MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 12    No. 158  NOVIEMBRE DEL AÑO 2011    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

HOSPITAL

Hospital Universitario de San Vicente Fundación
Primero en Colombia en disposición
final de fuentes radioactivas de cobalto

Sandra Patricia Parra García - Periodista - elpulso@elhospital.org.co
El Hospital Universitario de San Vicente Fundación nuevamente es ejemplo nacional al resolver la disposición final de dos fuentes radioactivas de Cobalto-60 que utilizó por años en su servicio de radioterapia, problema que deben solucionar otras instituciones de Colombia. En algunos hospitales del país todavía existen estas fuentes, porque los primeros equipos de radiación ionizante con los que se trataron enfermedades oncológicas usaban una fuente de Cobalto-60, isótopo radioactivo usado en el mundo desde los años 50 hasta los 80, pero en Colombia todavía hay equipos funcionando con ellas para hacer radioterapia.
Norman Harold Machado, físico con maestría en física médica, experto en tratamiento del cáncer con radiaciones ionizantes en el servicio de radioterapia del Hospital Universitario de San Vicente Fundación, explicó que la fuente de Cobalto-60 es una pastilla con un diámetro de dos centímetros, que emite un haz de radiación gamma de cobalto sobre el tumor del paciente. Cada pastilla tiene 10.000 curios de actividad y cada 5.3 años pierde la mitad de ella, decaimiento que afecta la duración del tratamiento y obliga a cambiarla.
A buen recaudo
En Colombia la radioterapia con equipos de Cobalto-60 empezó en los años 60 y en esa época el Hospital adquirió su primer equipo de Cobaltoterapia: un Gammatron Siemens. En los años 70 llegaron al país muchas fuentes de cobalto, pero la legislación no obligaba a su poseedor a comprar la reexportación a la empresa vendedora, cuando decayera su capacidad de radiación. El Plan Nacional de Cáncer del gobierno dotó a varios hospitales públicos de equipos de radioterapia con sus fuentes de cobalto y le donó al Hospital San Vicente de Paúl en 1978 un equipo canadiense denominado Theratrón 780.
En el Hospital se importa trimestralmente una fuente pequeña de Iridium 192 de 10 curios, usada para braquiterapia e implantes para el cáncer de cérvix y próstata; estas fuentes tienen licencia de exportación y reexportación. Por eso el Hospital tramita ante Ingeominas la licencia de manejo de material radioactivo, pero hace unos 2 años, Ingeominas cuestionó la formalización del manejo de las dos fuentes de Cobalto-60.
La solución
Para resolver el problema, se contrataron los ingenieros argentinos que instalaron el Gammatrón, para que lo desmontaran y lo pusieran en lugar seguro, donde no dejara escapar radiación a pesar de su baja actividad; y contrataron a Gemedco para desmontar el Theratrón 780. Luego empacaron la cabeza completa de los equipos en contenedores.
Ingeominas estipuló que la única forma de sacar las fuentes radioactivas del Hospital era en contenedores Tipo B (para transportar material radioactivo), resistentes a incendios, impactos, inmersiones, etc. El Hospital contactó a los fabricantes en el exterior y éstos se negaron a llevarse las fuentes, y no quisieron alquilar o vender los contenedores Tipo B.
El Hospital entonces, con ingeniería y mano de obra colombiana, y con el visto bueno de Ingeominas, fabricó contenedores Tipo B bajo especificaciones de “Arreglos Especiales”, con muchas pruebas de resistencia. Luego se garantizó el transporte desde Medellín hasta el búnker de Ingeominas en Bogotá, con las debidas condiciones de seguridad.
Ingeominas entregó la licencia para el traslado y puso al Hospital Universitario de San Vicente Fundación como modelo para instituciones del país que aún tienen fuentes radioactivas. El pasado 19 de octubre, el Hospital hizo el traslado de la primera fuente (cuyo contenedor pesaba 2 toneladas), con una empresa experta en transporte de material radioactivo; la segunda, que pesaba una tonelada, se envió el pasado 27 de octubre. Cada camión llevó los emblemas de Naciones Unidas y los de material radioactivo, tuvo escoltas de vigilancia y restricción de velocidad máxima de 40 kilómetros por hora.
Vale destacar que el Hospital no escatimó esfuerzos durante dos años, para lograr este cometido. Las fuentes llegaron sin problemas a Bogotá y ahora Ingeominas las tendrá en el búnker por 70 años; cuando decaiga totalmente su actividad, serán depositadas como residuos normales, tal como el material radioactivo de medicina nuclear en los hospitales.
 
 
Otros artículos...
“No actualización del POS disparó recobros”: Defensoría
EPS: ¿gestoras de riesgo o tramitadoras de cuentas?
Centros Especializados de San Vicente Fundación - La última tecnología para la atención de alta complejidad en salud
Centros Especializados de San Vicente Fundación: ¡Por la vida!
“Una gran obra que es luz de esperanza”
“Hospital Universitario de San Vicente Fundación mantiene acreditación en salud
Primera quimioterapia intra-arterial en Colombia para salvar ojos de bebés
Hospital Universitario de San Vicente Fundación Primero en Colombia en disposición final de fuentes radioactivas de cobalto
Promocionales de Corpaul: productos con sentido social
Habilidades para la vida - El poder invisible de las preguntas esenciales
La importancia de la comunicación en salud
Corte respaldó Ley 1438 de ajuste en salud
Cooperativas de Trabajo Asociado en el banquillo: también en salud
Aumentan casos de tosferina en Colombia
Preocupa uso indiscriminado de antibióticos
Estatinas servirían contra osteosarcoma
Consorcio SAYP administrará el Fosyga
“El negocio de la salud, una ecuación desigual”
Segunda fase de vacunación contra sarampión
En la Universidad de Antioquia - Pregrado de Medicina, primero en Colombia con acreditación internacional
En Clofán: primer implante intraocular reflectivo en Latinoamérica
Médicos rurales de Antioquia: sin plaza, sin licencia, sin trabajo, sin pago...
En Casanare: 3.504 niñas en programa de prevención de cáncer de cuello uterino
 

 

 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved