MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 16    No. 198  MARZO DEL AÑO 2015    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

Desequilibrio normativo en exigencias
de habilitación a EPS e IPS


“Acreditación en Salud:
ganancias de país en alta
calidad de prestadores”: Icontec
Olga Lucia Muñoz López - Periodista elpulso@elhospital.org.co

Consultado sobre el balance de la Acreditación en Colombia, el director de Acreditación Salud del Icontec, Carlos Edgar Rodríguez, respondió a EL PULSO: “La Acreditación tiene una trayectoria de más de 20 años, desde que OPS publicó el manual de acreditación para hospitales en América Latina, al cual siguió el primer manual adaptado a la realidad colombiana, que utilizamos en 2004. En los últimos 10 años avanzamos hasta la tercera versión de estándares, adoptados con la resolución 123/12. Esta versión del manual incluye aspectos novedosos en seguridad del paciente, humanización, gestión del riesgo, mejoramiento continuo, entre otros, con los cuales se auto-evalúan las instituciones hospitalarias, siendo un instrumento que recoge las tendencias mundiales en la materia”.
Agregó que en un trabajo conjunto de los ministerios de Salud y de Comercio, Industria y Turismo, Icontec, las instituciones acreditadas y la OES (Organización para la Excelencia de la Salud), se adelanta ante ISQua el proceso de acreditación internacional de este manual, lo cual hará aún más competitivo el modelo. Indicó que a la fecha hay 32 instituciones de salud acreditadas (24 privadas y 8 públicas), y un número importante de instituciones con procesos de auto-evaluación avanzados, entre otras, los hospitales universitarios que según la Ley 1438/11 tienen plazo hasta 2016 para acreditarse.
Indicó que en hospitales públicos también se nota un avance, en razón de la obligación para los gerentes de realizar procesos de auto-evaluación con base en estándares de acreditación, elemento de evaluación de su desempeño. Y señaló puntos claves del balance: “El logro por Icontec de la acreditación internacional de ISQua en 2009 y 2013, con lo cual nuestro sistema se constituyó en referente latinoamericano; avances técnicos en ejes del sistema, en referenciación entre instituciones, en la dinámica de requisitos de entrada -primero voluntarios que se convierten en prácticas obligatorias-, con lo cual la calidad de la atención en salud en el país avanza, pese a las dificultades sectoriales”.
Y recalcó: “Lo realmente valioso ha sido y será el proceso de transformación cultural que generamos en diferentes frentes en pro de la calidad. Los avances en seguridad de la atención en salud son reconocidos internacionalmente y son importantes para las instituciones, los trabajadores y sobre todo para los pacientes. Con el tiempo estos logros se pueden amplificar a otros ejes del modelo, como la humanización, y lograr resultados importantes para toda la sociedad. Lo importante es que el gobierno estimule a los hospitales a seguir trabajando en pro del mejoramiento continuo de la calidad y que se incluya a todos los actores del sistema. Icontec cumple una tarea de catalizador, de impulsor, que es valiosa pero no es la única importante”.
¿En que van los incentivos por la Acreditación en Salud?
Al respecto, el directivo explicó: “Hemos sido interlocutores del gobierno varios años en este tema, presentamos múltiples alternativas de incentivos y los ministros plantean diferentes posiciones. Nuestra postura no ha variado mucho y se resume en ideas que recalcamos: la primera, que las instituciones interesadas en el mejoramiento continuo deben hacerlo por un profundo convencimiento y compromiso inicial de los líderes, dueños, accionistas, etc., que debe trasmitirse a toda la organización, y que parte de entender que la prestación de servicios de salud debe hacerse con altas especificaciones de calidad: esto es una obligación ética ineludible. Si la Acreditación se basa en la búsqueda de incentivos, se comete un grave error cultural, que en parte explica la resistencia de algunos líderes a promover incentivos que distorsionen el interés legítimo; aquí la convicción debe ser la primera variable. De hecho, lo más interesante de estos modelos es darse cuenta de que al que hace las cosas bien, le va bien”.
Y agregó: “La segunda idea: se requiere fortalecer el prestigio de la Acreditación en Salud, de lo cual el gobierno debe ser garante principal; si el actor político no cree en el sistema, es difícil que las instituciones crean; pero no basta con que un ministro diga que cree en el proceso, sino que lo exprese en sus actos administrativos, en asignación de recursos, en el interés legítimo de desarrollar el tema, en que constituya un norte de todas las instituciones, pero en este punto ha habido altibajos. Hay muchas formas de hacer visible el esfuerzo de las instituciones, incluso sin invertir mucho: por eso el reconocimiento del gobierno en 2014 al sistema y a las instituciones acreditadas es valioso; pero se requiere una política y difusión del significado en forma continua”.
Aclaró: “Es importante aclarar que el gobierno desarrolló algunos incentivos que no se conocen mucho y que se han realizado inversiones importantes para estimular a los hospitales públicos en el tema, generar instrumentos, capacitar, etc. Lo que ocurre es que la necesidad es mucho mayor que las inversiones y también se requiere compromiso de los directivos. A la vez la falta de continuidad, tanto de los programas como de la gente que los debe liderar, hace que el avance sea lento. El gobierno actual anunció varias veces la expedición de un nuevo paquete de incentivos, que son necesarios, pues es evidente que hacer calidad cuesta. Hay que confiar en que esas promesas se cumplan”.
Y continuó su explicación: “La tercera idea: se necesita incluir a los pagadores en el sistema y que la calidad cuente al contratar servicios. Lo que debe valorarse es que una institución acreditada puede ofrecer una atención más integral y beneficiar más al usuario, y por tanto a la larga, a su pagador. Debe considerarse aquello de que 'lo barato sale caro' y hay que buscar puntos de acuerdo en relaciones de mayor confianza entre las partes, con horizontes más largos. La acreditación demuestra que es un aliado del sistema de salud y que atender bien, paga en todos los casos; tenemos ejemplos de pactos entre asegurador y prestador, en beneficio de la atención para el paciente, que generan retornos igualmente al pagador y al prestador. A la vez, se necesita cambiar la concepción que existe sobre la calidad como un asunto administrativo, procedimental y documental: la verdadera calidad de la atención en salud son buenos resultados clínicos y mejor salud para la población, y ese debe ser el objetivo final de todo sistema de salud”.
Agregó que debe evitarse estigmatizar al que intenta hacer las cosas bien: “Es un cambio de cultura que requiere apoyo permanente de todos los actores, no es un asunto solo del gobierno. Pongo un ejemplo práctico: con base en listas de chequeo, un anestesiólogo detecta que falta un dispositivo para realizar un procedimiento programado; la cirugía podría realizarse, pero corriendo riesgos para el paciente; el problema es que el equipo está listo y la sala preparada, perder la oportunidad de uso del quirófano cuesta dinero, ¿entonces qué hacer, cancelamos la cirugía? Algunos profesionales prefieren exponer al paciente al riesgo, por razones económicas o de cultura, y a veces las directrices de la alta gerencia también promueven este comportamiento inseguro. Supongamos que se realiza el procedimiento y ocurre un evento adverso grave en el que el dispositivo se requiere y por su carencia el paciente fallece: todos debemos asumir el costo de esa decisión. De eso se trata la calidad: de prever, de anticipar y desarrollar condiciones de atención y una cultura segura, que cuesta y debe pagarse; lo que no hemos comprendido es que el error cuesta mucho más, esa es la gran lección de la seguridad en otras industrias”.
Y sobre incentivos, concluyó: “Debe quedar claro que en casi todos los modelos de calidad es deseable hacer un ajuste a la realidad del sistema y eso requiere una racionalidad con un justo medio. Si se quiere incentivar la calidad, ésta debe formar parte de las transacciones, contratos, controles, y eso no ocurre. El gobierno puede aprovechar mejor estos desarrollos de calidad en beneficio de todos los ciudadanos. Un ejemplo interesante es el anuncio del Ministerio de Educación de ejecutar el programa ’Ser pilo paga’ en universidades acreditadas: éste es un estímulo concreto y poderoso para que todas las universidades se muevan hacia la calidad. En el sector salud deberían tomarse decisiones similares”.
“EPS y Secretarías de Salud también deberían acreditarse”
El doctor Rodríguez hace este llamado: “Deberíamos entender que la acreditación no es solo para las IPS: debería ser un objetivo de largo plazo acreditar EPS y acreditar las Secretarías de Salud. En las EPS se requiere concertar un trabajo para actualizar estándares, que inicien ya procesos de auto-evaluación y avanzar en ello. En las Secretarías debe retomarse el tema, pues la NTC es una norma genérica que ayuda al mejoramiento, pero no es específica para el sector salud. Entonces se requiere avanzar en definición de estándares específicos y apuntarle al cumplimiento. Para ello se requiere trazar una ruta, tener decisión política y no bajar la guardia en exigencias. Nuestra experiencia apunta a que ese camino sirve y que no tiene atajos”.
Propuestas para mejorar la Acreditación en Salud
El doctor Rodríguez concluye: “Propusimos múltiples alternativas, resalto las siguientes: el gobierno debe desarrollar un Plan Nacional para el Mejoramiento de la Calidad en Salud, con un capítulo muy fuerte sobre Acreditación para IPS, EPS, ETS. Así lo plantea la Ley 1438/11 que está en mora de ser reglamentada y que también habla de implementar incentivos. Es necesario avanzar en desarrollo de estándares, para lo cual se conformó hace años la Unidad Sectorial de Normalización en Salud, que el gobierno debe reactivar y dinamizar para generar estándares, como estándares específicos para EPS, para programas de Atención Primaria, para ETS, etc. Hay logros de la acreditación muy importantes que debería conocer la población, como que algunas de nuestras instituciones acreditadas tienen resultados de primer mundo y que hay hospitales públicos acreditados con altos estándares; si los usuarios conocen esas diferencias pueden exigírselas a su asegurador y eso impulsaría un cambio de fondo. También es vital estimular la acreditación de instituciones de baja complejidad para mejorar la calidad de los programa de promoción y prevención, e incidir más en la salud que en la enfermedad; para ello se requiere apoyo del gobierno, estabilidad de los directores, un rediseño de organismos de gobierno corporativo y mucha información a la sociedad. En el artículo 3 de la resolución 2082/14 se definió la conformación de un Consejo Asesor para el Sistema Único de Acreditación, que podría ser un valioso instrumento para incluir el tema en la agenda política y darle al sistema el valor que realmente tiene y el apoyo que requiere”.
 
Más información...

Ley del embudo en habilitación: Lo ancho para las EPS, lo angosto para las IPS
A propósito de la expedición del decreto 2702 que actualiza y unifica las condiciones financieras y de solvencia de las aseguradoras en salud en Colombia, exigibles para la habilitación y permanencia de las...

“Acreditación en Salud: ganancias de país en alta calidad de prestadores”: Icontec
Consultado sobre el balance de la Acreditación en Colombia, el director de Acreditación Salud del Icontec, Carlos Edgar Rodríguez, respondió a EL PULSO: “La Acreditación tiene una trayectoria de más de 20 años...
Supersalud defiende normas de habilitación de EPS
“Es importante precisar que las funciones de Supersalud son de inspección, vigilancia y control, por lo que la regulación no se encuentra en el ámbito de nuestra competencia”, respondieron voceros de la Súper ...
Normatividad en salud debe ser equitativa y acorde a la realidad de país
El decreto 1011 de 2006, por el cual se establece el Sistema Obligatorio de Garantía de Calidad de la Atención de Salud del Sistema General de Seguridad Social en Salud y el decreto 2702 de 2014, por el ...
“Falta equilibrio en las exigencias del Sistema Único de Habilitación a EPS e IPS”
“En términos de equidad, hay una falta grande de equilibrio en las exigencias de habilitación para prestadores y aseguradores, tanto en la definición de la norma como en el proceso evaluativo”, conceptuó...
“Por igualdad de condiciones para prestador y asegurador”
“Si nosotros somos dos grupos de trabajo, el prestador y el asegurador, tendríamos que estar en igualdad de condiciones para acceder a una mejor calidad en la prestación, pues ambos tenemos que ir con ...
Acemi considera corto el plazo de habilitación de EPS
“El plazo dado a las EPS para la capitalización adicional de 7 años es corto, si se considera que, en el caso del sector financiero, se dio a las entidades la posibilidad de acceso a créditos que pagarían en un...
“Gobierno exige habilitación mínima a las EPS y máxima a las IPS”: ACHC
“El decreto 2702 con las condiciones de habilitación para las EPS, es una pieza maestra de lo que es el desequilibrio normativo a favor de las EPS en el país y en perjuicio de las Instituciones Prestadoras de ...
“Habilitación de EPS mantiene falso esquema de aseguramiento en salud”: ACHC
Ante la expedición del decreto 2702 de habilitación de las EPS, la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC) señaló que el gobierno, bajo la errónea concepción de que EPS es igual a...
La habilitación de EPS: para que sigan igual
El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, anunció durante buena parte del segundo semestre de 2014 que su cartera preparaba un nuevo decreto de habilitación de EPS que depuraría su cantidad -bandera desde el ...
Habilitación de EPS: para salvar aquellas en aprietos
Entre buena parte de los actores del sistema de salud se concluye que el decreto 2702 del 23 de diciembre de 2014, que actualiza y unifica las condiciones financieras y de solvencia de entidades autorizadas para...
 
 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved