MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 11    No. 137  FEBRERO DEL AÑO 2010    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

Los efectos del cannabis como planta medicinal son conocidos hace casi 5 milenios. En el libro chino Shen-nung Pen-ts'ao-Ching, el más antiguo de la literatura médica al cual se tiene acceso, se recomienda la marihuana para reducir el dolor del reumatismo y por sus beneficios en desórdenes digestivos; ésta es sólo una reseña medicinal de la planta que por siglos ha estado con nosotros.
En años recientes, sin embargo, la marihuana desencadenó conflictos y tensiones políticas: se suele castigar y señalar al individuo que la consume. Sólo pocos países empiezan a tener una visión humana y no sólo política de lo que el cannabis puede significar para un individuo en particular.
Entre 1840 y 1900, más de 100 artículos de revistas médicas americanas y europeas constataron sus valores terapéuticos. La marihuana se usó médicamente en Estados Unidos entre 1842 y 1937; ese mismo año, la Marijuana Tax Act fue aprobada por el poder legislativo, contra la opinión del representante de la Asociación Médica Americana, y allí se dio la primera restricción federal para su uso y distribución. Desde entonces, la investigación médica sobre la hierba fue impedida o dificultada por la opinión política.
Uno de los primeros pasos fue llevado a cabo por el presidente Nixon con la aprobación de la ley de Controlled Substances Act de 1970 (CSA, en español: Acta Nacional de Control de Sustancias); la ley fue un acto político del presidente en contra de la oposición a la Guerra del Vietnam y el comunismo. Su decisión no tuvo en cuenta el informe de la Comisión Nacional de Marihuana y Abuso de Drogas que él mismo había nombrado y la cual recomendó en aquellos años, la “descriminilización y posesión de marihuana para uso personal”. Bajo esta ley, las sustancias son enumeradas hasta el día de hoy dentro de 5 categorías: la marihuana fue clasificada como sustancia controlada en el “Schedule I” junto a la heroína, éxtasis, LSD, GHB y peyote, es decir, la considera droga con alto potencial de abuso, prohibida para cualquier uso, ya sea medicinal o no. Otras drogas como cocaína, codeína, oxicodona y metanfetamina -entre otras-, están en el “Schedule II”, menos restrictiva y que permiten ser prescritas si su uso médico es indicado.
Legalización del uso médico
Canadá fue el primer país del mundo en tener un sistema legal para regular el uso médico de la marihuana, en 2001. Los canadienses que padecen enfermedades terminales y estados crónicos como artritis, pueden cultivar y fumar legalmente marihuana o designar a terceros para que la cultiven; estas reglas son parte del primer sistema del mundo que incluye una provisión de marihuana pagada por el gobierno. A partir de esta ley, cualquiera que padezca una enfermedad terminal y cuya esperanza de vida sea inferior a un año, puede obtener marihuana presentando certificado médico. También se benefician pacientes que sufren dolores agudos, como en caso de esclerosis múltiple, cáncer, sida y epilepsia, así como formas graves de artritis y problemas en la médula espinal.
En Estados Unidos, los votantes de California en 1996 aprobaron un referendo que legalizó el consumo de cannabis para fines médicos. Después de este paso, en Estados Unidos se inició el debate y en octubre 19 de 2009, el gobierno de Obama anunció que fiscales federales deberán abstenerse de investigar o perseguir penalmente a “individuos cuyas acciones están claras y ajustadas a las leyes estatales existentes que tengan que ver con el uso médico de la marihuana”. El memo aclara que no se “legaliza la marihuana o se da una defensa legal a la violación de una ley federal”. Sin embargo, el fiscal declaró que las autoridades seguirán persiguiendo narcotraficantes que se esconden detrás de las leyes de marihuana terapéutica, para enmascarar actividades claramente ilegales.
Alaska, California, Colorado, Hawai, Maine, Maryland, Michigan, Montana, Nevada, Nuevo México, Oregón, Rhode Island, Vermont, Washington, y quizás, para cuando usted lea este artículo, Nueva Jersey, autorizan el consumo de la marihuana con fines terapéuticos.
La más rigurosa revisión científica de la marihuana para uso médico fue llevada a cabo por el Instituto de Medicina en 1999, bajo la dirección del Dr. Benson y Watson. En ella se enfatizan los poderes terapéuticos del cannabis, y se recomienda un uso apropiado del mismo en grupos cuidadosamente seleccionados, donde la marihuana inhalada solo sea uno de los pasos hacia vías más seguras y nuevas de proveer cannabinoides.
El fumar marihuana es dañino y sus efectos no pueden ser separados del tabaquismo: sus consecuencias incluyen aumento del riesgo de cáncer, daño pulmonar y consecuencias en el embarazo, entre otros. El placer, la memoria, el pensamiento, la concentración, la percepción sensorial y del tiempo, así como el movimiento coordinado, se ven afectados; además es importante resaltar los efectos de los cannabinoides que están en la marihuana, entre ellos el THC (Tetrahidrocannabinol), que pueden inducir episodios psicóticos transitorios o agudos.
La decisión del gobierno de Obama representa un cambio drástico frente a las políticas del anterior gobierno de George W. Bush, en donde se adelantaron acciones penales contra la venta de la marihuana médica, pese a las leyes locales que la autorizaban.
Como médico y ciudadano, no convalido la intromisión de conveniencias políticas en la medicina, ya que hay una gran diferencia entre la investigación, el uso médico de cualquier sustancia y el abuso de sustancias. Es indudable que se requieren más estudios para tener pruebas concluyentes de los efectos benéficos de la marihuana, pero la guerra a las drogas debe diferenciar claramente al uso individual de las organizaciones criminales. El uso del cannabis se debe abordar como un problema de salud pública, y no como una violación moral y de principios del individuo que padece de dependencias a determinadas sustancias.
 
Otros artículos...
En el Hospital Universitario San Vicente de Paúl - Avanzados diagnósticos y tratamientos para enfermedades digestivas
Banco de Sangre sobre ruedas
II Meditech 2010 - feria internacional de la salud
2009: Gripe porcina, CRES, remiendos al POS, emergencia en arcas de salud...
Salud, Cultura y Sociedad El paciente también sabe
Llegan casi 2 millones de vacunas contra A (H1N1) a Colombia
País y Niñez - Primera infancia: construcción del capital social del país
Primer Simposio Internacional de Seguridad del paciente - Prácticas clínicas sin errores
Marihuana para uso médico: Del debate a la realidad
Corte Constitucional ordenó al gobierno unificar el POS a menores de 18 años
Acuerdo 08 de la CRES aclara y actualiza POS contributivo y subsidiado
Epidemias que originan los muertos en situaciones de desastre
 

 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved