MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 248 MAYO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

Para entender el PND

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

El Grupo Economía de la Salud (GES) y la Maestría en Políticas Públicas de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Antioquia, con el apoyo del Instituto de Estudios Políticos y el pregrado en Ciencia Política de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, de la misma universidad, y de Proantioquia, realizaron el foro: “El PND: Políticas públicas y salud”. Varias fueron las conclusiones, cada una desde ópticas diferentes.

Juan Mauricio Ramírez, coordinador del Plan Nacional de Desarrollo e investigador asociado de Fedesarrollo, señaló que la construcción del PND se basó en pactos en la medida en que se dio un proceso de diálogo y de incorporación de audiencias específicas como reuniones con organizaciones vulnerables. Ante la posible falta de prioridades que le han sido criticadas al Plan explicó que obedecen debido a las “diversas narrativas en un país heterogéneo y diverso donde todos quieren tener un artículo en la ley del PND”.

Según Ramírez, la narrativa del Plan se concentra en cuatro retos: primero aumentar la productividad para consolidar un Estado Social de Derecho eficiente. Segundo, generar mayor valor agregado e inserción con los pactos por el emprendimiento, ciencia, tecnología e innovación, y la infraestructura. Tercero, en cuanto a la legalidad se busca dar respuesta a la necesidad de controlar la expansión de grupos ilegales. Por último, el pacto por la sostenibilidad pensado para afrontar el reto de la vulnerabilidad ambiental y el cambio climático.

Una visión contraria fue expuesta por el doctor Germán Darío Valencia del Instituto de Estudios Políticos, quien considera que un pacto es un acuerdo entre partes, pero el PND es “una apuesta de un gobierno, como tradicionalmente ha sido”. También cuestionó el razonamiento de sumar legalidad y emprendimiento para obtener equidad “equidad no es un asunto de seguridad o emprendimiento, que atiende a leyes para cuidar derechos de propiedad o para atender la producción”.

Por su parte, Olga Lucía Zapata, profesora de ciencia política, planteó que la discusión del PND “no solo es permeada por la ideología, principios y objetivos partidistas, sino que es considerada un momento óptimo para introducir los cambios necesarios para ajustar políticas y programas a intereses del gobierno y de sus grupos de apoyo, o son respuesta a las demandas o vetos de grupos opositores”. Otra consideración de la profesora zapata es que el PND, como máximo instrumento de gobierno, se sustenta en el supuesto de una amplia participación ciudadana, la cual se dificulta debido al volumen de información alrededor del Plan que se constituye en una barrera para que el ciudadano lo conozca el Plan.

La Salud en el PND

En su intervención, la doctora Azucena Restrepo, presidenta de San Vicente Fundación, celebró la nivelación de la UPC en el régimen subsidiado pero a la vez mostró su preocupación por temas como el acuerdo de punto final frente al que no se sabe bien cómo se va a reglamentar el giro entre las EPS e IPS; y frente a la reglamentación de la Ley de Residentes, donde si bien se sabe que será la Adres quien la financie, los tiempos de los giros conducen a que los sean los hospitales universitarios quienes utilicen recursos valiosos.

Por su parte Gabriel Jaime Guarín consultor y profesor de la Universidad Pontificia Bolivariana, llamó la atención sobre la relación de algunos capítulos del PND con la Ley 715 de 2001, la cual define competencias de departamentos y municipios y sus recursos. Si bien reconoció coherencia en las bases del plan, advirtió que “cuando se revisa el articulado del PND se ve un salto en la lógica”. Por último dejó una pregunta: “¿será que en el articulado está explícita la necesidad de ajustar la Ley 715?”.

Los principales problemas del PND detectados por el doctor Álvaro Franco, ex-decano de la Facultad Nacional de Salud Pública de la Universidad de Antioquia es que no asume de frente la atención primaria integral, ni establece un modelo urgente diferencial para poblaciones dispersas, no se conciben políticas públicas que realmente enfrenten los determinantes sociales de la salud. Además, el Plan se distancia del derecho fundamental a la salud, no contribuye al desarrollo territorial, a la equidad, al bienestar y a la calidad de vida.

Finalmente, Jairo Humberto Restrepo, coordinador del GES, considera que el PND genera la expectativa de recuperar la gobernanza entre actores mediante la creación de un “órgano de gobernanza multinivel”, pero en el Plan no se hace claridad sobre el mismo. Así mismo, cuestionó del PND el hecho de que no especifica cómo se abordará la eficiencia en el sistema y al mismo tiempo habla de la necesidad de aumentar los recursos, principalmente con gasto de bolsillo. También cuestionó la falta de coherencia con la Ley Estatutaria de Salud, en particular al no reconocer la adopción de un plan de beneficios implícito, y señaló que difícilmente puede faltar algo en “una lista de mercado”, sin embargo, resaltó la ausencia de claridad en los conceptos utilizados y de priorización en lo que se hará en los próximos cuatro años de gobierno.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com