EDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 12    No. 161 FEBRERO DEL AÑO 2012    ISSN 0124-4388    elpulso@elhospital.org.co

Fundado en Medellín, el 30 de julio de 1998. Director: Julio Ernesto Toro Restrepo. Comite Editorial: Juan Guillermo Maya Salinas, Alba Luz Arroyave, Jairo Humberto Restrepo, Javier Ignacio Muñoz y Gonzalo Medina. Dirección Comercial: Diana Cecilia Arbeláez. Editora: Olga Lucía Muñoz López. Asesoras comerciales: María Eugenia Botero y Clara Inés González M. Web master: Santiago Ospina Gómez


¡Un POS esquizofrénico!

Así, mientras la realidad de la salud de los colombianos y el farragoso acceso al servicio de salud van por un lado, todo parece indicar que la percepción del gobierno de esa realidad y por ende las erróneas soluciones que plantea, van por otro camino.
Este es el sentir que reina en el sector luego de la actualización del Plan Obligatorio de Salud (POS), porque pese a los multimillonarios recursos invertidos y el trabajo acopiado por cientos de personas en todo el país, la CRES apenas entregó un pálido listado de inclusiones al anacrónico Plan, que sólo en algo se compadece con las necesidades de los colombianos en salud y alivia poco la crisis estructural del sistema.
Entretanto, los distintos representantes del gobierno, se deshicieron en elogios al “nuevo POS”… En su presentación, el presidente Santos alabó: Los niños con sordera profunda tendrán el implante para recobrar la audición. Las mujeres accederán a métodos modernos para detectar cáncer de mama y de cérvix (“Todas las mujeres podrán hacerse el examen de cuello uterino y la mamografía, porque -aunque suene increíble- hasta el mes pasado no tenían acceso al procedimiento preventivo las más de 7 millones de mujeres del régimen subsidiado mayores de 18 años”). Se incluyeron avances para diagnóstico y medicamentos costosos para tratar el cáncer. En salud mental, “donde se presentan varias de las enfermedades más recurrentes de los colombianos”, se incluyó más tiempo de consulta y medicamentos de nueva generación para la depresión.
El presidente resaltó que en enfermedades cardiovasculares, el régimen subsidiado ahora accederá al ecocardiograma, un “uso de últimas tecnologías para diagnosticar y tratar correctamente casos complejos”…
En oftalmología, subsidios para monturas de anteojos al régimen subsidiado y usuarios del contributivo con ingresos inferiores a 2 salarios mínimos (“Este es un muy buen ejemplo de cómo este nuevo POS genera condiciones más equitativas, porque muchas personas de bajos recursos, aunque pueden adquirir los lentes que necesitan, se quedan en las mismas porque el marco de las gafas es más caro y no tienen cómo costearlo”). En odontología se autorizarán prótesis dentales totales, al mismo sector de bajos ingresos.
¿Valió la pena esperar tantos años para ver que salen con lo mismo? ¿Hasta cuándo el gobierno seguirá con la irrespetuosa costumbre de convocar a todo el mundo, de poner a los académicos y sabios a estudiar lo divino y lo humano, para después de escuchar sus juiciosas y fundamentadas recomendaciones, hacer todo lo contrario?
Todo el mundo coincide en las mismas críticas: las inclusiones parciales -muy parciales- muy restringidas, son en realidad exclusiones veladas, porque para un cuadro patológico que por naturaleza es complejo, sólo sirve un tratamiento igualmente complejo, minucioso, integral. Cualquier eslabón que se quite a la cadena afecta la integralidad de la atención en salud.
Si se examinan los listados del nuevo POS, muy pocos serán los logros reales, es mucho más lo que queda por fuera que lo que queda por dentro. ¿Dónde quedó el reconocimiento del derecho a la salud de todos los colombianos y a la prestación del servicio de manera oportuna, en condiciones de equidad, con calidad e integralidad?

 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved