MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 3    NO 39   DICIEMBRE DEL AÑO 2001    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

 

 

 
Universidades abren espacio a las medicinas alternativas
Un importante pero incómodo invitado para la academia

El propósito de este informe no es hacer las memorias de una vieja hostilidad, ni inventariar las discrepancias entre la academia y las llamadas medicinas complementarias, ni menos sucumbir ante la tentación de ese puñado de adjetivos que la discusión, aún, sirve a la mesa. La idea es ir más allá de la antesala ruidosa donde se habla despectivamente de "esos señores" y pasar más adentro, a la academia, donde en voz baja se empieza a hablar de "esos doctores", a veces con respetuoso interés, otras, claro, con la ligereza y con el sospechoso entusiasmo de universidades que sólo ven en estas corrientes alternativas, la oportunidad de morder una porción muy seductora del mercado. Está probada la gran demanda que tiene este tipo de atención en Colombia y en el mundo. Pero se espera de la universidad no una simple concesión oportunista, como lo han hecho incluso algunas EPS, sino una reflexión, un debate sólido que incorpore estas áreas de estudio, no solamente desde una justa valoración, respetuosa de otros saberes, sino desde el replanteamiento crítico del papel de la universidad, de sus amenazantes fragilidades, de sus terrenos perdidos y de sus desafíos frente al conocimiento. La indagación de EL PULSO se encontró con un gran vacío. Este es un proceso que en Colombia todavía está en despegue, aunque el interés, quizá, crece a la sombra de países influyentes como los Estados Unidos, en el cual de 117 escuelas de medicina, 75 ofrecen programas electivos en áreas alternativas. Presentamos entonces a los lectores este primer vistazo que, valga la pena advertirse, tuvo que sortear y no siempre con suerte, la confusión generada por el nuevo invitado que para incomodidad de muchos se sienta en aquellas sillas que se habían vuelto tronos en la academia.
Mas información

Consentimiento informado:
Un abrazo entre la libertad y el conocimiento

La medicina es una lucha contra la muerte y las personas enfermas tienen ahora una potestad de decisión que
confronta el poder del conocimiento y el sentido de la vida. Bien lo decía el filósofo Estanislao Zuleta: "la forma contemporánea más frecuente de esa exteriorización de la vida y de la muerte, es la de pensar toda la vida bajo el concepto de propiedad y de concebir la muerte, por lo tanto, como una terrible expropiación". La autonomía del paciente ha puesto en jaque el ejercicio de la medicina tradicional, omnipotente y "sabelotodo". Ahora el enfermo exige información plena, sus derechos están vigentes y demandan ser respetados y escuchados en los consultorios y en los tribunales. La democracia se tomó los consultorios y los hospitales. ¡Prepárese para el cambio!.
Mas información

Frágil salud pública por caída en Atención Básica

Sólo dos débiles pilares se incluyeron en la Ley 100 para soportar los compromisos esenciales del país con la salud pública: el Plan de Atención Básica -PAB- y el Programa de Prevención de la enfermedad y Promoción de la salud, y aunque se han garantizado los
recursos financieros para su operación, buena parte de ellos han quedado sin utilizar o se trasladan a otras cuentas, mientras los indicadores de salud pública y la misma salud de los colombianos se van desmoronando a pasos agigantados.
En este contexto, se han configurado toda clase de paradojas: una descentralización convertida en enemiga de la salud pública por virtud de la corrupción local y la falta de control estatal; cuentas de recursos superavitadas por falta de ejecución efectiva cuando el sistema padece por déficit financiero; venta de municiones que financian la prevención de la enfermedad, la promoción de la salud y la convivencia pacífica; la continuidad del imperio de Panacea sobre Hygea, cuando se ha demostrado hasta la saciedad su inconveniencia; la perpetuación del círculo vicioso pobreza- subdesarrollo mientras la meta es romperlo; y la marcha atrás de Colombia en logros de la salud pública en Latinoamérica, cuando dispone de los recursos necesarios para financiarla.
La transición demográfica y epidemiológica, la persistencia de la pobreza y de las enfermedades infecciosas en amplios sectores de la población, sumados al surgimiento de estilos de vida y factores de riesgo que conducen a la violencia y a las enfermedades crónicas y degenerativas, han cambiado en el país la esperanza de vida y la calidad de vida, crearon contrastes en la estructura de la morbi-mortalidad y han provocado la caída de expectativas en la salud pública, mientras el sistema en forma contradictoria, sigue manejando la lógica de la preocupación por la salud individual y privada.
Mas información.
Cajanal en la mira de todos

Una serie de irregularidades para la prestación del servicio que vienen afectando la salud y la vida de cerca de 550 mil afiliados de Cajanal EPS, intentan ser remediadas por esta empresa que además hace esfuerzos por levantar la sanción impuesta por la Superintendencia de Salud y que afecta su futuro, por no cumplir con las exigencias de la Ley frente al tema del Sistema de Seguridad Social.
Mas información.

 

ediciones anteriores

El cirujano vascular Gabriel Riveros Dueñas, como Ministro; el neurólogo Miguel Germán Rueda Serbausek como Viceministro, y la abogada Gloria Isabel Triviño Valenzuela como Superintendente, velarán por el sector salud en los últimos meses del actual período presidencial.

 

Todos los actores del nuevo Sistema de Seguridad Social en Social tienen su cuota de responsabilidad en la dramática caída de las coberturas de vacunación en el país. Los gobiernos con su reducción de presupuestos para vacunas, las EPS y ARS que descuidan o relegan los programas de inmunización y hasta Usted, sino hace valer los derechos de sus hijos a la protección de la vida.

 

A pesar del reto que significaba luchar contra la producción de los monopolios mundiales de medicamentos, Corpaúl incursionó en 1981 en la industrialización de insumos hospitalarios y hoy ha logrado derrotar los fantasmas: ha capturado el 24% de la demanda nacional, vende $13.000 millones al año y tiene todos los certificados que lo avalan internacionalmente como garantes de calidad.

 

La medicina física y rehabilitación, más conocida en el medio como fisiatría, es una especialidad que lleva más de tres décadas incorporándose en Colombia. En los últimos años, esta área se ha convertido en elemento clave en la recuperación de gran número de pacientes con traumas generados por la violencia del país.

 

Toda una miscelánea de situaciones capeó el sector este año: Disminución de recursos, enfrentamientos en altas esferas, crisis hospitalaria, avances científicos controver-siales, disminución de coberturas y del acceso, debate por reformas, entre otras, al lado del ejercicio responsable y de bajo perfil que cumplen la mayor parte de los profesionales y el personal de apoyo del sector.

 
En la procreación de las erratas colaboran todos: los correctores imprudentes, los impresores y, claro, los es-critores, algunos tan singulares como Juan Ramón Jiménez, empeñado en reemplazar la "g" por "j" a pesar de la adver-tencia de sus amigos: "Don Juan, recuerde que una virjen con “j”, ya no es."
 

Hablando de salud, no es serio negar de buenas a primeras una capacidad y una eficacia terapéutica de las llamadas medicinas alternativas, que ha perdurado miles de años; su valor no es despreciable, no obstante que no siempre pueden ofrecer una explicación con irrebatible fortaleza y suficiente rigor científico. Pero es cierto que lo que más importa a la persona enferma es su curación, y no cómo se desentraña el misterio de lo que en ella sucede. Igual cosa pudiera decirse del paciente frente a la medicina occidental. Bien sabemos que en ella tampoco están dadas todas las explicaciones y por supuesto, para ninguna de las dos está clausurada la opción del resultado de la investigación y la aceptación, por la contundencia de los resultados.


Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved