MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 3    NO 35  AGOSTO DEL AÑO 2001    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

RIPS, vistos por
las EPS Y ARS
La sanción está implícita para quien no cumpla con la nueva reglamen-tación, ya que a partir del primero de julio los nuevos formatos debida-mente diligenciados son indispen-sables para el pago de las facturas.
Paula López - Periodista, Medellín

Una de las principales dificultades que ha retrasado la implementación de los Registros Individuales para la Prestación de Servicios de Salud (RIPS), ha sido, en opinión de las fuentes consultadas por EL PULSO, la falta de entrenamiento e información en cuanto a los procedimientos para implementarlos.
Al respecto, Luis Eduardo Torres, miembro del Comité de Sistemas de Información que desarrolla este proyecto en el Ministerio de Salud, opina que es un error que las EPS o las ARP no se preocupen por su red de prestadores y no los acompañen y soporten en esta nueva metodología, y expresa que en Bogotá se está trabajando duro por brindar información completa, detallada y práctica, de modo que a todos los prestadores de servicios de salud les quede claro por qué son necesarios los RIPS y cuáles son las maneras más adecuadas para ajustarse a ellos. "Hay un municipio en el Amazonas donde no hay computadores, pero la EPS está desarrollando un trabajo conjunto con las IPS llenando planillas y digitando datos en pueblos vecinos. El éxito de esta nueva modalidad depende en gran medida del apoyo que representen unas empresas con las otras", declaró Torres.
El propósito de este nuevo registro es conocer detalladamente el perfil epidemiológico del país, de manera que se pueda regular, estandarizar y analizar la información recogida para desarrollar políticas de salud a nivel nacional. También sirve como soporte de facturación, porque sin él ningún prestador de servicios de salud podrá hacer efectivos sus cobros.
Falta instrucción
César Madrid, Coordinador de Trámite de Cuenta en la EPS Coomeva Cali, afirma que este proceso no ha sido del todo satisfactorio para las IPS, pues muchas manejaban sus propios software para organizar la información y facturar, por lo que les resulta poco atractivo tener que cambiarlos. "Por otro lado, no hay una cultura de la optimización de procesos a través de la sistematización y las personas, de municipios pequeños en el mayor de los casos, se muestran renuentes a aprender a manejar el programa", explica Madrid.
Juan Carlos Palacio, gerente de una empresa de programación y diseño de software, agrega que la situación es más compleja con el personal antiguo de las instituciones en algunos municipios, "son personas difíciles de capacitar y la situación es más complicada si cuentan con simpatías del sindicato o tienen cierto apadrinamiento político", advierte.
Los meses de abril, mayo y junio fueron para que las diferentes IPS se prepararán para empezar a practicar con rigor esta nueva reglamentación. "El Ministerio de Salud se encarga de emitir la norma pero la capacitación a los prestadores del servicio corre por cuenta de las Direcciones Seccionales de Salud, porque son ellas las directas responsables de difundir la medida a nivel departamental", sostiene Luis Eduardo Torres, funcionario de Minsalud.
Hacer ver las ventajas
Sandra Gallego, Gerente de Salud Colmena Riesgos Profesionales, sostiene que es vital una buena planeación desde las IPS que les permita definir cuál alternativa de las que ofrece el mercado, se ajusta más a sus condiciones para diligenciar los formatos de los RIPS.
Menciona además que el reporte de estos registros en esta ARP es poco, pues las IPS no se sienten bien informadas. "Algunos no tienen claro lo que hace el Ministerio de Salud con esta información y no les afecta demasiado, excepto cuando el asunto toca el presupuesto", apunta Gallego. Por lo tanto, a su modo de ver, se debería hacer más énfasis en las ventajas administrativas y organizacionales que trae la implementación de este método.

La importancia de estos registros radica en que permiten obtener información estadística a nivel local y nacional para tomar decisiones gerenciales y administrativas.
Por su parte, Mónica Ruiz, directora Regional de la EPS Sánitas en Antioquia, sustenta que es mucho más cómodo recibir toda la información de manera sistematizada. Además, porque se maneja con mayor agilidad la facturación de todos los trabajadores independientes y de los proveedores con la información detallada que exige el formato RIPS.
La contralora médica de esta misma entidad, Marta Valencia, explica que la agilidad será mayor cuando todos los prestadores de servicios de salud entiendan el funcionamiento de estos registros y comenta que en los dos últimos meses, menos del 50% de ellos están trayendo el RIPS debidamente diligenciado.
Otras bondades
Para Carlos Mario Arango Giraldo, Coordinador de Sistemas de Información en Salud de Comfenalco, los beneficios que aportan los RIPS a las EPS son grandes: "anteriormente había entre 250 y 300 formatos aproximadamente para recoger la información. En los papeles de un solo paciente era común encontrar tres y más veces los datos de su identidad y se presentaba la duplicidad de procesos por no haber instrumentos más prácticos para efectuar esta tarea", manifiesta Arango y agrega que "nuestra experiencia ha sido positiva pues el 80% de los proveedores están cumpliendo con el diligenciamiento de los RIPS, aunque en esta primera etapa la idea es ayudarle al proveedor para que entienda y se acople a la norma".
Para él esta nueva metodología refleja en gran medida la calidad del servicio que se le está prestando a los usuarios "porque quien esté adoptando la norma tiene que aplicar tecnología en el proceso de atención. Las que no estén presentando estos registros o estén encartadas es porque tecnológicamente les hace falta más trayecto".
Arango Giraldo manifestó que las IPS locales han mejorado mucho, por compromiso con el proceso y por presión. Ahora se preocupan por corregir las inconsistencias que aparezcan en el formato, además porque es un beneficio para ellos que entre otras cosas reduce los precios.
Hablando de plata...
El asunto tiende a mejorar pues el mercado está ofreciendo alternativas y proveedores de software para el manejo de sistemas de información a bajos costos. Así mismo, ofrecen paquetes de servicios que pueden acomodarse al presupuesto de los diferentes prestadores.
Entre esos servicios se ofrece el alquiler del software, el cual, cada mes, puede tener un costo de $95 mil; la adquisición y adaptación del formato de facturas y RIPS simultánea, que cuesta alrededor de $480 mil; la Institución Prestadora de Servicios genera la factura bajo otro medio y la empresa le genera el RIPS con un sistema propio. Esta modalidad puede tener un costo de $280 mil. Y el proceso completo tiene costos que varían según el numero de registros. Uno, por ejemplo, cuesta entre $110 y $140, mientras que entre 200 y 300 registros valen alrededor de $35 mil.
La consecución del módulo completo de facturación y RIPS, puede alcanzar un precio hasta de $2´400.000.
"En un principio la metodología puede afectar la liquidez de las IPS, pero más adelante se consolidarán las ventajas que brindan los medios magnéticos para organizar información de manera más eficiente y práctica", aseguran voceros de Minsalud.
Liliana Ángel, encargada de la facturación en el Hospital Gabriel Peláez Montoya, de Jardín, Antioquia, cuenta que esta institución empezó a diligenciar los formatos RIPS a partir del primero de abril: "los datos se empiezan a tramitar desde que se da la cita. Luego el médico diligencia la información que se le exige. Cada dependencia digita lo que le corresponde facturar, y podría decirse que estamos al día en cuanto a la implementación de los recursos tecnológicos y del personal que exige esta nueva reglamentación", puntualiza Ángel.
Tal parece que los empleados, que se sientan atropellados por la tecnología, tendrán que esforzarse por hacer de los procesos sistematizados un asunto cada vez más cotidiano.
 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Observatorio | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved