MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 3    NO 35   AGOSTO DEL AÑO 2001    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co
Fundado en Medellín, el 30 de julio de 1998. Director: Julio Ernesto Toro Restrepo. Comite Editorial: Alberto Uribe Correa, Augusto Escobar Mesa, Juan Guillermo Maya Salinas, José María Maya Mejía. Editora: Albaluz Arroyave Zuluaga. Dirección Comercial: Diana Cecilia Arbeláez.
Curioso  

Muy curioso. Nadie creyó lo que juró y perjuró el Gobierno Nacional y particularmente el Ministro de Hacienda en relación con lo estupendo que sería para la salud y la educación de los colombianos, la reforma a la llamada Ley de Trasferencias y a los artículos 356 y 357, de la distribución de los recursos y de las competencias, de la Constitución Nacional. Y aseguró el Ministerio de Hacienda, hasta por su misma página de Internet, que lo que quería el Gobierno Nacional era garantizar el crecimiento de los ingresos para los municipios, distritos y departamentos, destinados a la educación y salud de los colombianos; estabilizar y aumentar, por encima de la inflación, los recursos para las regiones todos los años; fortalecer la educación pública con más cubrimiento y calidad; evitar costos académicos adicionales para los padres de familia colombianos; unificar las nóminas de todos los maestros para que reciban su remuneración en forma cumplida; y esta, que sí es la más difícil de creer, por contraria a la realidad: controlar el desbordado crecimiento en los costos de la salud pública.
Ya lo hemos hablado acá, la inversión del país en actividades de salud pública está reducida a su mínima expresión y para constatar esto no hay que hacer ningún esfuerzo extraordinario. Afirmar que el gasto en salud pública está desbordado, es por lo menos, vivir en otro planeta, o creer que todos somos tontos. ¿Quién iba a creer que con la economía estatal tan maltrecha, el Ministro de Hacienda se batiera a brazo partido con sindicatos, asociaciones, e incluso con entes del mismo Estado, por aumentar los recursos para los dos sectores más mal tratados siempre? Sería como la llegada del redentor esperado por años, lo cual, por supuesto, no era cierto porque lo que sí era y se sostuvo en los debates en el propio recinto del Congreso, es que lo pretendido era un importante ahorro para tratar de cubrir el déficit fiscal en un monto del orden de los 9 billones de pesos en siete años. Insuficiente ante el problema fiscal, sí, pero ese era “el tapado”, que luego el mismo Ministro de Hacienda reconoció cuando admitió que el nuevo régimen de transferencias hacía parte del ajuste que se requería para equilibrar las finanzas y disminuir el déficit fiscal.
Prometer unos alivios y hasta alcanzar unas condiciones superiores a las actuales para la salud y la educación apoyados en el sueño de un desempeño ideal de la economía, cuando lo que tenemos y vivimos es todo lo contrario, es tratar de engañar como se engaña a niños pequeños.
Más del 50 % de los colombianos no tiene hoy por hoy acceso a los servicios de salud. Mañana la cosa será distinta. Con menos recursos, la gravedad de la situación social será nunca antes vista. Y un desempleo con tendencia a incrementarse, empeorará el clima social, además de que éste es el hecho que más incide sobre las posibilidades del sector de la salud. Si no hay empleo, no hay contribución al Sistema General de Seguridad Social, ni hay consumo y por tanto, tampoco impuestos indirectos. Y sí habrá, en cambio, deterioro en las condiciones de seguridad, aumento en la violencia y deterioro de los demás aspectos que tienen que ver con la salud pública, esa misma que dizque tiene el gasto desbordado, como si se estuviera haciendo mucho en su favor.
Los días por venir son negros, máxime si desde ya, antes de que entre en vigencia la reforma, tenemos una situación angustiosa en la mayoría de las instituciones de salud. Y el problema no es lo que a ellas les suceda, no; son los niños y las madres, los adultos y los ancianos, son los miles de personas que van a llegar a buscar servicios a los centros de urgencias y a las consultas de los hospitales y tendrán que seguir derecho, posiblemente hacia sus tumbas.

 




Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Observatorio | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved