MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 11    No. 137   FEBRERO AÑO 2010    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co

 

Faltan campañas
de donación de órganos

Jorge Luis Jiménez Ramírez - Abogado

El pasado 6 de enero, la presidencia de la República de Chile promulgó la ley de donante universal que convierte en donante de órganos a todos los chilenos mayores de 18 años, salvo que se opongan por escrito. Colombia tiene vigente una disposición semejante de tiempo atrás, lo que permitió el gran avance que hoy tiene el país en este tema y le ha dado renombre internacional en materia de salud, además de permitirle pensar en la internacionalización de sus servicios de salud.
Infortunadamente, esta experiencia no podrá ser puesta al servicio de la comunidad internacional, por cuanto las limitaciones generadas por las autoridades administrativas del sector impiden ofrecerlo, insistiendo en las exigencias del decreto 2493 de 2004.
Los jueces constitucionales se han manifestado infinidad de veces sobre este tema, fundamentados en el artículo 100 de la Carta política, que establece para los extranjeros los mismos derechos civiles que se conceden a los nacionales, mas aún cuando este tema está íntimamente ligado a los derechos fundamentales de la persona humana.
Toda la legislación parte de la entrega altruista de los órganos, es decir: se trata de donaciones sin contraprestación, pues no puede ser la necesidad de un trasplante objeto de comercio, ni el conocimiento sobre el tema incentivo para ello.
Este tema varias veces tratado en estas notas tiene muchas aristas, pues el paciente que requiere el órgano, independientemente de la nacionalidad, tiene todo el derecho a acceder al conocimiento médico, y el Estado tiene la obligación de procurar que éste se facilite; para ello es necesario tener programas que permitan el máximo de convicción en la ciudadanía, del beneficio para los enfermos de ser donante altruista de los órganos.
España, líder en el tema de la donación de órganos, tiene una tasa de donantes de 34.3 donantes por millón de personas; para acercarse a una tasa parecida, deberían realizarse en Colombia campañas de educación sobre el tema, y así garantizar la oportunidad de la donación de un órgano a la mayor cantidad de pacientes posibles y agilizar autorizaciones para realizar el trasplante, a fin de no perder oportunidades de vida para los enfermos.
jljr@elhospital.org.co
 

 

 









Arriba

[Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved