MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 264 SEPTIEMBRE DEL AÑO 2020 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com icono facebook icono twitter

Presupuesto en salud en 2021: $35.7 billones. Coherente e incierto

Por: Jaime Alberto Peláez Quintero, especialista en economía de la salud -UPB
elpulso@sanvicentefundacion.com

El Ministerio de Hacienda radicó en el Congreso de la República el proyecto de presupuesto de rentas y apropiaciones para 2021 por $314 billones, con un aumento frente al 2020 de $13.3 billones, equivalente 4.4%. Se destacan los rubros de ingresos corrientes por $154 billones, recursos de capital $124 billones, recursos propios por $19 billones, rentas parafiscales $2 billones y completan los ingresos, los fondos especiales con $15 billones. Por el lado de los gastos del Presupuesto General de la Nación (PGN), como los 3 agregados se prorratean en gastos de funcionamiento, estos llegan a los $185 billones (59%), el servicio de deuda $76 billones (24%) e inversión con $53 billones (17%).

Este presupuesto será aprobado sin considerar el mecanismo de la regla fiscal, que fue liberada por dos años, pero sí considerando los estimados del marco fiscal de mediano plazo, que será calculado, proyectado y aprobado en medio de los más dramáticos indicadores macroeconómicos de la historia económica reciente con un déficit fiscal para 2020 de -8.25%/PIB, una caída en el mercado laboral del 24.9%, además de una inflación del 2% por debajo del rango meta, una devaluación que en lo corrido de 2020 asciende al 24.83%, y una caída del PIB de por lo menos 5.5%.

A estos se le debe sumar una tasa de cambio con alta volatilidad, una baja recaudación tributaria de $25 billones y un aumento expansivo del gasto público al inyectar alguna dinámica de reactivación de la economía del país, haciendo impredecible el panorama para la economía en el 2021, dado los efectos negativos señalados por el reporte del DANE que muestra una caída de la producción nacional en el segundo trimestre de -15.7%, lo que ha obligado al gobierno nacional a pensar en un cierre presupuestal en la próxima vigencia fiscal, con enajenación de activos de entre $12 y $18 billones, aumento de deuda pública que pasaría en 2021 de $53.6 billones a $75.9 billones (41.6%).

La elaboración del presupuesto para 2021 en materia de salud, es consistente con las perspectivas y definiciones del programa de gobierno presentado por el presidente Iván Duque Márquez, donde se consignaron once propuestas explícitas para el sector y contenidas en el Plan Nacional de Desarrollo. Ya en PGN de 2019 se dio un aumento del 12% respecto a 2018, al pasar de $31.9 billones, a $35.8 billones discriminados en 22 billones para el aseguramiento, 11.2 provenientes del Sistema General de participaciones en el componente de salud, y otros conceptos..

Es importante mencionar que ante la caída del empleo se afecta la cotización en seguridad social y por lo tanto los recursos para el financiamiento del régimen contributivo y del subsidiado en su solidaridad (1.5%), no obstante el Gobierno Nacional mediante el Decreto 800 de 2020, viene reconociéndole al sistema su compensación, lo que implicó un desajuste parafiscal en el fortalecimiento de la salud de los colombianos, que ahora se sustituye como fuente temporal con fondos públicos, generando mayor presión fiscal.

El presupuesto para salud solo es superado por el de educación con $46 billones, y un crecimiento de 3.85%, y supera al de defensa y policía que se presentó en $34.5 billones, con una disminución para 2021 de -2.54% y de la cartera de trabajo que sería de $31.7 billones. Porcentualmente, el presupuesto de salud el tercero con mayor incremento en 2021, superado solo por transporte con $10.4 billones y un crecimiento de 24.91% y el de la registraduría de $924 mil millones y un aumento de 35.88%.



Del total de los $314 billones de presupuesto para 2021, dos conceptos se destacan para salud, aseguramiento en salud por un valor total de $22 billones y un aumento de 20.5% que representaría 1.9% respecto del PIB, mientras en 2020 fue de $18.3 billones y una representación del PIB de 1.8%. Por su parte los recursos para la salud provenientes del Sistema General de Participaciones SGP- serían de $47.7 billones, con un incremento de 8.7% y 4.2% del PIB. Al componente de salud le corresponde el 24.5% según documento de distribución, lo cual sería de $11.2 billones, distribuidos en $9.8 billones para la continuidad del régimen subsidiado (87%), $1.1 billones en Salud Pública (10%) y $336.390 millones para Subsidio a la Oferta (3%).

Así las cosas para salud, sumados estos dos renglones, los recursos serían de $33.2 billones, que representa el 93% del total de los asignados a la salud para 2021 y que representa el 92% del total de los recursos con los cuales se financia el régimen subsidiado, más los recursos de entes territoriales, Adres y licores nacionales y cajas de compensación familiar.



En una mirada retrospectiva del aseguramiento, es evidente el crecimiento real progresivo que se mantiene en la tendencia de los recursos para la salud desde la fuente del PGN y del SGP, con aumentos superiores a la inflación y salario mínimo, y muy por encima del 95% del total de los demás sectores de la economía. Esta relevancia es visible como quiera que en nueve años, entre 2013 y 2021, se habrían asignado y apropiado $215 billones, de los cuales el 92.45% fueron para funcionamiento y el 7.55% para inversión.

El presupuesto en salud en estos nueve años en promedio como porcentaje de participación del PGN es del 11% y como expresión del PIB, ha sido de 2.64%, destacándose los dos últimos años con 3.15% y 3.44%.



Finalmente, los esfuerzos del Gobierno Nacional son coherentes con sus premisas y líneas de acción establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo y normativas aprobadas, con la asignación presupuestaria para 2021, que es creciente y por encima de casi todos los demás sectores de la economía; pero la asertividad y efectividad estará marcada por el timing, entre la magia de las acciones y las realidades de un mercado, mundo y evolución de una pandemia que no parece ceder rápidamente y donde impera la incertidumbre en un momento histórico de nueva normalidad, y que paradójicamente es la menos normal de la que se tenga historia en lo local, con efectos en crecimiento económico contraído, 5.7%, la inflación por debajo de las previsiones, alta devaluación y volatilidades en la tasa de cambio, además de una severa tasa de desempleo que afecta la demanda agregada.


EL PULSO como un aporte a la buena calidad de la información en momentos de contingencia, pública y pone a disposición de toda la comunidad, los enlaces donde se pueden consultar de manera expedita todo lo relacionado con el Covid-19-


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com