MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 6    NO 66   MARZO DEL AÑO 2004    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

 
Titulares
Reestructuración hospitalaria busca piedra filosofal
Ante la crisis hospitalaria, el gobierno aplica desde 1999 la estrategia de la reestructuración, ahora formalizada con el programa de "Rediseño, reestructuración y modernización de hospitales".
Nueva Política Farmacéutica Nacional: El proceso apenas comienza
Busca generar una cultura que reduzca el despilfarro, mal uso y abuso de medicamentos, e insista en promoción y prevención. Es modelo para la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Arranca la carrera por la acreditación en salud
Actores del sector salud podrán demostrar este año el cumplimiento de altos niveles de calidad más allá de la habilitación, en el Sistema Único de Acreditación (SUA).
La salud pública colombiana... ¿seguirá siendo la Cenicienta del sistema?
No es nuevo el llamado de que si el país no presta la suficiente y decidida atención a la salud pública, el mismo sistema de salud podría colapsar.
Innovaciones en modelos organizativos para hospitales
La tendencia global y latinoamericana es de integración más intensa entre los diversos prestadores de servicios de salud. Es simple supervivencia empresarial.
Reestructuración hospitalaria
busca piedra filosofal
Según las creencias populares, la piedra filosofal es aquella sustancia que utilizaban los alquimistas de la Edad Media, para transformar cualquier tipo de metal en oro, un conocimiento muy peligroso para la humanidad, ya que el corazón del hombre corría así el riesgo de ser corroído por la avaricia.
Ante la crisis hospitalaria de vieja data que agobia a los centros asistenciales colombianos, el gobierno empezó a aplicar en 1999 la estrategia de la reestructuración, que en el actual gobierno se formaliza con el programa de “Rediseño, reestructuración y modernización de hospitales”, para el cual se acaba de obtener un crédito no condonable de 90 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que permitirá desarrollar este proceso en por lo menos 22 hospitales.
Según se sabe, los hospitales desde siempre han estado en crisis (incluso desde el siglo XIX), porque se fundaban con la mira en la función asistencial más que empresarial. Por eso siempre persiste cierta mirada sobre ellos como instituciones de beneficencia y de asistencia social, dado que como negocio solo arrojan márgenes muy bajos, cuando son bien administrados los pocos recursos disponibles.
Hay preocupación sin embargo de que la prescripción de la “reestructuración” sea malen-tendida como un simple recorte de gastos y salida de personal, porque cuando se queda solo en eso, se tiende a reducir el tamaño de la institución, los servicios que presta y la calidad de los mismos, con el peligro de caer en cierta "filosofía de la pobreza", algo así como ser más pequeños para ser más eficientes, que a la larga no beneficia a las instituciones hospitalarias ni al recurso humano del sector salud, porque corta de tajo las posibilidades de crecimiento institucional y profesional.
Hay procesos exitosos y otros no tanto. Desde 1999 se inició el proceso con recursos propios y el gobierno actual calculaba el costo total de reestructuración de la red pública nacional en 700 millones de dólares, luego en 250 millones para alrededor de 100 hospitales y ahora solo dispondrá de los 90 millones de dólares aprobados por el BID.
Otros hospitales han emprendido su propio experimento de reestructuración, otros han hecho reestructuración y Ley 550 o reestructuración económica al mismo tiempo, otros a pesar de tener 2 o 3 reestructuraciones consecutivas siguen en crisis y otros han sido liquidados. En el fondo entonces, subyace el grave problema irresuelto de crisis hospitalaria.
Por eso ahora, la expectativa está en esperar los resultados del programa de reestructuración propuesto por el actual gobierno, con la esperanza de que en realidad se pueda encontrar la piedra filosofal para el sector prestador, pero más que con el ánimo de convertir metales viles en oro, en la certeza de querer encontrar el camino a su permanencia como entidades al servicio de la comunidad colombiana, con garantías ciertas de supervivencia y florecimiento.

Mas información
Arriba

Nueva Política Farmacéutica Nacional:
El proceso apenas comienza

Colombia estrena Política Farmacéutica Nacional, política fundamentada en la importancia de generar una cultura que reduzca el despilfarro, el mal uso y abuso de los medicamentos, y que insista en la relevancia de la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad. .

Sin embargo, aunque la política sienta posición de cero concesiones del área de medicamentos en negociaciones de libre comercio, expertos alertan que la Declaración de DOHA y no hacer concesiones adicionales no serán disposiciones suficientes en las negociaciones. Vale destacar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tomará como ejemplo la política farmacéutica colombiana, para impulsar iniciativas similares en otros países.

Arranca la carrera por la acreditación en salud

Prestadores de servicios de salud, aseguradores, direcciones de salud de entes territoriales, y excepciona-dos (salvo Fuerzas Militares), que deseen demostrar voluntariamente el cumplimiento de altos niveles de calidad por encima de las condiciones mínimas del Sistema Único de Habilitación,
podrán emprender este año dicho proceso dentro del Sistema Único de Acreditación (SUA), puesto en marcha por el Ministerio de la Protección Social con el Icontec como ente acreditador.

Mas información
Arriba

 

La salud pública colombiana...

¿seguirá siendo la Cenicienta del sistema?

No es nuevo el llamado de que si el país no presta la suficiente y decidida atención a la salud pública, el mismo sistema de salud podría colapsar. Es un problema añejo que denota falta de coordinación y vigilancia, según la Defensoría del Pueblo, con indicadores vergonzantes que demuestran una vez más que no hay política social sino económica en la salud colombiana, y que como problema estructural y de formación, su solución desborda la esfera ministerial.

Mas información
Arriba

Innovación en modelos organizativos para hospitales

Cada vez hay una integración más intensa entre los diversos presta-dores de servicios de salud. La tendencia global y latinoamericana en especial, no es la excepción en el ensayo de modelos organizativos que superen la atomización e individualismo histórico de presta-dores públicos o incluso privados, buscando ganar economías de escala y gama que potencien la
función de contención de costos, y mejoren eficiencia y calidad en mercados muy competitivos. Es simple supervivencia empresarial.
 

ediciones anteriores

Hay un fuerte ambiente de reforma a la Ley 100 de 1993 en el sector salud y en el Congreso de la República. ¿Van a reformar la Reforma? ¿Se trata de una contra-reforma? ¿Es sólo un ajuste? ¿Se busca “desaparecer” la ley y sus contenidos, optando por un nuevo sistema de salud? ¿Se introducirán cambios estructurales?

 

El mes de marzo pronto se convertirá en proverbial entre los actores del sistema de salud, por cuenta de la complejísima formalización de nuevos contratos de los municipios con las Administradoras de Régimen Subsidiado (ARS), fijada para el 1° de abril de cada año.

 

La idea equivocada de postergar los servicios de salud preventivos y asistenciales esperando un crecimiento económico que llega inequitativamente, sigue vigente en la mente de muchos. Por esto, deberían acordarse cosas tan fundamentales como saber si es o no importante la salud pública, y si se requieren o no los servicios de salud.

 

A pesar de la esperanza de recuperación que significa la orden gubernamental de comenzar a trabajar en la reestructuración, ahora el proceso está cobijado por el peligro de la liquidación, luego de que el Consejo de Seguridad Social en Salud atendiera solicitud de la Supersalud de retirar la licencia de funcionamiento a Cajanal.

 

Algunos premios se celebran con regocijo, como el más reciente otorgado a la escritora Laura Restrepo. Otros llegan como ventarrones que soplan al oído malas historias en las que quedan mal parados, no sólo los que reciben los premios, sino los que los dan. Encuentre también una nota sobre el áspero lenguaje de cajón que ponen de moda algunos funcionarios y las noticias culturales.

Soñamos con no escuchar nunca más de parte de los funcionarios del gobierno que los hospitales tienen que competir. Grave error e imperdonable atropello ubicarlos en ese contexto. Competir no es su función ni su tarea. Deben, sí, ser competentes.


Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved