MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 3    NO 35  AGOSTO DEL AÑO 2001    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

La Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia


Cumple

130 años

Yuli Andrea Atehortua M. Periodista, Medellín
Es muy difícil calificar el trabajo realizado durante tantos años, resumir los esfuerzos, los intereses, las dificultades y logros, el influjo de tantas vidas puestas al servicio de la medicina y tantas otras salvadas por ella.

Es difícil, sobre todo en aniversarios, pero en este momento los procesos que ha generado y los resultados obtenidos por la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia son la constatación de la calidad humana y académica que posee.
Nuevo currículo
Para hacer un control de calidad, garantizar la educación que se ofrecía en la Facultad y el desempeño de sus egresados, alumnos, docentes y entes administrativos gestaron dos procesos a finales de los 90: la autoevaluación y la renovación curricular. Con la primera se logró que se le acreditara con el mayor numero de años que concede el Ministerio de Educación Nacional a un programa de pregrado, lo cual la lleva a encabezar la lista de las mejores facultades de medicina del país. Con la segunda, se ha cualificado los contenidos del pregrado mediante la transformación del macro y microcurrículo, que ya se ha implementado en tres semestres. Los currículos tradicionales del postgrado se han revisado en un 75%, a partir del esquema previsto por la Federación Latinoamericana de Especialidades Clínicas y Quirúrgicas.
Investigación: paradigma del siglo XXI
Poseer el mayor número de Grupos de Excelencia conformados y desarrollando acciones de investigación, fue una de las razones por las que la Facultad de Medicina obtuvo el 56% de los $36 mil millones que recibieron diversas facultades de parte del Sistema Universitario de Investigaciones del Alma Mater en el 2000.
Con este dinero, la Facultad financia las investigaciones en las áreas de inmunovirología, neurociencias, inmunología celular e inmunogenética, reproducción, inmunodeficiencias primarias, el Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales, PECET, además de trabajos relacionados con ofidismo, malaria, genética molecular y otros cuatro de las categorías B, C Y D. Éstos grupos se han dedicado a estudiar asuntos de interés para el país como la lesmaniasis, la parasitosis intestinal, la enfermedad de alzheimer, entre otras, y han aportado a la comunidad científica internacional descubrimientos y respuestas a los interrogantes que día a día se plantean.
Por otra parte, la Facultad actualmente trabaja en una reforma administrativa que propone la creación de la Escuela de Investigaciones Clínicas Médicas Públicas "queremos una escuela donde la investigación sea el paradigma principal, sea pauta para la formación de los estudiantes de postgrado y el posterior relevo generacional" afirma el decano Alberto Uribe Correa.
Impulso de vida
A través del Programa de Trasplantes, creado en 1976 y que desde entonces desarrolla de manera conjunta con el Hospital Universitario San Vicente de Paúl, ha dado a muchos una segunda oportunidad y ha mejorado de manera significativa su calidad de vida. Este trabajo ha significado el reconocimiento de este grupo de transplantes como líder y pionero en el ámbito nacional y latinoamericano.
Estas entidades realizan transplantes renales, hepáticos, cardiacos y de médula ósea. El más reciente logro de este Programa fue un trasplante de células de cordón umbilical, que se realizó el pasado 30 de mayo para ayudar a sobrevivir a un niño de siete años que padece adrenoleucodistrofia, una enfermedad metabólica y hereditaria.
La Facultad a futuro
"Con la globalización, la nueva sociedad del conocimiento y la Ley 100 pienso que hay grandes dificultades institucionales, sociales y económicas en las que se moverán los egresados. La facultad las ha previsto y por eso ha generado las reformas curriculares, ha renovado permanentemente la biblioteca y ha hecho grandes inversiones para dotar la IPS con las últimas tecnologías, como el área de unidad de cirugía ambulatoria y de gastrohepatología", estima el Decano, respecto al futuro de los egresados y la calidad del servicio que presten.
Para lograrlo, la Facultad trabaja para tener como mínimo el 10% de sus profesores con un título de doctorado, por eso se ha exigido especializaciones a quienes se presentan a las convocatorias públicas para docencia y se ha estimulado a los estudiantes investigadores sobresalientes con becas para realizar doctorados y maestrías en las universidades Harvard y Yale, auspiciado por empresas antioqueñas como Aces y Conavi.
La intención para el futuro es optimizar también los proyectos y programas que adelanta en los distintos municipios donde rige la regionalización, como en Rionegro, en el oriente antioqueño, donde tiene convenio con el programa UNI, en Turbo, donde realiza el programa de Asistencia Vida Infantil, en Uraba con su trabajo en Ofidismo, así como su presencia en el Bajo Cauca y Magdalena Medio.



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Observatorio | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved