MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 248 MAYO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

Sin discusión, Senado aprobó PND 2018-2022

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

Como se esperaba, o mejor, como se temía, el Senado de la República aprobó el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, sin que los senadores estudiaran o hicieran proposiciones sobre los más de 300 artículos que habían salido aprobados de la Cámara de Representantes. Según senadores de la lista Decentes, no se discutió el articulado debido a la falta de tiempo, tampoco existió conciliación con el texto aprobado en la Cámara de Representantes e incluso el texto a votar llegó a las oficinas de los congresistas pocas horas antes de la plenaria.

A pesar de los comentarios generados en múltiples foros, a los cuales fueron invitados altos funcionarios del gobierno nacional con el fin de tratar de mostrarles aspectos problemáticos del proyecto de PND, e incluso para hacer propuestas de buena voluntad, este tipo de ejercicios ciudadanos de nuevo careció de eco en el alto gobierno ya que con muy pocas excepciones, nada de fondo se modificó, como queda constancia en el informe entregado al senado por el DNP que señala: “se realizaron cambios de forma (ortográficos, formatos, sintaxis, etc.), contenido (introducciones, objetivos, estrategias, etc.)” … En total se realizaron más de 220 cambios…”.

Algunos de los cambios en el articulado en salud, que son más precisiones que modificaciones de fondo, fueron: en cuanto a la sostenibilidad financiera del SGSSS y los entes territoriales se precisa que las operaciones de crédito que se realicen para el pago de las obligaciones (punto final), no implican operación presupuestal y solo deberán presupuestarse para efectos de su redención y pago de intereses. Se facultó al Consejo Directivo del FOMAG para que adicione el presupuesto de ingresos y gastos del FOMAG, para adelantar la respectiva ejecución de los recursos representados en TES.

En relación con la anhelada historia clínica electrónica única, se ajustó el objetivo del artículo para orientarlo hacia un mecanismo electrónico que permita compartir datos para la atención en salud, con los estándares y requisitos que garanticen su protección en el marco de la normativa vigente sobre la materia. El título cambió y ahora el país hablará interoperabilidad de la historia clínica. Un artículo nuevo es que se refiere a la atención prioritaria a pacientes de regiones dispersas y de difícil acceso. Este busca garantizar el derecho a salud de las personas que residen en regiones dispersas y de difícil acceso, y estipula el deber las IPS receptoras de brindar atención prioritaria en aquellos casos de referencia y contra referencia de estos pacientes. Sin embargo el artículo no señala la asignación de recursos especiales para su atención. El programa de saneamiento fiscal y financiero de las ESE cambió de ser el artículo 54 al 79, y como temían los hospitales públicos quedó a cargo del Ministerio de Hacienda: “Ministerio de Hacienda y Crédito Público definirá los parámetros generales de adopción, seguimiento y evaluación de los programas a que hace referencia este artículo; y tendrá a cargo la viabilidad y evaluación de los mismos”, y en un parágrafo agrega: “El Ministerio de Hacienda y Crédito Público remitirá a la Superintendencia Nacional de Salud la información de las Empresas Sociales del Estado que, de acuerdo con las evaluaciones realizadas por el Ministerio incumplan el Programa de Saneamiento Fiscal y Financiero, para que la Superintendencia Nacional de Salud adelante las actuaciones a que haya lugar, de conformidad con el marco de sus competencias” con lo que se deja abierta la puerta a las liquidaciones. Un artículo que pasó algo inadvertido fue el relacionado con el pago de incapacidades. el PND señala: “Las prestaciones económicas como consecuencia de incapacidades prolongadas y continuas por enfermedades o accidentes de origen común a cargo de las entidades que hacen parte del Sistema de Seguridad Social Integral son de carácter temporal y su finalidad es proveer parcialmente de ingresos a las personas que se encuentran en estado de incapacidad, sin tener como propósito suplir de manera indefinida los ingresos de un trabajador. La Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud - ADRES efectuará el reconocimiento y pago a las Entidades Promotoras de Salud por concepto de incapacidades por enfermedad o accidente de origen común que superen los quinientos cuarenta (540) días continuos o discontinuos y hasta un máximo de seiscientos treinta (630) días”. Más adelante agrega que en los casos en que no haya concepto favorable de rehabilitación y la incapacidad supere los ciento ochenta (180) días continuos, deberá ser sujeto obligatorio de calificación de pérdida de capacidad laboral.

Un tema en el cual existían amplias expectativas, el pago de lo no PBS en el régimen subsidiado, el PND señala que para los servicios prestados a partir del 1 de enero de 2020, estarán a cargo de la ADRES. Sin embargo la tranquilidad para los departamentos no será total, ya que en el artículo 234 se indica que estos serán responsables por los servicios prestados hasta el 31 de diciembre de 2019 aunque existe la posibilidad de lograr un saneamiento luego de adelantar una auditoria. Otra competencia que podría considerarse como nueva para los departamentos es que estos deberán ejecutar los recursos que asigne el Gobierno nacional para la atención de la población migrante y destinar recursos propios, si lo consideran pertinente. Un aspecto en el que si hubo un cambio frente al proyecto original fue el salvamento de los recursos para salud pública. El artículo 235 indica que la distribución de los recurso0s del SGP para salud será: el 88% para el componente de aseguramiento del régimen subsidiado, un 10% para el componente de salud pública y solo un 2% para el subsidio a la oferta. Sin embargo la reducción de la oferta se convierte en la práctica en una disminución significativa en los recursos de los hospitales públicos. Por otro lado un parágrafo señala que los recursos destinados a salud pública que no se comprometan al cierre de cada vigencia fiscal, se utilizarán para cofinanciar los programas de interés en salud pública.

En relación con el saneamiento de las cuentas de recobro relacionadas con los servicios y tecnologías de salud no financiados con cargo a la UPC del régimen contributivo, se deberán cumplir una serie de requisitos: que hayan sido prestados con anterioridad a este PND, que los eventos que se hubieren prestado con posterioridad a la Ley 1753 de 2015, la solicitud de pago se haya presentado dentro de los términos de referencia, que la obligación no se encuentre afectada por caducidad y/o prescripción. que hayan sido prescritos a quien le asistía el derecho, por un profesional de la salud o mediante un fallo de tutela, entre otros requisitos.

La financiación de este mecanismo de saneamiento, así como las deudas que subsisten de Caprecom, y los contratos de salud del FOMAG liquidados en la vigencia 2019, serán reconocidos como deuda pública y podrán ser pagadas con cargo al servicio de deuda pública del Presupuesto General de la Nación o mediante operaciones de crédito público. Otra aclaración es que el resultado del saneamiento deberá reflejarse en los estados financieros de las entidades involucradas, para lo cual la Supersalud implementará un sistema de seguimiento. El giro directo fue otro elemento donde los prestadores alcanzaron una victoria pírrica, lograron que todo quedara tal como estaba antes. El PND ordena que la ADRES en nombre de las EPS realizará el giro directo de la UPC de los regímenes contributivo y subsidiado de conformidad con los porcentajes y condiciones que defina el Ministerio de Salud y Protección Social, situación que se extiende al pago de los servicios y tecnologías no financiados con recursos de la UPC. En relación con este mismo tema, lo no PBS irán con cargo a los recursos de la UPC y serán gestionados por las EPS de acuerdo a un techo máximo que transfiera la ADRES de acuerdo a metodología definida por Minsalud Incluyendo incentivos al uso eficiente de los recursos.

Finalmente, y como se había anunciado desde el principio, los afiliados al subsidiado comenzarán a pagar un porcentaje de la cotización, con lo que será muy posible que veamos aumentar los niveles de pobreza en el país, gracias al Plan Nacional de Desarrollo.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com