, arrojando una participación del 57.50%. En 2018 este indicador fue del 60%, es decir que se aumentó el número de empresas con patrimonio afectado en su estructuración.

En conclusión, las EPS continúan enseñando alta capacidad de generar fuentes de ingresos, especialmente de la actividad operativa. Queda una lección aprendida y es que cada vez más nuevas EPS hacen parte de ranking de las empresas de mayores ingresos en Colombia, y que las medidas adoptadas por la Supersalud han incidido en mejores resultados en términos de excedentes netos y eso, es un hecho que aporta de manera directa en el fortalecimiento de los patrimonios y en el consolidado en general, pero también no es menos cierto que los indicadores de endeudamiento y solvencia están muy distantes de lo que debe ser un comportamiento adecuado, siendo necesario ajustarlos para lograr los recursos que demanda la cobertura universal, asegurar la sostenibilidad financiera, el equilibrio corriente del sistema y, naturalmente, aumentar el gasto en salud como proporción al PIB de manera gradual, con eficiencia y pertinencia, como se predica en países similares.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com