MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 3    NO 35  AGOSTO DEL AÑO 2001    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

Unidad de enfermedad cerebrovascular

Contra el ataque cerebral
Luisa Fernanda Correa V. - Periodista, Medellín
Con los servicios para manejar integralmente a los pacientes que sufren enfermedades neurovasculares, el Hospital Universitario San Vicente de Paúl ofrece ahora a la comunidad su nueva Unidad de Enfermedad Cerebrovascular.

"El tiempo es cerebro" dice un médico y profesor norteamericano y precisamente, cambiar la mirada de los profesionales de la salud frente al ataque cerebral es una de las propuestas más importantes de un programa como el que adelanta el Hospital Universitario San Vicente de Paúl. El número de accidentes cerebro vasculares en el mundo es casi tan alto como el de los ataques cardíacos, sin embargo, el 75% de las personas desconoce los signos de alarma. Sólo este dato convierte la creación de la Unidad de Enfermedad Cerebrovascular del Hospital Universitario San Vicente de Paúl, en una noticia trascendental para la salud de los colombianos.
Se tiene ahora una oportunidad para adelantar programas de prevención, tratamiento y rehabilitación del ataque cerebral, y para hacer investigaciones provenientes de este manejo. Con un completo equipo médico y de infraestructura, el Hospital Universitario San Vicente de Paúl es la primera institución de salud que dispone de una Unidad integral y formal, dedicada exclusivamente a la atención de los pacientes afectados por una enfermedad cerebrovascular. Allí se concentran diversas especialidades, para trabajar en equipo y de manera coordinada en el estudio y desarrollo del conocimiento en esta área de la medicina.
Hasta el momento sólo se conocían programas como el que adelanta la Clínica Cardiovascular Santa María, de Medellín, entidad que desde 1998 institucionalizó a septiembre como el Mes del Ataque Cerebral y que anualmente organiza conferencias itinerantes por distintas ciudades del país con el propósito de concienciar a los médicos de asumir el ataque cerebral como una emergencia, insistiendo en la importancia de actuar rápida y acertadamente durante las primeras seis horas después del ataque.
Educación y Tratamiento
El Hospital Universitario San Vicente de Paúl es pionero en el desarrollo de una Unidad Cerebrovascular en el país que pretende brindar un manejo integral, con personal especializado y multidisciplinario a los pacientes que hayan sufrido ataques isquémicos o hemorrágicos. Los programas de prevención están orientados a la comunidad y consisten en la difusión de información sobre los riesgos de determinados estilos de vida donde el sedentarismo, el alcohol, la hipertensión arterial y la diabetes no controladas, el tabaquismo, la obesidad y la alimentación rica en grasas, están presentes. Los programas de educación para médicos sobre diagnóstico y tratamiento, se llevan a cabo a través de formación continua y sensibilización sobre la importancia que tiene la atención inmediata en la rehabilitación del paciente.
La Unidad de Enfermedad Cerebrovascular está coordinada por el doctor Carlos Mario Jiménez, médico neurocirujano con entrenamiento y experiencia en neurocirugía vascular y endovascular, y en su equipo se cuenta con neurocirujanos, neurólogos, neurorradiológos, neuroanestesiólogo y médico fisiatra; y para dar un mejor enfoque diagnóstico y terapéutico se citan, según los casos, a muchos especialistas interconsultantes, entre ellos: médicos internistas , cirujanos vasculares, neurointensivistas, entre otros.
Además de la función asistencial, la Unidad de Enfermedad Cerebrovascular tiene una misión académica, docente e investigativa.
Asunto de salud pública
La enfermedad cerebrovascular es un importante problema de salud pública. En los Estados Unidos, es la tercera causa de muerte en la población adulta, y la primera causa de discapacidad, con una incidencia de 500.000 nuevos casos cada año. Actualmente tres millones de personas han sobrevivido a un evento agudo de enfermedad cerebrovascular, la mayoría de ellas severamente discapacitadas. En Colombia la situación es similar, guardando las proporciones.
En los más prestigiosos centros hospitalarios del mundo se han conformado grupos de trabajo interdisciplinario integrado en Unidades Cerebrovasculares, las cuales han optimizado la atención de los pacientes y han mejorado los resultados clínicos tanto en términos de morbilidad como de mortalidad.
En la última década el tratamiento de la enfermedad cerebrovascular ha tenido un gran desarrollo, a la par que sus víctimas han aumentado, sin embargo, sólo hasta ahora, en Colombia se puede sentir que se cuenta con una Unidad dedicada exclusivamente a su investigación y tratamiento.

 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Observatorio | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved