MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 247 ABRIL DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

UCI pediátrica del Hospital San Vicente Fundación: 25 años en favor de los niños

De: Daniel Correa Parra
elpulso@sanvicentefundacion.com

El 16 de abril la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital San Vicente Fundación cumple 25 años atendiendo la salud de los niños de la ciudad de Medellín y de todas las regiones del país, que se encuentran en estado crítico. El Hospital y sus departamentos se han caracterizado por ser una institución de ‘puertas abiertas’ y la UCI pediátrica no pasa por alto este principio, pues según Yomara Martínez Parada, medica pediatra intensivista, “en la sala se reciben pacientes de todos los estratos, tengan o no tengan servicio o contrato; se acogen a todos independientemente de su seguridad social”.

El comienzo de la primera UCI en Medellín

La creación de la primera UCI es un hito muy importante para la ciudad, porque alrededor de 1990 la situación de los ‘niños graves’ en la ciudad era terrible, la mayoría de los que llegaban a los servicios de urgencias con un problema grave, no tenían una atención acorde a sus necesidades, por lo tanto la mortalidad era elevada, y tampoco había un entrenamiento apropiado del personal, ni los instrumentos para llevar a cabo los cuidados necesarios.

Esta difícil situación de atención y cobertura fue evolucionando cuando “en 1992 el pediatra Jairo Posada Bernal viajó a Sao Paulo, Brasil, y rotó por la unidad de cuidado intensivo pediátrica del Hospital Albert Einstein, y a su regreso elaboró un documento pequeño, de 3 páginas, sobre lo que era una UCI pediátrica” relata Augusto Quevedo Vélez, médico pediatra intensivista.

Según el doctor Quevedo, “Cuando yo era residente de Pediatría, el doctor Jairo Posada me pasó el documento para que lo leyera, y luego de revisarlo y analizarlo me puse en la tarea de construir un documento mayor con todos; se incluyó la historia del cuidado intensivo, la justificación, los requisitos, las indicaciones y el presupuesto con miras a proponer la creación de una UCIP en el Hospital. El documento se presentó a los compañeros de residencia y se creó un grupo de estudio sobre el tema.

“En el año 1993, ante las dudas de la institución sobre el beneficio de las unidades de cuidado intensivo para la época y las dificultades económicas, pedí una cita en el Ministerio de Salud en Bogotá y le presenté la propuesta al ministro de ese entonces, Juan Luis Londoño de la Cuesta, a quien le gustó la idea, consideraba que el Departamento de Antioquia y la ciudad de Medellín la necesitaban. Al final de la presentación llamó a la dirección del Hospital les dijo que el Ministerio apoyaba completamente en el desarrollo de este proyecto”.

Afortunadamente, la Fundación Amigos del Hospital Infantil y la Corporación de Amor al Niño, Cariño, habían comprado algunos equipos años atrás (ventiladores y monitores) que estaban sin usar y fueron destinados al proyecto y “al año, el 14 de abril de 1994 comenzó a funcionar la unidad con 5 camas […] los pediatras que originalmente empezamos fuimos: Jairo Posada Bernal, Jaime Noreña Ángel, Julio Correa Escobar, José Ignacio Duque Martelo, Juan David Muñoz y el doctor Jorge Mejía Cañas que fue la persona que tenía más formación en cuidado intensivo puesto que había tenido un entrenamiento en el Hospital de Niños de Costa Rica y nos guió en la formación inicial; posteriormente en 1997 llegaron al equipo las doctoras Yomara Martínez Parada y Mónica Ramírez”, explicó, Quevedo Vélez.

Evolución y avances a lo largo de sus 25 años

En sus inicios la mayoría de los pacientes que se atendían en la UCI correspondían a “niños con enfermedades respiratorias e infecciosas, de las 5 camas usualmente habían 2 o 3 ocupadas por niños con neumonías, bronquiolitis, sepsis, crup y trauma de cráneo”, mencionó Yomara Martínez Parada, médica pediatra intensivista. Actualmente se atienden todo tipo de patologías: pacientes con insuficiencia respiratoria, urgencias quirúrgicas y médicas, posoperatorios de cirugías complejas, intoxicados, diabéticos, infectados, politraumatizados, cardiopatías congénitas, entre otros.

Por su partela doctora Yomara Martínez resalta que el fortalecimiento y la evolución ha sido en todos los aspectos, no solamente en el número de camas, sino en complejidad, puesto que inicialmente los pacientes estaban en condiciones menos graves y actualmente los pacientes que están en la UCI se encuentran en estado muy crítico, con afecciones en muchos de sus sistemas.

Actualmente la sala cuenta con 12 camas de UCI y 16 de UCE para 28 camas en total de cuidado intensivo; según el reporte de atención del año 2018 el Hospital Infantil de San Vicente Fundación tiene el 38% de las camas de UCI pediátricas de la ciudad de Medellín.

Augusto Quevedo Vélez destaca 4 puntos que han impulsado y fortalecido el entrenamiento del equipo y el desarrollo del cuidado intensivo en la unidad: la primera fue el acompañamiento del doctor Jorge Mejía Cañas, en la formación básica en cuidado intensivo al equipo humano; la segunda las cirugías craneofaciales complejas realizadas en conjunto por cirujanos plásticos y neurocirujanos que impulsaron el desarrollo de la unidad y la puntualización de varios aspectos del cuidado intensivo; la tercera los trasplantes hepáticos, renales y hematopoyéticos, que llevaron a mejorar el entrenamiento del personal; y la última etapa el entrenamiento en el cuidado intensivo posoperatorio cardiovascular.

Por otro lado, explica que también ha habido una evolución tecnológica en todos los equipos, no solamente en los de monitoreo de funciones vitales, sino también en las herramientas de soporte ventilatorio, de terapia de reemplazo renal entre otros; esto ha permitido estar al día y a la par con las demás unidades de cuidado intensivo del mundo en desarrollo tecnológico.

De acuerdo con Yomara Martínez, la unidad cuenta con un amplio equipo siempre atento al cuidado de los pacientes: “4 médicos intensivistas pediátricos, 12 pediatras, un grupo de enfermeras entrenadas en cuidados intensivos y pediátricos, auxiliares de enfermería exclusivamente instruidas en la UCI, el recurso de terapia respiratoria y nutrición pediátrica”. Además, el Hospital Infantil de San Vicente Fundación y la UCIP cuentan con todas las subespecialidades pediátricas clínicas y quirúrgicas, condición única en la ciudad, la cuales permiten la atención integral de los niños.

Los retos son ampliar la cobertura de camas en la Unidad de Cuidado Intensivo Pediátrico, crecer hacia las otra dependencias como la nueva UCI pediátrica en Rionegro y el desarrollo del proyecto de la UCI cardiovascular pediátrica de la Unidad Infantil del Corazón, para los niños intervenidos por enfermedades congénitas y adquiridas del corazón, y para el cuidado posoperatorio de los niños con trasplante hepático y renal.

Por último, los dos médicos intensivistas coinciden si bien las condiciones de salud de la niñez han mejorado con respecto a años pasados, todavía existen dificultades en el cuidado de los niños por las condiciones sociales, las políticas de salud y las limitantes administrativas del sistema de salud; muchas de las enfermedades prevenibles y tratables progresan a problemas graves por desnutrición, falta de cuidados apropiados, falta de vacunación, privación de afecto, abuso infantil y maltrato, que en definitiva son factores que derivan de una situación social grave.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com