MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 11    No. 137  FEBRERO DEL AÑO 2010    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 


En el Hospital
Universitario San Vicente de Paúl
Avanzados diagnósticos
y tratamientos para
enfermedades digestivas

Lady Maribel González Román - Periodista - elpulso@elhospital.org
Con la adquisición de equipos de última tecnología, una reforma de sus instalaciones locativas y la formación de un grupo de especialistas altamente calificados, el Hospital Universitario San Vicente de Paúl fortaleció su Unidad de Enfermedades Digestivas, que ahora ofrece avanzados diagnósticos y tratamientos desde principios de este año.
Ante la creciente demanda de la comunidad de tratamientos para dichas enfermedades, el servicio de Gastroenterología Adultos del Hospital San Vicente amplió así su portafolio de servicios y de exámenes diagnósticos, para ofrecer nuevas alternativas a sus pacientes.
La Unidad de Enfermedades Digestivas está a cargo de un calificado grupo médico: 3 gastroen-terólogos de adultos, dos hepatólogos que también cumplen funciones de gastroenterólogos, una gastroenteróloga y un hepatólogo pediátricos y un coloproctólogo, quienes realizaron sus programas de postgrado y entrenamiento en el país y en el exterior, con miras a optimizar los nuevos servicios de la Unidad.
La Unidad de Gastroenterología del Hospital venía prestando servicios de endoscopia alta o superior, colonoscopia o endoscopia inferior, y colangio-pancreato-endoscopia retrógrada o endoscopia para la vía biliar.

“Con los nuevos equipos podemos ofrecer nuevos exámenes diagnósticos de alta complejidad: con los equipos de enteroscopia de balón único y la cápsula endoscópica se puede estudiar el intestino delgado, y con el equipo de endonosografía que combina un endoscopio con un ecógrafo, se evalúan lesiones del tracto digestivo por medio del ultrasonido. Además, con los nuevos equipos de fisiología digestiva se mejorará el estudio de las patologías esofágicas y ano-rectales”, indicó el médico gastroenterólogo, William Valencia Gómez.
Complejos exámenes diagnósticos
- Enteroscopia de un solo balón: Explica el doctor Valencia Gómez, que en gastroenterología había un área de muy difícil estudio: el intestino delgado. “Ahora con la enteroscopia se desarrolla un gran avance, porque este examen permite visualizar patologías del intestino delgado. En la endoscopia normal o convencional se llega hasta el duodeno, pero solo hasta su segunda o tercera porción, y en la colonoscopia se observa todo el colon y a veces una parte terminal del íleon -otra parte del intestino delgado-, pero la mayor parte del intestino delgado no se podía ver. Con la enteroscopia de un solo balón se puede observar el intestino delgado en su totalidad y sus muy diversas patologías, antes consideradas casi como enfermedades raras. En el Hospital San Vicente no sólo haremos enteroscopia diagnóstica, sino que también se buscará detectar lesiones y hacer un abordaje terapéutico: muchas de ellas requerirán manejo quirúrgico, pero otras se pueden manejar por terapia endoscópica para evitar muchas cirugías a estos pacientes”, indicó el gastroenterólogo.

En la adquisición de equipos para la Unidad de Enfermedades Digestivas (enteroscopio de balón único, video-cápsula, endosonógrafo, equipo para fisiología digestiva o manometría de estado sólido, y endoscopio de alta definición con NBI o Imágenes de Banda Estrecha), el Hospital San Vicente invirtió $1.200 millones; y en la reforma de instalaciones locativas para el servicio de endoscopia, $190 millones.
La enteroscopia es un complejo examen de diagnóstico y terapéutica que requiere generalmente asistencia de un anestesiólogo, ya que a veces se necesita fluoroscopia (examen de radiología). La enteroscopia facilita la detección y ubicación de sangrados ocultos que no se saben de dónde provienen, y por los que estos pacientes eran sometidos a múltiples exámenes y cirugías a veces innecesarias.
La enteroscopia tiene dos abordajes: la anterógrada que se inicia por la boca, pasa por el esófago, el estómago, el duodeno y sigue hacia abajo; y la enteroscopia retrógrada se hace a través del colon, llega a la válvula ileocecal y empieza a subir por el íleon, hasta realizar un estudio completo del intestino delgado del paciente.
- Cápsula endoscópica: A diferencia de la enteroscopia, la cápsula endoscópica no es invasiva, ya que se trata de una cápsula pequeña que ingiere el paciente y que va tomando imágenes, incluso de las porciones iniciales del intestino delgado desde el duodeno, pasa por el yeyuno y llega hasta el íleon.
- Endosonografía o eco-endoscopia: En este complejo examen, un endoscopio tiene la capacidad en sus extremos de tomar imágenes sonográficas de las lesiones, entonces permite conocer exactamente las características de las lesiones en las paredes del esófago, el estómago y el intestino; estos órganos tienen varias capas, y de acuerdo con la localización y las lesiones, se define su abordaje y manejo. La endosonografía ayuda a definir las características de la lesión, su profundidad, el compromiso de órganos adyacentes y de ganglios. Existe además la endosonografía biliar y pancreática que permite observar pequeños cálculos de la vía biliar y lesiones del páncreas, en donde a veces es difícil distinguir entre procesos benignos o inflamatorios. También permite tomar muestras en estos órganos para hacer biopsias y drenajes de colecciones (quistes o abscesos), o aplicar sustancias para atenuar la inflamación de ciertas áreas. Por ello, la endonosografia tiene una función diagnóstica pero también terapéutica, lo que abre un abanico de posibilidades para los pacientes con patologías tanto del tacto gastrointestinal, como del páncreas y la vía biliar.
Unidad de fisiología digestiva
Otra área que se desarrollará en la Unidad de Enfermedades Digestivas, es la Unidad de Fisiología Digestiva, en la cual se monitoreará el funcionamiento de los órganos, especialmente del esófago, el estómago y los intestinos. Estos estudios son básicamente de trastornos de motilidad, y medición de acidez y alcalinidad. Desde hace unos años, en el Hospital San Vicente se hacía Ph-metría con la medición de 24 horas del Ph ácido del esófago, pero con la adquisición de nuevas herramientas se podrán hacer más estudios.
La Unidad de Fisiología contará además con nueva tecnología para hacer manometrías, exámenes para estudiar procesos de motilidad y contracción en el esófago (como acalasia, espasmo esofágico difuso, trastornos de motilidad inespecíficos, esófago de Cascanueces, entre otros), y la medición de la contracción del esfínter rectal (manometría ano-rectal) en patologías de disfunción del piso pélvico, incontinencia fecal y trastornos de estreñimiento (enfermedad común que no se estudia adecuadamente, por no tener la tecnología necesaria a nivel local para hacer el abordaje). Ahora se está a la espera de un software especial para adelantar procedimientos como las manometrías esofágicas y ano-rectales, la impedanciometría multicanal para patologías del reflujo gastro-esofágico y trastornos de motilidad esofágica. Estos estudios revelan si el paciente tiene problemas de relajación de esfínteres, ondas de contracción muy bajas o trastornos de motilidad esofágica o ano-rectal.
Según el doctor Valencia Gómez, “hay muchas enfermedades digestivas que podríamos estudiar y que ahora están en una especie de Caja de Pandora, porque no se tiene un adecuado estudio de ellas, todas se manejan de forma muy similar con tratamientos fijados a manera de 'plantillas', que multiplican las consultas de los pacientes o motivan cirugías innecesarias a los pacientes que no les ayudan realmente”.
Para prestar los nuevos servicios, los especialistas se entrenaron en fisiología digestiva (en Denver, Estados Unidos), en enteroscopia (en Venezuela), y en cápsula endoscópica (en Sao Paulo, Brasil).
Hoy, el Hospital Universitario San Vicente de Paúl puede afirmar que con los nuevos equipos y el grupo de especialistas de la Unidad de Enfermedades Digestivas, ésta se convierte en una de las más importantes de su tipo y amplía grandemente las posibilidades de tratamiento para los pacientes aquejados por estas enfermedades
 
Cromo-endoscopia electrónica: detecta
y visualiza lesiones pre-malignas
Los equipos nuevos de endoscopia del Hospital San Vicente tienen tecnología de punta -de última generación- que ofrecen imágenes de alta definición y un avance importante: por medio de un juego de luces, permiten observar las lesiones con diferente óptica y resaltar las lesiones potencialmente malignas. De esta forma se pueden detectar y evaluar lesiones pre-malignas antes de aparecer un cáncer, con determinado tipo de luz. Esto se llama cromo-endoscopia electrónica y en los equipos se conoce como Imágenes de Banda Estrecha (NBI por sus iniciales en inglés).
 
Otros artículos...
En el Hospital Universitario San Vicente de Paúl - Avanzados diagnósticos y tratamientos para enfermedades digestivas
Banco de Sangre sobre ruedas
II Meditech 2010 - feria internacional de la salud
2009: Gripe porcina, CRES, remiendos al POS, emergencia en arcas de salud...
Salud, Cultura y Sociedad El paciente también sabe
Llegan casi 2 millones de vacunas contra A (H1N1) a Colombia
País y Niñez - Primera infancia: construcción del capital social del país
Primer Simposio Internacional de Seguridad del paciente - Prácticas clínicas sin errores
Marihuana para uso médico: Del debate a la realidad
Corte Constitucional ordenó al gobierno unificar el POS a menores de 18 años
Acuerdo 08 de la CRES aclara y actualiza POS contributivo y subsidiado
Epidemias que originan los muertos en situaciones de desastre
 
Miembro de ADsalud - Intercambio de banners para páginas de salud
Miembro de ADsalud - Intercambio de banners para páginas de salud

 

 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved