MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 11    No. 139  ABRIL DEL AÑO 2010    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 


Colpensiones quiere
jubilar al Seguro Social

Hernando Guzmán Paniagua - Periodista - elpulso@elhospital.org
¿Salvación de los jubilados y del sistema pensional? ¿“Quiebra con nuevo nombre”? ¿Adónde lleva el camino del ISS a Colpensiones? ¿Cambio de sistema o de edificio? Sobre esta lenta metamorfosis, aquí están los conceptos de gestores y críticos.
El ISS diseña “hoja de ruta”
Del fruto de las mesas de trabajo ISS - Colpensiones depende el arranque de esta nueva entidad, informó a EL PULSO el vicepresidente de Pensiones del Seguro Social (ISS), Leonardo Chavarro: “Se diseña una hoja de ruta para iniciar el tránsito, no se tiene previsto aún un cronograma, las mesas de trabajo definen pautas que faciliten la entrega de los productos. El inicio de Colpensiones depende de la licencia de funcionamiento que le entregue la Superintendencia Financiera”.
Agregó que “se mejoran los productos que se entregarán a Colpensiones. Revisamos los datos de 8 millones de afiliados y de 863.000 pensionados en todo el país. Tenemos 1.251 empleados, 167 de planta pública,124 oficiales,1.084 por contrato: Colpensiones es autónomo para decidir si requiere funcionarios del ISS para funcionar. El Seguro Social continúa normalmente reconociendo, afiliando y prestando todos sus servicios hasta el último día. El usuario puede estar tranquilo, no sufrirá inconvenientes con el tránsito. Cuando ingrese la nueva administradora del régimen de prima media definida, asumirá dichas responsabilidades”.
Se avecina crisis pensional: Cecilia López Montaño
“Lo ideal en un ejercicio de transición de una institución a otra, es que se dé seguridad a pensionados y aportantes, de que no se perderá información sobre su historia laboral, y por ello no debería haber afán para poner a funcionar la nueva entidad”, opinó la senadora y ex directora del ISS, Cecilia López Montaño: “Pero, al mismo tiempo, lo sustantivo es la crisis del Sistema de Seguridad Social que persiste y demanda una reforma pensional que lo adecue a las condiciones actuales”.
Aseguró la congresista: “La próxima crisis del sistema será la pensional, por varias razones: como en el caso de la salud, en pensiones la Ley 100 también ha sido un fracaso; la precarización laboral ha vuelto lo pensional un problema muy complejo, por eso en un futuro son muy pocos los colombianos que podrán lograr la pensión. En esta materia no se está haciendo nada estructural y esa fue una de las grandes reformas que el actual gobierno dejó de hacer, y como pasó con el Seguro Social, supone que creando Colpensiones solucionará el problema. Por ello, insisto en que sigue vigente la propuesta que hicimos en la década del 90 cuando se aprobó la Ley 100: el país debe adoptar tres pilares: uno solidario, uno de ahorro individual obligatorio y uno de ahorro voluntario para quienes tengan más recursos. Pero para emprender esta reforma es necesario abandonar el modelo económico actual que abarató el capital y encareció la mano de obra; sin este viraje en el modelo, lo más seguro es que en 15 años se seguirá hablando de una reforma pensional estructural y que lo logrado en las últimas décadas haya quedado en el olvido”.
“Creamos una arquitectura empresarial”: Colpensiones
“Con afiliados y pensionados habrá un proceso sin traumatismo, para cumplir el rediseño institucional del régimen de prima media”, declaró a EL PULSO Ligia Helena Borrero Restrepo, presidenta de la Administradora Colombiana de Pensiones. “Creamos la arquitectura empresarial para asumir ese reto, corregimos los vacíos de información de Cajanal y Caprecom para el tránsito a Colpensiones, para que ni afiliados ni pensionados se resientan, y antes vean un real cambio, no sólo del nombre de la institución”.
Precisó: “Tenemos que resolver eso que genera muchas quejas, lo que dificulta la información para una prestación a tiempo: que no aparecen las semanas, no están las cotizaciones, no se le cobró al empleador, para que si alguien se trasladó del régimen de ahorro individual (fondos privados) al ISS, esas platas se conviertan en semanas de cotización, que los procesos sean fáciles y el usuario no necesite contratar intermediarios ni entregar parte de sus prestaciones para que le salga más rápido eso a lo que tiene derecho, y evitar que las prestaciones se liquiden por menos o por más, en detrimento del erario público. Los afiliados activos (quienes cotizaron al menos una vez en los últimos 6 meses) de Cajanal, poco más de 30.000 personas, ya están en el ISS, y entre afiliados a Caprecom y al ISS, Colpensiones tendrá unos 6'400.000 afiliados, unos 40% activos. Serán más de 900.000 pensionados, contando más de 1.000 que llegarán de Caprecom. El proceso requiere una plataforma tecnológica que permita corregir las fallas actuales. Colpensiones, Empresa Industrial y Comercial del Estado que vivirá de su comisión de administración, para obtener el permiso de funcionamiento de la Superintendencia Financiera en manejo del régimen de prima media (Ley 100/93), debe cumplir una serie de estándares. Yo me posesioné el 25 de enero, a una semana de la Ley de Garantías Electorales, no podemos contratar nada directamente, todo es por licitación pública; ni nombrar a nadie, el equipo de Colpensiones somos 4 personas. Debemos consolidar a la mayor brevedad este proceso, pero no alcanzamos a iniciar operaciones este mes de abril”.
Agregó: “Cualquier cambio en las condiciones de pensión: edad, tiempo de servicio, cotizaciones, ingreso-base, partirá de una reforma legal, y el Congreso decide si se hace o no. Durante el tránsito del ISS a Colpensiones, ningún problema habrá en el cobro de pensiones, se trata de que las cosas mejoren; nunca ha estado mal el pago oportuno de las mesadas, y se tendrá el mayor cuidado para que siga tan oportuno como siempre. Los pensionados no tendrán problema en el paso, ni cuenta se darán. Tendremos, una vez se estabilice la pensión, programas adicionales para mejorar su atención y lucrarnos de los avances tecnológicos que provee el sistema financiero y otros esquemas de tecnología para llegar de manera más eficaz y menos complicada a nuestros pensionados. Todos pueden consultar en www.colpensiones.gov.co, es un proceso abierto a la ciudadanía”.
“Sólo cambia el nombre de la quiebra”
“El cambio del ISS no sirve para nada, sólo cambia el nombre de la quiebra”, conceptuó el actuario de seguridad social, Iván Restrepo Lince. “El presidente Lleras Camargo encargó el estudio de 'nuevos riesgos' del ICSS al actuario Gustavo Arroba, y se llevó a leyes y decretos en 1966. En 1980, Banrepública estudió el ISS (cambió el nombre) y concluyó que ninguna de las medidas para asegurar el cumplimiento había sido respetada. Los gobiernos nacionales miran todo ahorro como su 'caja menor' y encomiendan limpiar ese desastre a los mismos cómplices de sus abusos”.
Dijo: “Todos los Presidentes (hasta el actual, ¡qué dolor!), gritan: 'se nos acaban las reservas', no había activos para cumplir las obligaciones y aún con patrimonio del ISS negativo, retiraban 'utilidades'. Ahora nos dicen 'abusivos', que reclamamos pensiones imposibles, olvidan que sólo reclamamos lo que nos ofrecieron cuando nos obligaron a afiliarnos. El ISS o como lo llamen, vive en 'estado permanente de reorganización definitiva', un caso de ensayo y error y error y error y error....". Calificó como “trampa oficial” al Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, que ordena controles a las aseguradoras que sean sociedades anónimas o cooperativas, no particulares ni limitadas: “Para desacatar la ley inventaron esta hermenéutica de antología: como el ISS no es anónima ni cooperativa, no le obligan los controles. La Ley 100/93 no dijo que el ISS fuera sociedad porque no tiene socios: es 100% estatal. El Sistema Individual (fondos de pensiones) es peor: un engaño, una gran "PIRÁMIDE" que ofrece un imposible. Si ambos padres mueren antes de sus edades normales de retiro, quedan hijos menores a quienes se sostiene hasta mayoría de edad o 25 años si estudian. Para competirle al ISS, los Fondos en su desconocimiento de la materia, ofrecieron devolver la totalidad de lo ahorrado a hijos menores o mayores, estudien o no, o a cualquier pariente a la muerte de los titulares, no importa si recibieron o no mesadas pensionales. Un completo disparate: si mueren antes de pensionarse, el ahorro es de ellos y pasa a los herederos, no importa quienes sean. Pero si ya han recibido pensiones calculadas con sus vidas probables, no puede haber devolución de capital: pues pueden vivir más que el promedio y se requerirá para el faltante lo que dejaron los que vivieron menos, y ese saldo ya no se les puede entregar a los herederos porque está comprometido con la mutualidad”.
Restrepo cuestionó: “¿Solución los multifondos? NO. Es otro engaño llamar al afiliado a decidir entre rendimiento o riesgo. Si no tiene por qué ni cómo asumir un riesgo de baja rentabilidad o alta longevidad que, por Constitución, no es suyo, siempre le dirán: no le mantenemos su pensión, pues por tímido escogió un rendimiento muy bajo, o fue demasiado arriesgado. Por Ley 100/93, los planes debe aprobarlos la Superintendencia y son inmodificables en cuanto a disminuir el cubrimiento de los riesgos considerados”. Concluyó: “La Ley 100 gime bajo una montaña de errores de reglamentación, y lo peor, muchos de Facultades Extraordinaria que el gobierno ya no puede corregir (no se atreve a pedir al Congreso: "denme otra vez las facultades que no supe usar"). Una colcha de retazos incomprensible, resultado del extraño arte colombiano de reglamentar sin entender”.
Colpensiones debe modernizar la gestión: OISS
“La Organización Iberoamericana de la Seguridad Social (OISS), aspira a que Colpensiones ponga a funcionar los 3 pilares básicos de los sistemas de seguridad social: los derechos, la financiación y la gestión”, expresó a EL PULSO su directora, Gina Magnolia Riaño: “Esos pilares deben funcionar armónica, equilibrada y eficientemente, para evitar que un buen marco de derechos y una buena financiación operen en forma ineficiente y no atiendan al ciudadano”.
Explicó: “Colombia tiene un marco de derechos disperso, y una financiación donde la Ley 100/93 subió las contribuciones de 8 a 12%, otras reformas como la Ley 789 aumentaron hasta 16%; los sistemas pensionales deben financiarse con cotizaciones sociales, pero también con los impuestos generales. De hecho, al agotar las reservas el Seguro Social, las pensiones se financian en gran parte con el Presupuesto General de la Nación. El pilar de la gestión es al que menos atención le presta nuestro sistema pensional, no hay aún bases de datos, ni historias laborales, ni información confiable para una gestión eficiente. El usuario ve un sistema complejo, que no reconoce sus derechos, si le preguntan su percepción del Sistema de seguridad social colombiano, responde que desconfía de él. El reto de Colpensiones es mejorar los procesos de la seguridad social que sólo son 5, manejados en otros países eficientemente: afiliación, registro, recaudo, reconocimiento y pago de las prestaciones, ya sea por una entidad pública o privada”.
Observó la experta: “En Colombia, la litigiosidad del sistema es extrema, sin comparativo en la región: se demanda por tutelas, por procesos ordinarios y contenciosos el reconocimiento y re-liquidación de una pensión, Cajanal puede tener 70.000 solicitudes pendientes, el ISS otras tantas. Sin un sistema de información, el mismo peticionario puede tener su solicitud, su re-liquidación, una tutela, un proceso ordinario, luego la revisión de la tutela. Un estudio de la OISS señala que intervienen al menos 6 instituciones para reconocer la pensión a una persona -hay que involucrar al juez de tutela, al juez laboral, tribunales, la Corte Suprema de Justicia y la Corte Constitucional-, y a diario salen anuncios en los periódicos, de abogados que ofrecen sus servicios para trámites que un ciudadano debería poder realizar sin ningún intermediario: ello triplica los costos de la gestión, congestiona la justicia y no satisface al usuario. Los retos de Colpensiones son muchos y muy grandes: informatizar la gestión, superar el obsoleto manejo de papel, constituir las bases de datos e historias laborales de manera clara, escuchar y atender al ciudadano, ponerse al día, reconocer pensiones en un límite de 15 días, dar continuidad entre el último salario del trabajador y su ingreso a la pensión. Hay países donde la cultura de la previsión social se dicta en la escuela, hay que alfabetizar financieramente a las personas, confiamos en que la nueva presidenta de Colpensiones, gran conocedora de estos asuntos, lidere un proceso eficaz para el ciudadano”.
 
Otros artículos...
¿Caída anunciada de la emergencia social?
Golpe de emergencia a la CRES
Los Pinos - Tecnología para una vida más facil
En el Hospital Universitario San Vicente de Paúl - 25 años del Servicio de Cirugía Maxilofacial y Estomatología
Por el derecho fundamental a la salud Personería de Medellín solicitó a la Corte Constitucional declarar inexequible la Emergencia Social
Colpensiones quiere jubilar al Seguro Social
Se inició Ronda Medellín por una reforma al sistema de salud
Salud, Cultura y Sociedad “Recuerdo un paciente que...”
La Nueva EPS normaliza cartera con IPS en el país
Pandemia A (H1N1): pánico de muchos, ganancias para pocos
Nueva sede IATM en Ciudad del Río
Investigarán a 15 EPS por cobros irregulares
Retos del Ministerio de la Protección Social en 150 días de gobierno
Acreditación Joint Commission para Fundación Santa Fe de Bogotá
País y Niñez - Obesidad infantil: un desafío pendiente
Avanza plan piloto de nivelación de regímenes en Barranquilla
Alerta por aumento de casos de dengue en Colombia
 

 

 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved