MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 12    No. 158 NOVIEMBRE DEL AÑO 2011    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co


Cuentas recíprocas en salud: altísima diferencia entre pagadores y aseguradores
Jaime Alberto Peláez Quintero - Especialista en Economía de la Salud elpulso@elhospital.org.co - elpulso@elhospital.org.co

Tras la publicación de los resultados financieros de los aseguradores en salud del régimen contributivo y subsidiado, según consolidado de la Supersalud a junio 30/11, es menester hacer algunas consideraciones respecto del estado de iliquidez del sistema de salud, que tiene a aseguradores, prestadores y red pública, y proveedores de servicios en general en estado máximo de alerta, con efectos altamente perjudiciales para garantizar la permanencia de muchas instituciones de la salud y con ello la debida atención en salud.
En la administración pública existe un procedimiento contable en la técnica de auditoría, que consiste en identificar y verificar los saldos de las cuentas para luego confrontarlos, a manera de cuentas recíprocas. Es decir, que debe existir una correlación entre lo que un ente económico tiene como cuentas por cobrar (deudores) y sus cuentas por pagar (acreedores), de tal suerte que sea posible, que lo que la empresa tenga por recuperar y recaudar corresponda con lo que por ese mismo concepto, clientes o pagadores tengan registrado como cuenta pendiente por pagarle a dicha empresa.
De acuerdo con este procedimiento y una vez contrastadas las cifras presentadas por la Supersalud a junio 30/11, los saldos del Fosyga son totalmente incongruentes y no presentan relación de reciprocidad alguna, lo que pudiera explicar la falta de liquidez y fluidez de los fondos que irrigan el subsistema financiero del sector salud, que tienen altamente afectados a los aseguradores en salud y la red pública hospitalaria.
Valor de activos en régimen contributivo y subsidiado a
junio 30 de 2011 - (Cifras en miles de pesos)
Mientras las aseguradoras en salud a junio 30/11 registraron un saldo consolidado en la cuenta Deudores (cuentas por cobrar) por $5.7 billones (1) y de $7.2 billones, cuando se incluyen las cuentas por cobrar al Fosyga por $1.5 billones (2) (por compensación, CTC, SJ), el Fosyga por su parte tan sólo registra al mismo corte de junio $859.601 millones en el consolidado de las 4 subcuentas, pero apenas $26.834 millones en la subcuenta de Compensación, $8.961 millones en la subcuenta de Solidaridad, $2.910 millones en la subcuenta Promoción y $820.895 millones en la subcuenta ECAT (Eventos Catastróficos y Accidentes de Tránsito).
Ello indica que existe una diferencia neta de $6 billones 294.188 millones, entre la cuenta Deudores y el Fosyga, como cuentas recíprocas o pagadoras en este caso. O lo que es lo mismo, el Fosyga únicamente tiene registrada el 12% de las deudas que presentan las aseguradoras del régimen contributivo y subsidiado en salud, a junio 30/11.
Cualquier análisis respecto de las deudas, atraso, o dilación con el flujo de recursos de salud, entre pagadores, aseguradores y prestadores, necesariamente deberá iniciar por cuestionar por qué el Fosyga no tiene registrados los mismos volúmenes de facturas de venta que los aseguradores, siendo diametralmente diferentes, pues para que las deudas puedan ser pagadas, deben ser reconocidas, ciertas, reales, registradas y conciliadas. Sorprendentemente, esta práctica administrativa-financiera no se cumple, lo que advierte dos situaciones de análisis: que el Fosyga realmente las haya recibido, pero estén guardadas en cajas de cartón, sin registro alguno, o sencillamente que el Fosyga no las reconoce como ciertas y reales, por lo que sería importante conocer su motivación.
En el segundo caso, que el Fosyga no reconozca estas deudas, implica que los estados financieros de estas aseguradoras están sobrevaloradas y subvaloradas en otras cuentas, lo que afecta su razonabilidad a efecto del dictamen contable. Pero lo más preocupante: de no ser ciertos estos valores de las aseguradoras, los indicadores de liquidez y capital de trabajo serán dramáticamente negativos para estas empresas y casi las haría insostenibles, dada la magnitud de valores reportados por las aseguradoras en salud, como quiera que el agregado en el contributivo fue de 1.2 y en el subsidiado de 0.9.

Valor de pasivos en régimen contributivo y
subsidiado a junio 30 de 2011 - (Cifras en miles de pesos)

A este lamentable panorama financiero, se suma otro ingrediente que afecta aún más la liquidez y capital de trabajo de estas empresa, y es que las cuentas por pagar, que si deben ser ciertas y disponer de todos los documentos soportes, suman en total $6.6 billones, de unos pasivos de $7.2 billones. En otras palabras: de no ser cierto las cuentas por cobrar, ¿con qué recursos se pagarán las altas cuentas por pagar del sistema, cómo lograrán subsistir las empresas de salud que están a la espera de estos reconocimientos económicos y que tienen cómo demostrar la prestación efectiva de un servicio de salud?
Finalmente, llama la atención que ante tal iliquidez de fondos en la salud en aseguradores y prestadores, paradójicamente a junio 30/11 en el consolidado del Balance General el Fosyga tenga registrada en la cuenta Inversiones Administración de liquidez-renta fija, $4.583.249.465.315.25, es decir, el 82% del valor del activo total. Asimismo, que en el Estado de Actividad Económica, Financiera y Social por Subcuenta (3), se presentó un valor negativo de $23.840.320.248.14 en la subcuenta de Compensación y de $500.370.748.177.49 en la subcuenta de Solidaridad, para un valor consolidado como final del ejercicio de $139.504.574.614.91. Esto indica que aquí se ve reflejado el efecto neto del crédito interno por $800.000 millones de la subcuenta del ECAT el año anterior (4), lo que induce indefectiblemente a presentar valores negativos en la principal fuente de financiación del sistema de salud, al tiempo que para la larga lista de Deudores el panorama es de negros nubarrones, en donde el más afectado será indudablemente el paciente, dado que no habrá recursos y atenciones oportunas en salud.
Notas
1. Son de $3.197.651.909 en el régimen contributivo y de $2.539.765.805 en el subsidiado.
2. Cuentas por cobrar Fosyga (Compensación CTC. SJ) a junio 30/11: $1.416.371.418 en el régimen contributivo y $91.817.026 en el subsidiado.
3. EAFES, equivale al Estado de Resultados en el sector público.
4. Ley 1398 de julio 12/10 autorizó a Minprotección a realizar operaciones de préstamo interfondos (entre las Subcuentas ECAT y de Compensación del Fosyga), para cubrimiento y pago de atenciones No-POS del régimen contributivo, sin exceder $800.000 millones y pagadero en 10 años.
 
 
 







 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved