MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 16    No. 217  OCTUBRE DEL AÑO 2016    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 


Rehabilitación intestinal
en Centros Especializados de
San Vicente Fundación
Olga Lucia Muñoz López, Periodista - elpulso@sanvicentefundacion.com
De 3 o 4 pacientes por millón de habitantes entran en falla intestinal reversible por una lesión, herida, trauma, cirugía o tumor. En Colombia se presentan de 110 a 120 casos por año y la mayoría de estos pacientes están muriendo por desconocimiento o falta de acceso a los tratamientos pertinentes. Para brindar una oportunidad de vida a estas personas o evitar someterlos al trasplante como última opción, Centros Especializados de San Vicente Fundación desarrolla el programa de Rehabilitación Intestinal en el cual ya ha recuperado más de 30 pacientes.
Así lo informó el doctor Germán Lenis, director del Centro de Trasplantes en Centros Especializados de San Vicente Fundación, quién explica que la función fundamental del intestino es proveer nutrientes y líquidos al organismo, para mantener un metabolismo y una hidratación adecuada. El intestino delgado en un adulto mide aproximadamente 6 metros y se encarga de absorber los nutrientes, mientras que el colon o intestino grueso mide aproximadamente 1.5 metros y absorbe el agua. Cuando el intestino por alguna razón disminuye o no cumple su función de absorción, se produce falla intestinal, que puede ser aguda o crónica, reversible o irreversible.
Falla intestinal aguda es la que se presenta en un momento determinado y evoluciona a una falla intestinal crónica cuando el intestino no se puede recuperar. Cuando se reseca más del 80% de intestino delgado se genera una falla intestinal irreversible, porque ese intestino no es reemplazado; si se reseca un 60% queda un remanente de intestino que puede ser rehabilitable. Según sea la extensión disponible y funcional que queda, se habla de intestino ultra-corto y de intestino corto.
Indica el doctor Lenis: “La falla intestinal puede ser transitoria o reversible, por ejemplo cuando en una cirugía resecan parte del intestino y tiene unas fístulas, pero sin llegar al intestino delgado ultra-corto y conservando el colon que es muy importante para mantener la hidratación; pero si se tiene intestino ultra-corto de menos de 40 o 35 centímetros, es falla intestinal irreversible y la opción realmente terapéutica es el trasplante”.
El trasplante se recomienda en quienes presentan reducción del funcionamiento intestinal por debajo de los mínimos necesarios para una adecuada absorción de los alimentos: sólo estaría indicado por falla intestinal con dependencia de nutrición parenteral, sepsis recurrente, pérdida de accesos venosos (3 de 6 en adultos, 2 de 6 en niños), daño hepático irreversible y en general cuando hay pobre calidad de vida.
Objetivo: evitar el trasplante y mejorar calidad de vida
Luego de que el 7 de abril de 2004 se realizara el primer trasplante de intestino delgado practicado en Colombia, en el entonces llamado Hospital Universitario San Vicente de Paúl (hoy de San Vicente Fundación), se inició el programa de apoyo y rehabilitación de estos pacientes. Anota el doctor Lenis que éste se hacía de forma aislada, pero cumplía con la normatividad y protocolos de un programa de rehabilitación intestinal; el objetivo es constituir la Unidad de Rehabilitación Intestinal y Trasplante de Intestino, para atender adecuadamente los pacientes con insuficiencia en el funcionamiento de este órgano vital.
Agrega el doctor Lenis: “Ahora con el plan de la rehabilitación, muchos pacientes con indicación de trasplante de intestino como única opción, alcanzan a rehabilitarse en la etapa previa. Por ejemplo tenemos un paciente que vino para trasplante hace unos 7 años y lo pudimos rehabilitar bien, es un veterinario que ahora tiene su clínica y lleva una vida normal. Y hay pacientes muy jóvenes que pueden ser perfectamente rehabilitables”.
Y detalla: “En Centros Especializados a cerca de 20 pacientes con intestino corto les hemos hecho anastomosis (unión quirúrgica de estructuras tubulares como las asas del intestino) y los pacientes se han rehabilitado, aunque vinieran con la indicación del trasplante de intestino. El trasplante es la opción final de pacientes que no se pueden rehabilitar o tienen complicaciones de la nutrición parenteral porque se les pierden los accesos vasculares, tienen falla del hígado o tienen intestino ultra-corto no recuperable. Esta es la cadena final para la rehabilitación”.
El programa
La insuficiencia o falla intestinal se define como la incapacidad del tracto gastro-intestinal para mantener la autonomía nutricional independiente. La rehabilitación intestinal procura hacer crecer la vellosidad en el intestino para aumentar la superficie de absorción de nutrientes y líquidos, y así mantener una buena calidad de vida aunque se tenga bajo peso. Por ello el recurso inicial para los pacientes que no pueden tener vía oral y hacer su proceso normal de digestión porque el intestino no absorbe los alimentos, es la nutrición parenteral total, nutrición por vía venosa periférica a través de un catéter.
Señala el doctor Lenis: “Esa nutrición parenteral total cumple toda la función que el intestino no cumple de absorción de nutrientes y líquidos. En la falla transitoria le da un apoyo al paciente mientras se resuelve el problema con una cirugía de alargamiento del intestino (entero-plastias) que permita por ejemplo unir un segmento de 60 centímetros con el colon, es alargarlo para darle mayor absorción; luego puede retirarse. Pero en pacientes con falla irreversible por tener intestino delgado ultra-corto, menor de 35 centímetros, sin posibilidades de recuperarse ni de cirugía de alargamiento, la nutrición parenteral total debe mantenerse indefinidamente”.
La rehabilitación intestinal requiere hospitalizaciones largas que pueden ir desde 3, 4 o 5 meses hasta 1 o 2 años, porque debe mantenerse la nutrición parenteral total en el hospital mientras ese intestino se rehabilita mediante el crecimiento de la vellosidad para aumentar la absorción de nutrientes. Mientras dure la fase de rehabilitación hay una fase de hospitalización y otra ambulatoria, y después los pacientes deben seguir yendo a Centros Especializados para controles y observar curva de peso, para evitar recaídas o infecciones. En la consulta se hace evaluación con el grupo multidisciplinario.
Señala el doctor Lenis que este programa debe ser dirigido tanto a adultos como a niños, porque los pacientes se mueren por no tener un centro donde puedan rehabilitarse. Y deben resolverse grandes retos, como que la nutrición parenteral se pueda hacer en casa para que los pacientes no dependan enteramente del hospital, porque algunos dicen no ser capaces de resistir largas hospitalizaciones que pueden durar hasta 2 o 3 años.
El programa se adelanta con un grupo multidisciplinario, con cirujanos, gastroenterólogos, enfermeras, trabajadores sociales, comunicadores, hepatólogos, nutricionistas, que a su vez cuentan con el apoyo de todo el hospital para trabajar como una verdadera Unidad de Rehabilitación Intestinal .
 
Otros artículos...
Niños muertos por desnutrición, tragedia más allá de las estadísticas
Mayor mortalidad de niños por desnutrición en Guajira, Chocó, Guainía y Nariño: por pobreza, atraso y olvido
La muerte del bebé que no llegó a titulares de prensa
Hay muertes de niños por hambre en toda Colombia
Quienes más mueren de hambre en Colombia son los adultos mayores
Piden $4.5 billones más para presupuesto de Salud en 2017
Instituto de Metrología Biomédica del Hospital Universitario de San Vicente Fundación: Primero acreditado en Colombia en calibración de equipos de optometría
Rehabilitación intestinal en Centros Especializados de San Vicente Fundación
Medicina y espiritualidad: ¿El poder de la palabra en crisis?
Ya opera “Mipres”
Doctor Ramón Córdoba Palacio, maestro de bioética y humanismo en medicina
S.O.S. por atención en salud a los niños
Sexta prórroga a Vigilancia Especial en Cafesalud
Nueva Unidad de Pediatría en Hospital Pablo Tobón Uribe
Nace ADRES, Administradora de Recursos del Sistema de Salud
Renunció el viceministro Fernando Ruiz
EPS: a cubrir transporte para reclamar medicamentos o llevarlos a domicilio
El Vigía: ¿Cuál es la mejor estrategia de prevención y control de Infecciones Asociadas a la Atención en Salud?
“Barreras al acceso a medicamentos sería violación a derechos humanos”
 

 



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved