MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 245 FEBRERO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

¿Tiene usted el factor X?

Por: Julián H. Ramírez Urrea. Médico internista, Hospital Universitario San Vicente Fundación. Jefe del Departamento de Medicina Interna, Universidad de Antioquia.
elpulso@sanvicentefundacion.com

"Misterio, magia y medicina: en el inicio fueron uno y lo mismo” (Howard Haggard)

Disfruto mucho la música y los conciertos, incluso los recitales de personas aficionadas. Y sin necesidad de ser un erudito, la mayoría de los espectadores puede percibir cuando una ejecución artística es “mecánica” y repleta de virtuosismo técnico pero sin mucho corazón. Y seguramente, hemos sido testigos de ejecuciones de cantantes líricos con voces potentes que no conmueven al público.

Podríamos escribir de experiencias similares en el mundo de los deportes - algunos equipos de fútbol pueden ser muy tácticos y ganar muchos torneos pero carecen de jogo bonito - y en general, en cualquiera las profesiones y el mundo del conocimiento.

Es de mucha recordación un “reality show” que consiste en pasar a cantantes talentosos no profesionales, de diversas edades, géneros y matices, ejecutando impresionantes puestas en escena de canto y baile, usualmente acompañados por impecables bandas musicales. Lo interesante del concurso es ver quiénes lo ganan y cuál es su magia: habitualmente, alcanzan el éxito, personajes cuya virtud más importante es la conexión con el público porque transmiten y despiertan emociones, más allá de su técnica o preparación académica pretérita.

Esta serie de ilustraciones me hacen recordar del gran parecido que tienen esos artistas con carisma y algunas personas con las que tenemos contacto día a día que fácilmente tocan e inspiran a aquellos a quienes sirven, y tienen el don de convertir acciones rutinarias en bellas ejecuciones, llenas de sentido y sobretodo que alivian a sus semejantes más frágiles y marginados. A menudo, pasan desapercibidos, pues el anonimato es su estilo de vida; no buscan el aplauso fatuo o la gratitud cortés porque tienen claro que lo más importante es servir a los demás sin buscar recompensa. También ellos, tienen el factor X: la capacidad de conectar con otros e inspirarlos a ser mejores.

¿Tienen algunos médicos este factor? ¿Puede potenciarse y desarrollarse? según Inui (1998), ciertos comportamientos específicos, relacionados con la comunicación, tienen una importancia considerable al momento de evaluar qué tan adecuada es una relación médico-paciente y por tanto, son susceptibles de ser aprendidos y enseñados por imitación. Según ese autor, los médicos más exitosos tienen claro que de ellos se espera un comportamiento profesional, basado en la cabal comprensión de la historia de vida de sus pacientes.

Sokol (2008) habla de los tres factores más influyentes del médico sobre el paciente: conocimiento y la experticia, el estatus otorgado socialmente a su rol profesional y el carisma personal, derivado de cualidades muy valoradas por los pacientes y sus familias como la confiabilidad, la amabilidad y la empatía que se expresan directamente en los estilos de comunicación que emplea el profesional en sus interacciones.

Necesitamos más seres humanos con el factor X: no solo médicos y personal de la salud, sino secretarias, banqueros, gerentes, funcionarios públicos, administradores, comerciantes… la lista es infinita.

¿Tiene usted el factor X?

Referencias:
Inui, T. S. (1998). Establishing the doctor-patient relationship: science, art, or competence?. Schweizerische Medizinische Wochenschrift, 128(7), 225-230.
Sokol, D. K. (2008). Medicine as performance: what can magicians teach doctors?. Journal of the Royal Society of Medicine, 101(9), 443-446.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Asesora Comercial

María Eugenia Botero

Tel: (4) 313 25 23, Medellín