MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 16    No. 229  OCTUBRE DEL AÑO 2017    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

Los problemas de la salud quedarán para el próximo gobierno

Juan Carlos Arboleda Z. - elpulso@sanvicentefundacion.com

Juan Carlos Giraldo Valencia es un médico caldense que desde 2001 dirige la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, desde donde se ha convertido en uno de los interlocutores más reconocidos en el país cuando se habla del sector salud. Visitante asiduo al Congreso de la República ha sido responsable de muchas leyes pero también de debates profundos al sistema. Su trayectoria empezó mucho antes e incluye el paso como viceministro de salud durante el gobierno de Ernesto Samper (1997-1998), fue Ministro encargado en varias oportunidades, incluyendo curiosamente, el momento donde se realizó un paro de los trabajadores de clínicas y hospitales públicos de junio de 1997; posteriormente se desempeñó en la Defensoría del Pueblo como Defensor Delegado para la Salud durante el periodo de José Fernando Castro.

Además de su pregrado en la Universidad de Caldas es especialista en alta dirección del Estado de la Esap, tiene una maestría en administración de salud de la Javeriana y otro de gestión de centros y servicios de salud de la Universidad de Barcelona y según algunos ha sido el responsable de la actual imagen de los hospitales y clínicas del país. Amable, sonriente, y siempre dispuesto a hablar de salud, conversó con EL PULSO en el marco del V Foro de soluciones exitosas del sector salud.

“Esta es la quinta versión del Foro de soluciones exitosas, un evento que ha venido creciendo y que arranco en su primera edición con ocho experiencias, ahora llegó a 34 en esta versión. El evento va creciendo el interés, en audiencia y va incrementándose la calidad técnica de las presentaciones. Creo que es el evento de más expectativa en crecimiento en el sector salud en los próximos años y posiblemente aumentemos su frecuencia a cada año, ahora se hace en los años impares, mientras en los pares realizamos el congreso internacional y la Feria Meditech”.

Hablemos del estado actual del sistema, cómo ve a Medimas, y que en tan pocos días después de su entada en operación ya tenga a cuestas una solicitud de la Procuraduría para su intervención, desavenencias entre socios filtradas a los medios, y miles de quejas de los usuarios.

Veo la continuidad de un problema que no se ha tratado bien. Esto arrancó hace siete años cuando Saludccop entra en crisis y el gobierno decide intervenirla, pero al ver que no podía hacer nada la liquida y le da a la fuerza un impulso a Cafesalud, que no tenía un buen pronóstico. El gobierno dejó atrapada a toda esta población allí, casi seis millones de personas asignadas a una EPS que no fue capaz de desarrollar una red, ni un modelo integral de atención, la siniestralidad creció y terminó siendo una población maltratada. Bajo ese escenario se toma la decisión de hacer una venta y crear una nueva entidad, y nosotros desde el principio dijimos que se tenía que garantizar una red y un modelo, que responder por la operación y además, resolver el pago de las acreencias de Cafesalud. Hoy estamos viendo como se cosecha lo que se sembró con una gran cadena de improvisaciones.

Habrá que dar un compás de espera más largo a Medimas.

Esto no se resuelve cambiando de nombre, acá hay un problema estructural y el actual gobierno tiene muchas dificultades para reconocer que la estructura no funcionó, todo lo que no se hizo en promoción y prevención se está pagando en enfermedad y frecuencia de uso, y el cambio no se da de un día para otro solo cambiando de nombre del asegurador; se requiere una reforma, pero además, porque el problema no es solo de unas pocas EPS, si vamos a las regiones en Antioquia está Savia Salud en crisis, en Bogotá es Capital Salud, Coomeva retirándose de municipios es muy sintomático. El sol no se puede ocultar con la mano del gobierno, aquí hay muchos problemas y creo que ya no los pueden resolver, es más, el presupuesto de este año está desfinanciado, y por eso creo que la gran cruzada desde el sector es pedir a los candidatos a corporaciones y presidencia de la república que nos digan cual es el modelo de salud que van a implementar y cuáles son las propuestas de reforma que tiene diseñadas.

Puede ser temprano para hablar de elecciones presidenciales, pero ya hay más de 25 precandidatos, ¿qué debería pedirles los colombianos a ellos en sus propuestas de salud?

Lo primero es que se comprometa con una reforma, y dentro de ella decir claramente cuáles son sus componentes, y responder preguntas claras: qué se va a hacer con la red hospitalaria pública, qué se va a hacer con el papel de las EPS, cuál su postura frente a la integración vertical, cómo fortalecer la prevención y promoción, cómo dar un nuevo papel en salud a las entidades territoriales, cómo regular o crear incentivos para que haya más trabajo por calidad y buenos resultados para las población, con esas preguntas, y según como las respondan, se puede ver si existe una buena orientación, porque no es solo hablar de recursos para financiar el sistema, aquí hay un problema muy serio de administración del modelo de aseguramiento y de falta de una política pública real de prevención y promoción, esos cosas las tiene que resolver.

El Adres cumple su primer mes de funcionamiento, ¿cómo lo percibe hasta ahora?

Es prematuro evaluar el ADRES pero a nosotros nos gusta la figura de un banco de la salud. El ADRES todavía tiene funciones limitadas, es un Fosyga con otro nombre, pero ya es una entidad pública. Al ADRES le faltan funciones, creemos que ese banco de la salud tiene que ser un repositorio de los recursos pero también un acumulador del riesgo y un manejador de la información, y en ese sentido le falta desplegar esas otras funciones, la noticia positiva es que ya está creado el repositorio, pero le falta mucho para convertirse en un asegurador central, hay que esperar que se adecuen los sistemas de información.

¿Qué tan cierto es que quienes se están enriqueciendo con el sistema de salud colombiano son los prestadores?

Me parece que es un análisis al que le faltan varias columnas y simplemente se ha mirado en un agregado y no han querido explicar ampliamente que debajo del tema de las utilidades que se dan en el papel, utilidades contables, hay un problema de flujo de recursos y recuperación de cartera, entonces lo que falta decir es que se han mostrado unos efectos meramente contables, sin descontar ni analizar cuál es el porcentaje de cartera, estamos seguros que un inmenso porcentaje de esa cifra se debe a ese ítem, entonces esos dineros figuran en la liquidez, y se confunde lo facturado con lo recaudado dando la impresión de que hay un sector nadando en la liquidez cosa que no es cierta. Le faltan columnas al análisis para que quede completo.

Más información...
Los problemas de la salud quedarán para el próximo gobierno
“Mejor le mando las facturas, no me pague por la población no asegurada”
Medimás, entre la esperanza y la intervención
Ministerio de salud clasificó calidad de las EPS
Superando la cicatriz con la inclusión social
Campaña “Te quiero cuidar” en busca de la prevención de quemaduras evitables
Verdades, realidades y mitos financieros de la salud en Colombia
El ADRES: un mes de operación para una transición hacia un banco de la salud
Vivir con alas: vivir alegre
COMEDAL, una cooperativa saludable
Un proyecto académico que articula procesos comunitarios
¿Necesitamos un nuevo código de ética médica?
“Por nuestros pacientes, vale la pena estar aquí”
Huracanes: más allá de techos derrumbados y árboles caídos
América Latina debe apuntarle a la Prevención y Promoción



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved