MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 3    NO 35  AGOSTO DEL AÑO 2001    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

Aguda crisis hospitalaria en Caldas

“Hay que mirar la salud con una lupa distinta”

Julieta Arias González - Periodista, Medellín
Mientras la Ministra de Salud insiste en el cierre de hospitales no viables económicamente , los hospitales de 20 municipios de Caldas padecen una difícil situación económica que no les ha permitido pagar cumplidamente el salario de sus trabajadores.

Hospital que no sea sostenible económicamente con recursos propios debe cerrarse, ya que el Estado no tiene como sostenerlos, manifestó la Ministra de Salud, Sara Ordóñez, al gobernador del Departamento de Caldas Luis Alfonso Arias y al director Seccional de Salud Alberto Hoyos Ocampo.
La apreciación la recibieron los funcionarios tras su visita el pasado 17 de julio al Ministerio, en la que solicitaron nuevas ayudas para los hospitales de la red pública, departamental y local. Es por esto, que el Director Seccional de Salud mostró su preocupación, por el Hospital de Caldas y el San Marcos de Chinchiná cuya situación se agravaba con la posición de la Ministra.
Según Minsalud, Manizales cuenta con dos hospitales suficientemente grandes, como son el Santa Sofía y la Clínica del Seguro Social, para atender las problemáticas de salud que se presentan en el Departamento de Caldas. Sin embargo, para la Administración Seccional el hecho de que el Hospital de Caldas se hubiera acogido a intervención económica mediante la Ley 550 no ha sido un fracaso, "hasta la fecha se han tomado medidas de salvamento y aunque éstas no se han llevado a cabo en su totalidad el Hospital estaría peor si no se realizan estas medidas de contingencia" aseguro Hoyos Ocampo.
"Que la Ministra no insista en el cierre de los hospitales y se dedique a facilitar los recursos para sacarlos de la crisis. No es solamente el Hospital de Caldas, son todos en el país los que afrontan condiciones muy difíciles, que simplemente se pueden solucionar con las medidas del caso y la entrega oportuna de los giros que ayudarán a mejorar el servicio de salud", dijo el Directivo.
Por otra parte, 20 de los 27 centros asistenciales del Departamento están atrasados en el pago de las obligaciones salariales con su planta de personal, según establecieron portavoces del Servicio Seccional de Salud. La gran mayoría adeudan hasta siete meses de sueldos, primas legales y dotaciones, lo cual se justifica en la demora en las transferencias que desde distintos entes del Gobierno Nacional y el sector privado deben llegar para la salud y por ende a las instituciones para suplir estas deudas.
Descontento directivo
El directivo de la Seccional, Alberto Hoyos, explica como la recesión económica, por la que pasa el país, incide en la crisis nacional por la que pasa el sector de la salud, y advierte, que la salud en Colombia hay que mirarla con una lupa distinta a como se ha mirado en los últimos años porque el problema va a crecer más y la solución de el Gobierno Central debe ser inmediata.
De otro lado, el Gobernador de Caldas manifestó su descontento frente a las disposiciones de carácter nacional que en materia de salud se han venido expidiendo, ya que han afectado notoriamente a todos los centros hospitalarios hasta el punto de que la Ministra de Salud ya reiteró a todos los gobernadores del país que el hospital que no sea viable económicamente debe cerrarse.
Agrega el mandatario, que "se han expedido unas normas en salud que han implicado que los recursos para estos centros sean cada vez menos, mientras que el nivel de exigencia se va incrementan- do sin que los departamentos del país tengan las suficientes armas para sacarlos de la crisis".
Atención de ancianos, también en veremos
Otro centro de salud que no escapa a la crisis es el Hospital Geriátrico San Isidro de Manizales, el cual requiere para su reestructuración por lo menos $700 millones, recursos que son necesarios para adelantar un plan de retiro voluntario o jubilación anticipada. "La reestructuración es urgente, ya que el Hospital no es capaz con los costos que demanda en el momento", dijo el gerente, Jorge Uriel López Herrera.
El galeno indicó además que muchos de los ancianos tienen el carácter de asilados, es decir que no necesitan atención especializada en geriatría, lo que hace más complicada la situación para el Hospital. "Nos ha sido imposible lograr que los familiares de estos ancianos los recojan y los mantengan en su hogar natural, la verdad es que están siendo desplazados por las familias. Y es lamentable que sean vistos como un estorbo por la sociedad", advirtió el Gerente.
Podría pensarse que una gran ayuda para el sector salud son los dineros que se le otorgan a través de los juegos de azar. Por concepto de los derechos de explotación a las apuestas permanentes durante el año 2000, la salud recibió en todo el país cerca de $100 mil millones, y aunque la Ley 643 , reglamenta las apuestas, busca hacer más efectivos la distribución de ingresos a las arcas de la salud, el 80% de las empresas que en Colombia se dedican a la explotación de apuestas permanentes son evasoras del pago de impuestos, según denunciaron voceros oficiales de la jefatura nacional que coordina esta actividad.
A pesar de que la Constitución colombiana establece el derecho a la salud, paradójicamente se observa el desmembramiento de organizaciones como los hospitales que han entrado en un proceso de deterioro porque, entre otros factores, el Estado ha sido ineficaz para gestionar soluciones que beneficien a la población.

 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Observatorio | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved