MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 16    No. 229  OCTUBRE DEL AÑO 2017    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

América Latina debe apuntarle a la Prevención y Promoción

elpulso@sanvicentefundacion.com

La prevención de la salud y la promoción de la enfermedad son la solución para lograr no solo un mayor estado de bienestar de los ciudadanos, sino también la sostenibilidad de los sistemas de salud en el mundo. Así se desprende de las conclusiones del Foro Cluster Salud organizado por la Revista América Economía los pasados 11 y 12 de septiembre en Medellín y donde una de las jornadas se dedicó a explorar el tema en medio de un entorno donde el subcontinente busca avanzar hacia una cobertura universal y de calidad, pero enfrenta a la vez escasez de recursos.

Jaime Moya, Gerente de Salud de la Clínica Ricardo Palma de Perú, señaló que un problema para tener a la prevención como eje articulador de los sistemas de salud se encuentra en que se trabaja bajo un paradigma centrado en la curación, aunque evidentemente sea más eficiente actuar en atención primaria que en los altos niveles de complejidad. “La realidad es que los prestadores viven de las acciones prestadas y la rentabilidad de la prevención no se puede ver hasta los 20 o 30 años después de aplicada, y eso puede no ser atractivo para un asegurador”. El doctor Moya llamó la atención sobre un hecho pocas veces considerado y es que Muchas veces los factores de riesgo pueden partir de adiciones y eso implica trabajar también en cambios conductuales de la sociedad.

Por su parte Sinay Arevalo Leal, Director de Innovación y Planeación de la Fundación Cardioinfantil de Colombia, insistió en que no se deben contraponer dos acciones naturales de la medicina: prevenir y curar: “hay que ponerlas en diálogo armonizarlas como objetivos últimos de la medicina, ahora bien, hasta donde dejar los problemas a la medicina y no ubicarlos en lo socio sanitario porque al fin de cuentas la salud es un tema social”. El doctor Arevalo coincidió en que el problema para pensar en prevención desde el tercer nivel de complejidad es que allí el incentivo está centrado en hacer procedimientos.

Ramón Rosales Avilés, Subsecretario de Servicios Médicos de la Ciudad de México, hizo énfasis en que una buena medicina debe cuidar, pero esto solo es posible solo sí se enfrentan los retos epidemiológicos, la muerte prematura, y los cambios demográficos, así como los retos financieros de los sistemas de salud. “Es importante que los sistemas de salud mantengamos sanos a los sanos, y acá la prevención es fundamental pero se debe complementar con detección temprana y luego con acciones, mantener al diabético controlado, por ejemplo. A futuro la prevención debe ser un trabajo concertado entre estado y actores privados para investigar, pero también debe ser un trabajo desde la educación a los niños, si ellos no aprenden a cuidarse en el futuro no habrán sistemas sostenibles”.

La doctora Azucena Restrepo Herrera, Presidenta San Vicente Fundación, llamó la atención sobre la necesidad de evolucionar de la prevención como se conoce hasta ahora, hacia una prospección que tenga inferencia de los sistemas de información con un uso inteligente de la gran data para hacer intervenciones en los grandes números y conglomerados humanos. “Se necesita interdisciplinariedad entre dos ciencias, la medicina y la ingeniería unidas para trabajar hacia el fin de enfrentar el desafío de la prevención. Se debe trabajar en red público-privada y en Colombia ya está el marco regulatorio, el interés debe ser el mejor nivel de salud de la población”. La doctora Restrepo concluyó que se debe gobernar la comorbilidad, ya que mucho de lo que se habla en salud es más responsabilidad de las políticas públicas, y debe ser resultado de acciones conjuntas.

Finalmente, Jaime Calderón Herrera, Director Ejecutivo del Instituto de Evaluación de Tecnologia en Salud, IETS, indicó que hay un conflicto entre la ética médica (hipocrática) y la ética de la salud pública, porque mientras la primera pide actuar para salvar la vida, la segunda busca una costo efectividad donde se privilegian la utilización de los recursos sobre porcentajes más grandes de la población, lo cual entra un poco en contradicción con una premisa en el país donde ninguna decisión en salud se puede valorar desde la economía.

Lina Arango, líder de la Asociación Salud Para Nuestros Hijos, indicó que: “estamos peor que antes, no se han firmado contratos con las IPS, no tenemos atención por colapso, no hay sistema, no hay citas ni valoraciones con especialistas, no hay entrega de medicamentos esenciales. La situación es lamentable. No queremos que se desate una nueva ola de muertes a la espera de una solución con Médimas”.

En el mismo sentido se han manifestado las asociaciones de pacientes con cáncer y otras enfermedades graves, para quienes la situación es más compleja, pues aunque requieren atención inmediata, continúan a la espera de autorizaciones médicas, cirugías y otros tratamientos.

Francisco Castellanos, director de la organización Defensa del Paciente, señala que el balance del primer mes de Medimas no es positivo y lo califica como agrio: “Estamos altamente preocupados porque existe incertidumbre en torno a cuál será el modelo de salud y la red de prestadores con los que Medimás garantizará la prestación de sus servicios”, situación que se estaría presentando en todo el país.

Por su parte Néstor Álvarez presidente de la Asociación de Pacientes de Alto Costo indicó que: “Los centros de autorización de Medimás están solos porque solo están haciendo recepción para cambiar órdenes y no están entregando inmediatamente ni están evacuando lo que tienen. Hay una represa de autorizaciones”, situación con la que no solo se afectarían los pacientes de alto costo: “se convirtió en un cuello de botella porque solamente están recibiendo el documento y mandando volver al paciente a los 10, 12 días”, añadió Álvarez.

En Cali Alexánder Camacho, subsecretario de Salud Pública, indica que en su despacho se han registrado peticiones de usuarios desde la entrada en operación de la EPS: “Solicitamos a la Gerencia Regional y a la Superintendencia explicación sobre cada uno de los casos”, y al momento de cierre de esta edición no se habían obtenido respuestas.

Por su parte las agremiaciones de hospitales tanto públicos como privados se han mostrado preocupadas porque las cuentas no les dan. De la cifra de un billón 400.000 millones de pesos de la venta de Cafesalud, 200.000 millones cubrirán la deuda con el Fosyga y 600.000 millones se irían en un cruce de cuentas entre Cafesalud y las IPS que la compraron, de lo cual se desprende que “Quedan 400.000 millones de pesos para pagarlos en 5 años. ¿Ustedes creen que esa es la liquidez que necesita el sistema de salud?”, dijo Juan Carlos Giraldo, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas.

A la situación se sumó el escándalo generado por una grabación donde el doctor Gerardo Valenzuela Tovar, alto funcionario de Medimas, cuestiona que los médicos envíen medicamentos, exámenes y tratamientos que pueden considerarse como costosos, lo grave es que lo hace en términos que dejan entrever que la política de gestión de la entidad será la contención de costos más allá de las necesidades de los pacientes.

Según el senador Eduardo Pulgarín, en cuatro semanas se han retirado de esta EPS alrededor de 700.000 afiliados probablemente por el “temor” de lo que parece venirse encima, ya que los usuarios de Cafesalud tenían sus esperanzas puestas en que con el cambio mejoraría los servicios, y si bien es cierto que en todo proceso de inicio se debe dar un compás de espera, el asunto es que cuando lo que se tiene en riesgo es la salud y la vida, esos compases no pueden ser de semanas o meses.

Más información...
Los problemas de la salud quedarán para el próximo gobierno
“Mejor le mando las facturas, no me pague por la población no asegurada”
Medimás, entre la esperanza y la intervención
Ministerio de salud clasificó calidad de las EPS
Superando la cicatriz con la inclusión social
Campaña “Te quiero cuidar” en busca de la prevención de quemaduras evitables
Verdades, realidades y mitos financieros de la salud en Colombia
El ADRES: un mes de operación para una transición hacia un banco de la salud
Vivir con alas: vivir alegre
COMEDAL, una cooperativa saludable
Un proyecto académico que articula procesos comunitarios
¿Necesitamos un nuevo código de ética médica?
“Por nuestros pacientes, vale la pena estar aquí”
Huracanes: más allá de techos derrumbados y árboles caídos
América Latina debe apuntarle a la Prevención y Promoción



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved