MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 252 SEPTIEMBRE DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

Punto Inicial para realizar una reforma estructural del Sistema de Salud

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

Luis Alberto Martínez Saldarriaga, director ejecutivo de AESA, es claro al indicar que uno de los aspectos positivos del acuerdo de punto final es que el estado colombiano reconoce que tiene una deuda con el sistema de salud, una de orden nacional, a través de la Adres y en ese sentido se quieran cancelar las deudas del NO POS del contributivo, pero también las correspondientes al orden territorial por lo NO PBS del régimen subsidiado.

Para cumplir este objetivo el gobierno destinará un presupuesto de $5.2 billones de pesos para la Adres a nivel nacional y más o menos $1.5 billones de pesos a nivel territorial para el régimen subsidiado, y acá está el segundo elemento positivo, estos recursos, cuando lleguen, obviamente van a ayudar a la liquidez de los prestadores que se vean “beneficiados”. Sin embargo, afirma Luis Alberto Martínez, las finanzas del sector de salud no se normalizarán y tampoco se le pondrá punto final a la crisis financiera. Y la razón comienza con la interpretación de a cuánto asciende la deuda.

Según la circular treinta de la Superintendencia Nacional de Salud, las EPS de régimen contributivo reconocen una deuda de $5.5 billones de pesos, pero que las IPS reclaman 10.2 billones, y en el régimen subsidiado, las EPS reconocen una deuda de $3 billones de pesos y las IPS reclaman una deuda casi de $5 billones, lo que muestra de entrada una falta de acuerdo.

Otros cálculos más recientes basados en la conciliación que hace el Ministerio, también en cumplimiento de la circular 30, las EPS del contributivo ya reconocen casi $7 billones de pesos, pero las IPS públicas y privadas reclaman $12.2 billones de pesos; por su parte en el régimen subsidiado, $3.9 billones de pesos reconocen las EPS pero 6.6 billones reclaman las IPS públicas y privadas. Recapitulando, para Martínez los 5.2 billones que destinará el gobierno son muy inferiores incluso a los 6.9 billones que reconocen las EPS y mucho menos de lo que reclaman los prestadores. La situación es igual con el régimen subsidiado, y de ahí que asegure: “lamento informar que con estos recursos no se alcanzarán a saldar las deudas, ni siquiera las reconocidas por las EPS”.



Para dimensionar el tamaño de la deuda, pero según el tipo de institución, Luis Alberto Martínez señaló que solo a los prestadores públicos se les adeuda 9 billones de pesos y frente a las dificultades para cancelarla colocó el caso de Antioquia como ejemplo: “solamente a los hospitales públicos se les deben $409 mil millones de pesos, y se ha dicho que el departamento tendrá $250 mil millones de pesos, $120 puestos por la gobernación y $130 que pondrá la Nación pero el año entrante o sea que el efecto tampoco sería inmediato, si esos $250 mil millones de pesos, supongamos que llegaran a Savia Salud, lo que no es posible porque hay otras EPSs, no tendrían ni siquiera como pagar lo que reclaman los Hospitales públicos y ni que decir de los privados, que también es más o menos esta misma cifra”.

Según Luis Alberto, algunas dificultades del sistema de salud son: que está más enfocado a la enfermedad que a la salud, hay muchas inequidades en salud regional y poblacional, hay fragmentación y desintegración en la atención y por último la desconfianza y deshonestidad entre los agentes; las expectativas hacia el Acuerdo Punto Final son que se distribuyan equitativamente entre todos los prestadores de servicio de salud y que sea el punto inicial para hacer una reforma estructural del Sistema de Salud.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com