MEDELLÍN,   COLOMBIA,   SURAMÉRICA    AÑO 4    NO 44   MAYO DEL AÑO 2002    ISSN 0124-4388      elpulso@elhospital.org.co






EVENTOS

 

 

 

 
Encrucijada financiera de los prestadores de servicios de salud
Las malas cuentas de los
¿buenos? tiempos

"Hospital no es siempre sinónimo de salud", advierte la ex Ministra de Salud, Sara Ordóñez Noriega, en entrevista concedida a EL PULSO y eso lo corroboran muchas institu-ciones prestadoras de servi-cios, con sus pésimos flujos de caja y sus vientres llenos de malas cifras, algunas fruto del error ajeno y no pocas del propio, como ocurrió recien-temente con la ESE, Hospital Universitario de Cartagena, que no tenía ni contabilidad y

al que la maniobra politizada le drenó, desde adentro, la totalidad de su presupuesto y patrimonio. Sin negar los despojos a que son sometidas numerosas prestadoras por sus propios funcionarios, se registra como un hecho preo-cupante que en el sistema de salud sean los buenos prestadores los más atropellados por una cultura de la intermediación y el no pago de sus servicios y por la manipulación de aspectos tan delicados como el de las tarifas a pérdida, impuestas por algunas aseguradoras. "Se necesitan aseguradores sólidos pero también prestadores sanos", han dicho los directores de las IPS, pero el diálogo sensato no siempre es posible entre las partes, menos cuando en el sector ya ha dado "punto" la mezcla gruesa de descalificaciones mutuas y mutuos desaciertos.
No sólo las voces de las clínicas y hospitales son las que alimentan la polifonía en coro de esta incertidumbre. Desde afuera, el país se resiente con los enfermos desperdigados y las instituciones que se desploman o que, si logran sobrevivir, lo hacen a la defensiva, sometidas a condiciones que no están de acuerdo con la magnitud de su responsabilidad: la vida humana. Hasta dos años se demora un pago a un hospital, ha dicho el senador Luis Guillermo Vélez Trujillo, subrayando la situación irregular en el flujo de fondos y el hecho insólito de que, a pesar de que la salud supuestamente estaría en su mejor tiempo, pues cuenta con más de 18 billones de pesos -entre presupuestos públicos y privados- los hospitales y clínicas están quebrados. Son malas las cuentas de la salud cuando, en los últimos tres años, la cartera morosa de los hospitales ha aumentado en un 700% y la intermediación ha pasado a ser tema de necesaria revisión, según han dicho hasta los mismos gestores de la Ley, como el precandidato Alvaro Uribe. Son malas las cuentas de la salud, así como son malas las cuentas del país. Y ni qué decir de las cuentas duras que, a punta de negaciones y recortes o, mejor dicho, a punta de restas, van sumando inconformidad y sentimiento de abandono en desplazados, vinculados y otros enfermos errantes, todos sin doliente.

Mas información

Leve aumento en afiliación a EPS privadas

Las cifras de afiliación 2000-2001 se mantuvieron relativamente estables en el grueso del régimen contributivo, con un leve crecimiento dado por afiliación a las EPS privadas, mientras se mantiene la tendencia de desafiliación en las EPS públicas.
De igual manera, se consolidó la distribución de afiliados compensados por tipo de entidad, ya que del total de afiliados en el cuatrienio 1998-2001, en 1998 las EPS públicas tenían el 65% de los afiliados y las privadas cerca del 33%, mientras para los años 1999 a 2000, va creciendo la tendencia de traslados de EPS públicas a privadas, hasta invertir esos valores con el 29% en las EPS públicas y 69% en las privadas.
Mas información
Una mirada a contratación en régimen subsidiado
El economista Freddy Cruz presenta un análisis cuantitativo de la contratación realizada en el régimen subsidiado durante el período 2001-2002, con el fin de conocer la magnitud numérica del "negocio contractual" en este régimen.
Del análisis se desprende que el mercado del régimen subsidiado es típicamente local, con dispersión media alta, con dificultades para la inspección-vigilancia y control centralizada, con más del 21% del mercado en dificultades y con una fragilidad del régimen por actuaciones de las Administradoras del mismo, porque la responsabilidad no es sólo del municipio.
Mas información

La culpable NO es la ambulancia


No se puede pretender enfrentar la debilidad y las fallas que presenta el sistema de salud en cruciales ocasiones donde la vida y la muerte de los pacientes está en juego, con imputaciones exclusivas a un recurso técnico como las ambulancias, que apenas
constituyen una pequeña variable del sistema y que si bien pesa, no constituye la verdadera determinante de la situación, como parece desconocerlo la disposición de la Supersalud.
Mas información
¿Es inconstitucional la selección adversa?
Las EPS encontraron en el numeral 9 del Art.14 del Decreto 1485 de 1994, un argumento para negar el traslado de los afiliados que padecen enfermedades catastróficas, lo que genera una selección adversa que vulnera el derecho a libre elección de las entidades promotoras de salud, por parte de los colombianos.
Por esta razón, un ciudadano afectado presentó en abril pasado ante el Consejo de Estado, demanda de inconstitucionalidad del numeral en mención, por ser violatorio del Artículo 13 de la Constitución Nacional, entre otras normas, solicitando además su suspensión provisional.
Mas información
 

ediciones anteriores

Con la Ley 100, el Sistema de Seguridad Social, las entidades y los funcionarios del sector salud fueron sometidos a una avalancha de normas -más de 2.500 según expertos-, que pretende cobijar todos los ámbitos de su que-hacer asistencial y administrativo, pero que también generó un caos jurídico en las entidades y cierto abandono de las acciones comunitarias de prevención y promoción en salud.

 

En medio de la crisis, el Estado Venezolano debería aportar US$17.082.084 como paliativo momentáneo para recuperar sus hospitales, por lo que se ha recomendado la inversión a cuatro años de US$67.613.000. ¿Cuándo sabremos en Colombia la cifra necesaria para recuperación y fortalecimiento de la red hospitalaria?

 

Aunque el presupuesto para atender vinculados aumentó en $134.589 millones, los secretarios de salud departamentales consideran que aún es insuficiente, porque la población sin seguridad social crece y crece en medio de la crisis económica y del conflicto armado. Y al ser los hospitales públicos principalmente, quienes cargarán otra vez con sus costos de atención, se augura grave crisis hospitalaria en el segundo semestre.

 

El Instituto de Alta Tecnología Médica es el único centro de resonancia magnética con monitoreo especializado para el control de pacientes críticos y pacientes bajo sedación o anestesia. Pero más que ofrecer la mejor calidad en este servicio, realiza una importante labor de investigación, docencia y ayuda a la comunidad.

 

En 1844, cuando tenía sólo 27 años, el Doctor José Ignacio Quevedo, antes del descubrimiento de la anestesia y de la antisepsia, practicó en Medellín y, por primera vez en Latinoamérica, la operación cesárea, con éxito para madre e hijo. Fue médico de cabecera del General Santander y de su estirpe están vivos 19 médicos, de los 28 descendientes de él.

Con frecuencia a la IPS le toca obrar como único doliente, ser quien lleve sobre sí todo lo que de solidaridad propone la ley y abrogarse la responsabilidad, no sólo de la atención, sino de los costos por lo que requiere el enfermo, porque del otro lado se vocifera que no tiene derecho. Por imprevisión o inadvertencia en la ley y sus decretos, en este campo y por esta vía les cayó a las IPS un sobrecosto con el que no contaban y sobre el cual han hecho un aporte real, por el cual ni siquiera han recibido el “Dioslepague”.


Arriba

[ Editorial | Debate | Opinión | Monitoreo | Generales | Columna Jurídica | Cultural | Breves ]

COPYRIGHT © 2001 Periódico El PULSO
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
. Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved