MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 3    NO 41   FEBRERO DEL AÑO 2002    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

 

 

 
Candidatos frente a la salud
Las campañas: fábricas de ilusiones, frustraciones y... presidentes

Un politólogo y periodista escribió con toda la frivolidad y la supuesta "frescura" que, según la moda, debe tener el periodismo de hoy, que los candidatos presidenciales viejones, arrugados y calvos ya no tenían posibilidades de triunfo. Y esa perla -de fantasía- demuestra en qué estamos. No siempre claro, pero sí muchas veces y en todos los campos. Por eso no es raro ver cómo algunas EPS sucumben ante semejantes delirios y, aunque dicen no tener dinero para cancelar las obligaciones con los hospitales que atienden sus enfermos, invierten en contratos para rediseñar sus vestuarios médicos, con modistos de alta costura tan pomposos como los de las reinas. Parece que la austera bata blanca de los médicos viejos y medio arrugados no es suficiente. El candidato Alvaro Uribe Vélez, cuando algún fresco le preguntó por su taquillera imagen de ojos verdes, dijo que para él "esos temas estaban prohibidos ante la tragedia de la patria". Pero ¿será que importan en un país como Colombia la tragedia de la patria y la de sus enfermos que se mueren por falta de un papel o de un medicamento? Eso quisimos averiguar en EL PULSO con los candidatos presidenciales, pues vemos de cerca los sufrimientos de una comunidad y sabemos de qué manera urgente el sector de la salud requiere ser fortalecido. De los cocteles programáticos que agitan las campañas se salvaron algunas propuestas. Conozca las opiniones de los candidatos y, si encuentra materia prima, constrúyase, bien una frustración o bien una modesta esperanza.
Mas información

País espectador ante la muerte

o el drama de los vinculados
No se sabe quienes son, donde están, de qué se enferman y finalmente se mueren, parecen habitantes de una nebulosa difuminada por todos los rincones del país y apenas si nos damos cuenta de su tragedia cuando los medios de información nos recuerdan que viven y mueren a diario, sin que al parecer a nadie le importe su supervivencia y mucho menos su calidad de vida y su derecho a la salud.
La muerte de una indigente luego de ser abandonada por una ambulancia a las puertas de un hospital en Cartagena y otros casos detectados por la Supersalud, son apenas la punta del iceberg del drama de los vinculados, "los participantes temporales" del sistema, de cuyas cuentas de servicios de salud todos se quieren desentender. Los hospitales al parecer, son las únicas instituciones obligadas a velar por ellos, aunque les signifique engrosar sus deudas y su cartera de casi imposible recaudo, que los pone en un estado de postración similar al de estos pacientes, y del cual apenas son sacados a flote con adiciones presupuestales de última hora e insuficientes para atender sus obligaciones.
La legislación sobre el tema está en mora de ser cumplida y respetada, las metas de afiliar todos los vinculados a uno de los dos regímenes con planes unificados de salud siguen pendientes, y mientras tanto, el país continúa en un simple y disminuido papel casi morboso, de simple espectador ante la muerte de estas personas.
Mas información
Manual SOAT
necesita un cambio
El aumento anual y automático de las tarifas SOAT no es suficiente para el sector salud. Sobre la mesa hay varias propuestas para reformarlo e incluso, fusionarlo con el Manual del ISS. Así se obtendría un listado único de tarifas para facilitar los procesos de facturación y sistemas de información, que todos los actores de la Seguridad Social en salud requieren para un funcionamiento acorde con la realidad de usuarios, médicos, y por supuesto, la capacidad económica del país.
Mas información.

El régimen subsidiado de salud
o la costumbre de no pagar

En una cultura del no pago que obstaculiza el flujo de dineros se ha convertido el régimen subsidiado de salud en Colombia. Mientras las instancias involucradas se culpan unas a otras, los más afectados siguen siendo los usuarios de escasos recursos que no reciben una adecuada atención en salud y que además, no saben dónde acudir para reclamar sus derechos.
Mas información.

Un año en la perspectiva de las reformas

Si bien la Ley 100 de 1993 trazó un norte para la salud en el país, su aplicación ha dejado muchos cuestionamientos en el camino. Este año el país tiene en discusión varios proyectos de reforma a esta legislación, debate que no deja satisfechos a muchos analistas, quienes no ven las condiciones sociales, políticas y económicas para transformar el Sistema hacia aquello que aseguraría el derecho a la salud a todos los colombianos en condiciones de equidad, calidad y eficiencia.
Mas información

 

ediciones anteriores

El aumento aprobado este año para la UPC de los regímenes contributivo y subsidiado, no alcanza a cubrir los gastos en la atención, afirman EPS, ARS e IPS. Pronostican desmejoramiento en la prestación de los servicios de salud y mayor crisis en el sistema.

 

En estos momentos, cuando el sector de la salud al igual que el resto del país pasa por crisis económica, el Ministerio de Salud adoptó como codificación de morbilidad para el país, la Clasificación Estadística Internacional de En-fermedades y Problemas Relacionados con la Salud, en su décima revisión. Actualización que genera costos adicionales a las ya tan lastimadas cajas de las clínicas y hospitales.

 

Asegurar la atención en salud a la población colombiana y garantizar tratamientos muy costosos en enfermedades como el cáncer, el sida, las renales, entre otras, es compromiso del Estado; sin embargo, al pensar en la financiación de estos eventos a través de un fondo para Enfermedades de Alto Costo, el análisis debe garantizar su sostenibilidad.l

 

Durante el 2002, la Organización Panamericana de la Salud tiene planeado celebrar por lo alto sus primeros cien años de labores en los 35 países que la conforman, y donde vela por la salud pública de sus habitantes. Colombia hará parte de los festejos con una completa agenda abierta a la participación de todos.

 

Bob Noyce, fue inventor del revolucionario
microchip en 1959, cuando sólo tenía 29 años. Culto, deportista y anticonvencional por excelencia, Noyce producía lo que los psicólogos llaman el "efecto halo". Las personas con esta característica parecen saber exactamente lo que hacen y, sobre todo, consiguen que uno los admire por ello. Adaptación de un cautivante perfil escrito por Tom Wolfe.

El nuevo gobierno, el que los colombianos elegiremos próximamente, tendrá que abocar el tema de la salud en todos sus aspectos: financiación, aseguramiento, alcance y operación. La salud es una prioridad para cualquier pueblo. Sin embargo, es sorprendente que a estas alturas no se escuche de ningún candidato a la presidencia de la República, el mas mínimo planteamiento sobre el tema. Es una necesidad ajustar el sistema, pues no podemos dar marcha atrás. Desde este periódico se han señalado en muchísimas ocasiones, los puntos que consideramos tienen que ser revisados. Pero digamos en una palabra lo que requiere el sistema: Armonía.


Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved