MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 18    No. 233 FEBRERO DEL AÑO 2018    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






 

 

La otra mirada de la realidad financiera de las IPS

Juan Carlos Arboleda Z. - elpulso@sanvicentefundacion.com

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas - ACHC - adelantó recientemente un estudio que sirve de radiografía de la situación financiera de los prestadores de servicios de salud en el país. Su publicación, posterior al informe de la Superintendencia Nacional de Salud, permite tener una mirada más completa, o por lo menos, contar con otra visión sobre una crisis de la que no se escapa ningún actor.

El estudio de la ACHC, denominado: La realidad Financiera de los Hospitales y Clínicas, muestra que las deudas a las IPS por servicios de salud prestados a los usuarios del sistema de salud, habían llegado a junio 30 de 2017, a los 8.2 billones de pesos, de los cuales el 60,2% es carteta en mora, monto registrado en tan solo una muestra de 153 instituciones hospitalarias públicas y privadas.

Para ese semestre la deuda había crecido un 12,3% ya que en diciembre de 2016 le adeudaban a los hospitales y clínicas 7.2 billones de pesos, y mostraba un incremento en 924.817 millones. Los principales deudores eran en ese momento las EPS del régimen contributivo con 3.1 billones que corresponde al 37,9% de la deuda total; las EPS del régimen subsidiado debían 2.5 billones es decir el 30,2 % de la deuda; el Estado, incluyendo los Entes Territoriales adeudaban 480.238 millones, el Fosyga: 166.327 millones y otros $189.225 millones. El 21.7% restante lo adeudan entidades de medicina prepagada y planes complementarios, aseguradoras SOAT, ARL, IPS, magisterio y empresas, entre otras.

Al desglosar la deuda se observa que el hecho de deber parece ser la constante administrativa en el sistema. En el régimen contributivo la mayor deudora era la Nueva EPS con $874.634 millones, seguida por Coomeva EPS con $587.309 millones y Cafesalud EPS con $373.104 millones. En el régimen subsidiado el mayor deudor es Savia Salud EPS con $626.893 millones y la liquidada Caprecom EPS con $251.047 millones; respecto a los entes territoriales el mayor deudor es el departamento de Antioquia con $147.631 millones.

Según el monto de la deuda en mora, es decir mayor a 60 días, los principales deudores de los hospitales y clínicas son:

Ahora bien, un accionar del gobierno como respuesta frente a la insolvencia de algunas EPS ha sido la intervención directa o alguna otra de las medidas permitidas por la ley, con lo cual en teoría se busca evitar la profundización de la crisis financiera en el sector. Sin embargo, los resultados no muestran que este tipo de acciones traiga buenos resultados. En el estudio de la ACHC se muestra que la deuda total de 50 entidades de los regímenes contributivo y subsidiado, que están en liquidación, intervención, sometidas a medida cautelar de vigilancia especial, en programa de recuperación, o liquidación voluntaria, llega a los 3.1 billones de pesos de los cuales 68.4% es cartera morosa. En este grupo de EPS con medidas especiales se encuentra el 50,8% de los afiliados al sistema de salud colombiano, es decir 23.4 millones de afiliados aproximadamente.

En cuanto a otra estrategia del ministerio de salud para afrontar la crisis, los planes de choque, el estudio recuerda como la ACHC solicitó, y ayudó a construir desde 2015, dichos planes, que las fases I y II comprendían giros de cajas de compensación familiar, compra de cartera excepcional, compra de cartera octubre 2015 - diciembre 2016, créditos Findeter con tasa compensada par EPS e IPS, bonos convertibles en acciones –Bocas- para la EPS Cafesalud y giro a IPS en el marco de los Decretos 1080/2012 y 058 de 2015, por estos conceptos el sector recibió $2.040.918.508.758.

El estudio también trae a colación un tema que para muchos parece pasar inadvertido a la hora de mostrar resultados. Según la Circular Externa No. 016 de 2016 de la Superintendencia Nacional de Salud, los hospitales y clínicas deben incluir en sus reportes de cuentas por cobrar los deterioros de cartera por edades, es decir deben provisionar como gasto un porcentaje de la cartera de más difícil cobro. Para las fechas del estudio los hospitales y clínicas debieron provisionar por deterioro de cartera $758.000 millones.

Lo que resulta claro del estudio de la ACHC es que la deuda de los distintos responsables del pago con los prestadores no es un fenómeno que obedezca a una coyuntura económica general del país o específica del sector. Por el contrario el envejecimiento de la cartera, el incremento sostenido de la deuda, y la presencia de todas las EPS y Entes Territoriales en el listado de morosos, muestra que el problema obedece a razones más estructurales, y que por lo tanto las soluciones no pueden salir de un sombrero de mago, o con pagos parciales que solo sirven para aplazar el posible colapso total del sistema.

Más información...
El informe de la discordia
¿Dónde está la bolita de los recursos de la salud en Colombia?: cambio de paradigma
La otra mirada de la realidad financiera de las IPS
¿Cuál es la realidad financiera de los hospitales y clínicas en Colombia?



Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved