MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 264 SEPTIEMBRE DEL AÑO 2020 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com icono facebook icono twitter

Aumento en muertes en Colombia, un efecto esperado del Covid-19

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el 31 de agosto la primera encuesta sobre los efectos de la Covid-19 en los sistemas de salud con base en información proporcionada por 105 países. Los datos recopilados en cinco regiones entre marzo y junio de 2020, evidencian que casi todos los países (90%) sufrieron interrupciones en sus servicios de salud, siendo los países de ingresos bajos y medios los que experimentaron las mayores dificultades. Según el informe, la mayoría de los países reconocieron que se habían suspendido muchos servicios rutinarios y optativos, mientras que en los países de ingresos bajos, la suspensión incluyó servicios críticos algunos de los cuales, como tratamientos para el cáncer y VIH, dejan en alto riesgo a las personas que pierden la atención.

El doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, al respecto señaló: “El estudio arroja luz sobre las deficiencias de nuestros sistemas de salud, pero también sirve para fundamentar nuevas estrategias con las que mejorar la prestación de atención de la salud durante la pandemia y después de ella. La Covid-19 debería enseñar a todos los países que la salud no consiste en elegir entre una cosa u otra. Debemos prepararnos mejor para las emergencias pero también seguir invirtiendo en sistemas de salud que respondan plenamente a las necesidades de las personas a lo largo de toda la vida”.

En Colombia la suspensión de algunas atenciones también ha sido una característica del entorno generado por la pandemia, y aunque no se conocen mediciones exactas sobre el tema, sus consecuencias comenzarán a verse en los próximos meses.

Sin embargo, un estudio dado a conocer por el Ministerio de salud y protección social, y elaborado por dirección de epidemiología y demografía de la cartera sobre el “exceso de mortalidad” presentado en el país desde la llegada de la Covid-19, debe ser tomado como un insumo importante para dimensionar lo que podría ser uno de los efectos colaterales de la pandemia en Colombia.

Se entiende como un exceso de mortalidad cuando el número de defunciones supera el rango de variabilidad “normal” alrededor del promedio en una región. Como señala el informe, es evidente que la mortalidad en tiempos de pandemia representa un desafío de medición para establecer cuántas personas mueren por causa directa de Covid-19 o por la infección concomitante, o por otras causas, de ahí que la vigilancia epidemiológica y demográfica de la mortalidad a través del seguimiento al exceso de mortalidad, la búsqueda activa de casos registrados con diagnósticos confirmados y presuntivos de infección por COVID-19 y el reporte con base comunitaria, sean las estrategias que el Ministerio de Salud haya adoptado dentro del monitoreo de la pandemia.

El informe presentado por la dirección de epidemiología y demografía del Minsalud utilizó como insumo el Registro de Defunciones adscrito al Registro Único de Afiliados al SGSSS (RUAF-ND) y los registros del Sistema de Vigilancia en Salud Pública (Sivigila) que administra el Instituto Nacional de Salud –INS-, junto al registro civil de los hechos vitales y el registro de cadáveres estudiados por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, así como información de estadísticas vitales del DANE.

Con fecha de corte a la semana 31 comprendida entre el 27 de julio y 2 de agosto del presente año, en general, las primeras semanas del año 2020 mostraron un ligero exceso de muertes que cayó a los niveles esperados entre las semanas 11 y 18, con una leve tendencia hacia la baja por debajo del promedio histórico en el mes de abril. Es a partir de las semanas 21/22 cuando se observa un cambio en la tendencia registrando el inicio de un exceso de mortalidad general que empieza a ser notable en la semana 23 entre el 1 y 7 de junio, manteniéndose en constante crecimiento hasta finales de agosto.



El informe señala que el exceso de mortalidad general acumulado a comienzo de 2020 se corresponde a un período donde no había muertes confirmadas de Covid-19; luego, entre la semana 10 a la 22 si bien se da la aparición de muertes confirmadas por Covid-19, estas no generan un exceso de muertes, lo que podría explicarse por disminución de muertes debidas a otras causas en ese período. Sin embargo, a partir de la semana 21 y 22 sí se dió un exceso de muertes acumuladas, donde las relacionadas por Covid-19 constituyen la mayor parte de la mortalidad excesiva, a partir de ese momento se da un aumento acelerado notable con una tendencia casi exponencial.


EL PULSO como un aporte a la buena calidad de la información en momentos de contingencia, pública y pone a disposición de toda la comunidad, los enlaces donde se pueden consultar de manera expedita todo lo relacionado con el Covid-19-


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com