MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 11    No. 137  FEBRERO DEL AÑO 2010    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 


Emergencia social:
¿Respirador artificial para el sistema de salud?

Olga Lucia Muñoz López Periodista - elpulso@elhospital.org.co

Para conjurar la crisis del sistema de salud y la amenaza al orden social a raíz del deterioro de su sostenibilidad financiera, y el riesgo de perder continuidad en la prestación del servicio de salud, el goce efectivo del derecho y la universalización del aseguramiento, el gobierno declaró el estado de “emergencia social” el pasado 23 de diciembre, para adoptar medidas legales, extraordinarias e integrales para contrarrestar la crisis y factores que la agudizan. Más además de reconocer el caos imperante en las finanzas de la salud y de tratar de obtener nuevas fuentes de recursos, intervino toda clase de aspectos fundamentales del sistema, que abrieron un gran debate público en todo el país, el cual continuaba al cierre de esta edición, mientras además se estaba a la espera del fallo sobre la exequibilidad o no de la emergencia social, por la Corte Constitucional.

El gobierno reconoció las deudas estancadas y los pagos paralizados dentro del sistema: la más grande deuda fue reportada por la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC), por $3,57 billones que adeudan las EPS del régimen contributivo a las IPS, de los cuales 51,2% es cartera con más de 90 días de antigüedad. A los hospitales públicos se les adeuda casi $2 billones y una porción importante es cartera antigua; los departamentos deben a los hospitales unos $700.000 millones; el ECAT adeuda a IPS $140.000 millones; y las EPS afirman que Fosyga les debe $900.000 millones, mientras el gobierno dice que son sólo $500.000 millones que fueron glosados por el Fondo.
Aprovechando el estado de emergencia social, el gobierno expidió 15 decretos con fuerza de ley, mediante los cuales modificó el Estatuto Orgánico del Sistema Financiero y el Tributario, el Código Penal, la Ley Orgánica 715/01, las leyes ordinarias 100/93 y 1122/07 entre otras, y hasta artículos de la Constitución (356 y 357). Según el consultor Iván Jaramillo, el mérito de la intervención gubernamental, es atacar el problema por todos los flancos posibles: limita el gasto en salud racionalizando costos (en especial, prescripción y medicamentos), genera recursos tributarios para salud con el IVA a cerveza y juegos de azar, y otro impuesto al cigarrillo (busca generar $500.000 millones en nuevos impuestos), liberar $1,5 billones de diferentes cuentas (contratos liquidados del régimen subsidiado, aportes patronales de la Nación no utilizados, reservas de loterías por premios no reclamados y recursos territoriales no usados en ampliación de cobertura del subsidiado) para solventar las deudas más apremiantes, fortalece el control a la evasión y elusión en el pago de aportes a seguridad social, amplía cobertura del SOAT, autoriza negociación extra-judicial en cobros y recobros entre actores del sistema, exige eficiencia y competitividad a los hospitales públicos so pena de entrar en liquidación o fusionarse, modifica el flujo de recursos al crear un administrador fiduciario nacional centralizado para manejar el régimen subsidiado, reestructura el Fosyga (subcuenta de Solidaridad pasa al administrador del régimen subsidiado, subcuenta ECAT pasa al Fonsat de aseguradoras del SOAT, Fosyga y departamentos pierden el manejo de lo No-POS que pasa al Fonpres o Fondo de “Prestaciones Excepcionales en Salud -PES-“ que centralizará manejo de nuevos impuestos), creación en Fonpres del Organismo Técnico Científico para la Salud que determinará que es “científicamente” necesario para garantizar el derecho integral a la salud por fuera del POS y cumplirá así el papel de la CRES de regular el POS y el No-POS (en estratos altos esto promueve la medicina pre-pagada, a los asalariados se les facilita usar cesantías y pensiones voluntarias para sufragar gastos extras No-POS, y a los pobres si no se les subsidia significará limitación a su derecho a la salud), se promueve la lotería nacional y a Etesa la reemplazarían Comités Departamentales.
En materia de anti-corrupción, se dan a Supersalud instrumentos disciplinarios y penales para sancionar mal manejo de recursos financieros, especulación, fraude y falsificación de medicamentos, y omisión en servicios de urgencias que causen paseos de la muerte; se tipifica la conducta de estafa en la defraudación al sistema de salud. Se crea el Fondo de Lucha contra la Corrupción alimentado con multas y se le asignan recursos fiscales para operar de inmediato. A la Comisión Nacional de Regulación de Precios de Medicamentos se le autoriza a fijar precios límites de adquisición para todos los actores del SGSSS y se la habilita para fijar márgenes de comercialización.
Las críticas más fuertes a la emergencia son a la reforma a los Códigos de Ética médica y odontológica, al incompetente sistema técnico científico a implantar, a la autorización como especialistas a médicos sólo entrenados, al aumento del gasto de bolsillo para financiar la salud y a la destinación específica al IVA. Y que las soluciones son coyunturales y no de fondo.
Problemas no tratados
Según el consultor Iván Jaramillo, los decretos no dicen cómo se desentrañará el misterio que permite contratar y financiar en el régimen subsidiado a 24.7 millones de personas, cuando sólo se tienen carnetizados 20.6 millones (esto genera un descuadre de $1 billón: ¿quién disfruta, usa o desvía el dinero que financia a 4 millones de cupos fantasmas?). Agrega que se sabe que más de un millón de subsidiados, duplicados y triplicados, a un costo de $250.000 millones anuales, pasan los filtros de bases de datos del Fosyga (mallas de validación) gracias a triquiñuelas técnicas de las EPS, propiciando “corrupción legal”, pero además en las bases de datos de municipios hay 6.6 millones de subsidiados no registrados en el Sisbén, que ingresan sin derecho y por politiquería; existen también 5.9 millones sin documentos válidos de identificación y 2.8 millones de duplicados en el subsidiado y contributivo que generan doble costo por $700.000 millones. El subsidiado maneja casi $6 billones pero al menos $2 billones está traspapelado y la transparencia en su manejo generaría iguales o más recursos que los generados por la emergencia social.
Indica además Jaramillo, que hay 24 millones de cupos en el régimen subsidiado y 17 millones en el contributivo, lo que permite cubrir 93% de la población si se evita la corrupción que podría estar engullendo la plata de más de 4 millones de colombianos. El POS subsidiado cubre 60% del POS contributivo y la Corte Constitucional exige igualar ambos planes sin proponer fuente financiera que lo haga viable: “Ahora Presidente (Uribe) y Ministro (Palacio) justifican la emergencia social para garantizar la cobertura universal, bien sea la horizontal con un faltante del 6% o la vertical con un faltante del 40%, pero en los 15 decretos no hay una sola frase que explique cómo se logrará esto”.
 
Más información...

Emergencia social: ¿Respirador artificial para el sistema de salud?
Para conjurar la crisis del sistema de salud y la amenaza al orden social a raíz del deterioro de su sostenibilidad financiera, y el riesgo de perder continuidad en la prestación del servicio de salud, el goce ...

“Otro atropello a la profesión médica”
La Academia Nacional de Medicina expresó su profunda preocupación por los decretos-ley expedidos dentro de la emergencia social y “cree que, en conjunto, tales decretos representan un grave atentado...
“Se necesita reforma profunda del sistema”: ACHC
“La emergencia social fue la vía expedita del gobierno para organizar el flujo de recursos y encontrar fuentes de financiación, pero aprovechó para intervenir aspectos esenciales del sistema. Dos grandes cambios...
Emergencia social: Otra cirugía estética para un enfermo terminal // “País alcabalero”
El 23 de diciembre de 1993, Colombia en nochebuena, ni cuenta se dio del aguinaldo que le cayó por la chimenea: la Ley 100. Cosa rara, el 23 de diciembre de 2009, 16 años después, llegó otro aguinaldo...
Privatizan derecho a la salud // Yo juego, tú juegas...
Lo No-POS quedará en manos del “Fondo de Prestaciones Excepcionales en Salud (FONPRES), en cabeza de un administrador fiduciario distinto del Fidufosyga (¡gracias a Dios!), y de los “Comités Técnicos de ...
¿Técnicos o tecnócratas en salud? // Feria de recobros
Particularmente sensible es la normatividad alusiva al “Sistema Técnico Científico en Salud”, que al parecer poco tiene de técnico y menos de científico, creado por el decreto 131 del Ministerio de la Protección Social...
Conceptúan juristas - La emergencia social es inconstitucional
La inconstitucionalidad de la emergencia social declarada por el gobierno es evidente, a juzgar por los conceptos emitidos por juristas reconocidos. “Hay causales de nulidad en la declaratoria de emergencia ...
“El Presidente no puede legislar mediante decretos”
“A mí no me gustan los estados de excepción, salvo cuando las circunstancias indican que sin duda son pertinentes; se llaman de excepción justamente por eso, porque para la Constitución lo normal no es que ...
“Una emergencia para cuadrar balances”
“Infortunadamente tendremos emergencia para cuadrarle el balance de fin de año a algunas poderosas empresas de la salud y para algunos discursos pre-electorales, pero los problemas de fondo seguirán ...
“Abriendo un hueco para tapar otro”
“La emergencia social es inconstitucional sustancial y formalmente, desde el punto sustantivo y también adjetivo”, sostuvo el abogado constitucionalista y ex asesor de la Constituyente del 91, Albeiro Pulgarín...
“La crisis explotó con las deudas del Fosyga" // Empresarios rechazan alza del IVA
Para el presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), Juan Manuel Díaz-Granados, la crisis de la salud explotó con las deudas que el Fosyga tiene con las EPS, cercanas a ...
La “encrucijada” de la salud: paños de agua tibia o transformación total
Con la declaratoria de emergencia social, el gobierno parece reconocer dos años después de la Ley 1122/07 su fracaso para ajustar el sistema de salud, y esta vez, el estado de cosas tiende a seguir el...
“Insuficiente ante crisis de red pública" // “Emergencia para no cambiar nada”
La emergencia no trajo tranquilidad a los prestadores públicos. Para Olga Lucia Zuluaga, directora de Acesi, la situación solo daría alivio en el momento en que el flujo de recursos mejore para la red pública...
“Crisis con mucho más fondo”
En carta al Ministerio de la Protección Social, el decano de la Facultad Nacional de Salud Pública de la Universidad de Antioquia, Álvaro Cardona, afirma que tratar de resolver con mayores impuestos el...
Emergencia social de papel para una salud de sólo carnet
La emergencia social suscitó distintas reacciones entre expertos y gobernadores del país. Mientras los primeros afirman que esta medida no es justificable por cuanto la crisis del sistema de salud es una...
Gobernadores reclaman estabilidad de recursos y medidas favorables
En la última Cumbre de Gobernadores, tras la declaración del ministro de la Protección Social, Diego Palacio, de entregar entre $300.000 y $350.000 millones a los departamentos para aliviar el déficit ...
“El error partió del monopolio”
El economista Eduardo Sarmiento, afirmó que la concepción de la Ley 100/93 fue un gran error: “El gobierno le entregó la responsabilidad de la salud al lucro individual, sobre la base de que ellos brindaran el mejor...
 
 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved