MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 252 SEPTIEMBRE DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

Comprendiendo el Acuerdo de Punto final

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

Si algo ha generado el anuncio del inicio del Acuerdo de Punto final para el sector salud por parte del gobierno nacional, han sido expectativas, con un problema, en algunas esferas se ha creído que el acuerdo contiene todo, solucionará todos los problemas, y que se acerca una época de bonanza. Sin embargo la realidad está lejos, tanto en cuanto al cumplimiento de esas expectativas, como de los objetivos reales del ministerio con la estrategia. De ahí que comprender el acuerdo sea fundamental.

Por esa razón, el pasado 5 de septiembre, el Hospital San Vicente Fundación y el periódico El Pulso realizaron el panel: “Expectativas y realidades del Acuerdo de Punto Final”, que permitió debatir los detalles del acuerdo para hacer claridad sobre su implementación y desarrollo.

El doctor Gabriel Jaime Guarín, coordinador del programa de medicina de la Universidad Pontificia Bolivariana, indicó que el primer paso es entender el problema y conocer el contexto para intentar sanear el sistema y saber cómo se van a pagar las deudas.

En este orden de ideas, el primer elemento del acuerdo hace referencia a Caprecom. En este caso, el interés del Ministerio es pagar sus compromisos, y estos recursos estarían dirigidos principalmente a IPS y Empresas Sociales del Estado. Un segundo componente se relaciona con deuda correspondiente a lo NO PBS, pero hay que entender que el régimen subsidiado tiene unos actores y relaciones muy diferentes a los del régimen contributivo. Finalmente hay otro elemento que son las deudas muy grandes, que corresponden a lo sí incluido en los planes de beneficio y que se mueve en el marco de la relación entre las EPS y las IPS”.

Adicionalmente, para el doctor Gabriel Jaime Guarín, el acuerdo de punto final tiene otra connotación más allá de resolver el problema de las deudas, y busca también tomar unas medidas estructurales que permitan que el problema no se repita. Para ello el gobierno establece unas primeras líneas que recogen iniciativas del gobierno anterior, y que son continuar con el control de precios de medicamentos, tener unos valores máximos de recobro, aplicar compra centralizada de medicamentos, la actualización del Plan de Beneficios de Salud PBS, exclusiones explícitas y el MIPRES.

A lo anterior, el gobierno de Iván Duque integra otras iniciativas como la creación de techos de gasto en tecnologías NO PBS, la centralización en el ADRES de lo NO PBS en el régimen subsidiado, la gestión integral de las enfermedades huérfanas, las contribuciones en (1-15%) del RS en salud y modificar porcentaje del SGP para salud.

Para el doctor Guarín, y bajo este panorama, es importante definir los momentos del acuerdo de punto final para dejar claro que hay de concreto para llegar a la implementación y reglamentación del acuerdo de punto final.

Los momentos claves serían el 7 de agosto de 2018, cuando el presidente Iván Duque en su discurso se comprometió con el pago de las deudas del sector salud; el 25 de mayo de 2018, con la aprobación de la ley 1955, del Plan de Nacional de Desarrollo, donde cuatro artículos dan soporte al acuerdo (237 – 238-239 y 245) a la materialización del pago de las deudas; el 5 de junio de 2019, con la aprobación de CONFIS (Consejo Superior de Política Fiscal) se garantizan los recursos del Ministerio de Hacienda por 4 billones de pesos para pagar las deudas del sector y 2.7 billones para las deudas de lo NO PBS; el 23 de julio de 2019 se le da inicio al acuerdo y con el giro de 514 mil millones se da el pago de la deuda de Caprecom, con lo que comienzan a moverse los recursos. El 25 de julio de 2019, el Decreto 1333 de 2019 para saber cómo se iban a establecer los acuerdos entre Adres y las EPS para pagar las deudas de lo NO PBS (2.7 billones), y el Decreto 1350 de 2019 para saber cómo iban a organizar entre los entes territoriales, las EPS e IPS el pago de NO PBS en el régimen subsidiado.

Asimismo, Gabriel Jaime Guarín, resaltó varios factores positivos que contiene la implementación del acuerdo: la voluntad política y el reconocimiento de las deudas acumuladas del sector como un problema a solucionarse, el planeamiento de que debe haber soluciones estructurales, y finalmente, resaltar que el acuerdo induce a que todos deben contribuir y ser corresponsables y sobre todo los departamentos.

“Subsisten retos, existen múltiples interpretaciones de lo que es el acuerdo y grandes expectativas, hay que mirar como adelantar los procesos intermedios que son complejos y pueden demorar la implementación del acuerdo (auditorías-matriz de pagos-contratos de transición-cambios gobierno), además no se tienen todos los recursos necesarios en el corto plazo para resolver todo el problema, y no se evidencian estrategias para la el saneamiento de deudas en PBS entre EPS e IPS como si las hay para lo NO PBS.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com