MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 248 MAYO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

Por qué sí y por qué no el capítulo de salud del PND

Por: Nathalee Giraldo
elpulso@sanvicentefundacion.com

Ante la avalancha de críticas, el Ministerio de Salud salió a defender en diferentes foros y espacios, los contenidos en salud del proyecto de Plan de Desarrollo del actual gobierno; sin embargo, agremiaciones aseguran que no hay coherencia entre lo que se presentó y lo que se está discutiendo en las plenarias.

Anwar Rodríguez Chehade, director de financiamiento del Ministerio de Salud, explicó que el enfoque del plan de desarrollo 2019-2022, en salud se desarrolla con diferentes ejes, entre ellos la salud pública.

Una de las prioridades de este capítulo de salud es redefinir prioridades, teniendo en cuenta el diagnóstico de la carga de enfermedad, para fortalecer las capacidades básicas de gestión de las entidades territoriales en cuanto a la ejecución de los recursos de salud pública para afrontar las problemáticas en el territorio: “estamos buscando a través de las capacidades y recursos de entidades territoriales, mejorar el monitoreo, inspección y vigilancia, sobre todo en las actividades que tienen impacto en salud pública, relacionando los departamentos, la Asociación de Ciudades Capitales y municipios para que le demos herramientas para desarrollar las funciones de inspección y vigilancia” señaló, el director de financiamiento del Ministerio de Salud.

Con incentivos lograrán que la calidad de la salud mejore

Otro de los ejes es la calidad, informó que el gobierno trabajará para articular a todos los agentes del sector salud, y aseguró que hay muchas acciones que están desplegadas en generar mecanismos de habilitación y acreditación; el director señala que los incentivos son importantes “para que estos agentes busquen acreditarse y esto se traduzca en servicios de calidad, a la vez tenemos definida la estrategia de humanizar los servicios de salud que también van de la mano, y empoderar a los usuarios en la toma de decisiones, y con pacientes y usuarios informados, vamos a tener un mejor control ciudadano, también está el objetivo de incentivar la investigación de la salud”.

Otro de los enfoques es el talento humano, expresó el funcionario que el gobierno realizará acuerdos para el reconocimiento, formación y empleo de calidad para los trabajadores de la salud: “estamos trabajando en cerrar las brechas de talento humano, fomentar el trabajo decente, la metodología es la identificación y medición de brechas de capital humano, además trabajar en una política de trabajo decente con la OIT, esto implica avanzar en la Ley de residentes y tener mejor información sobre las especialidades, y de alguna manera, redireccionar al personal según sus especialidades, para ubicarlos donde más se requiere y seguir con el marco nacional de cualificaciones y educación continua”.

El acuerdo del punto final despejaría las deudas

Desde la dirección de financiamiento tienen una estrategia clave y es la de alcanzar la eficiencia en el gasto, optimizando los recursos financieros disponibles y generando nuevos recursos con el aporte de todos: “esto va de la mano de tres acciones: mayor eficiencia, acuerdo punto final, mayor recaudo con nuevas fuentes que financien la salud” añadió, Anwar Rodríguez Chehade.

El acuerdo del punto final consiste básicamente en identificar la acumulación de deudas, la cual se da principalmente por los recobros, la diferencia entre los conceptos, mecanismos y criterios de las cuentas presentadas por las aseguradoras y los prestadores del servicio de salud, muchas de las cuales han quedado sin solucionar. Esa diferencia en las glosas ha hecho que estas deudas sigan creciendo y presionando el sistema: “en este año tenemos una situación que está generando inconvenientes financieros, por eso veos el acuerdo del punto final como un punto para sanear las deudas”.

Anwar Rodríguez, también defiende los articulados de salud que ya fueron aprobados en primer debate, el artículo 127 relacionado con las deudas que tiene la Nación con las EPS del régimen contributivo, y el artículo 128 que trata de la deuda que tienen los entes territoriales con las EPS del régimen subsidiado. “Estos dos artículos no se pueden leer de manera individual, porque van de la mano de un conjunto de artículos (121 al 126) que la Nación y el Ministerio de Salud e incluso el Ministerio de Hacienda, nos sentamos y dijimos que teníamos que gestionar de una manera más eficiente el mecanismo individual que se desarrolla en la ley estatutaria, lo que vamos hacer es centralizar el no PBS del régimen subsidiado”.

Dentro del capítulo de salud se propone realizar una reglamentación que permita hacer seguimiento e identificación de algunas prácticas indebidas que han surgido del sector para favorecer algunos prestadores y también destinar un punto del recurso para premiar a las ESE e IPS que logren objetivos y resultados de calidad.

Otro de los artículos propuestos, el 132 “propone una contribución de los afiliados al régimen subsidiado que tienen capacidad de pago, para que aporten de manera solidaria a la financiación del sistema, esto va en línea con las definiciones en la ley estatutaria, y lo que busca es entregarle el subsidio pleno a la población más pobre y vulnerable y que en realidad necesita ese subsidio pleno”.

Observaciones en contra del PND

Por su parte la Asociación de Empresas Sociales de Antioquia AESA solicitó coherencia al gobierno nacional en lo que se presentó y se propuso, con lo que se discute en el Congreso de la República. Según la agremiación, los debates llegaron con múltiples amenazas, una de ellas es que se podría acabar el giro directo del régimen subsidiado para hospitales públicos y privados, a lo que se sumaría el recorte del presupuesto para la población no afiliada, y que los hospitales liquidados pasarían a manos de un tercero.

Luis Alberto Martínez, director ejecutivo de AESA, aseguró que de aprobarse el capítulo de salud ya no habría giro directo a los hospitales y los recursos llegarían a las EPS: “ya sabemos que ha pasado con los recursos que entran a las EPS, esto es un retroceso que va a debilitar la liquidez y las finanzas de los hospitales públicos y privados del país. La cartera de las deudas de la salud sigue creciendo contando con ese giro directo, imaginémonos si lo quitan”.

Frente a la discusión si los hospitales deben ser o no vigilados por el Ministerio de Hacienda: “ene mil veces la Corte Constitucional ha reiterado, incluso en la Ley Estatutaria, que los hospitales públicos se deben medir por la rentabilidad social, no por la financiera y mucho menos en un sistema de salud como el nuestro que desvía los recursos” al director ejecutivo le sorprende que quieran reducir los recursos a la población pobre no asegurada, “esos recursos que llegan se van a reducir en el 80 por ciento, entonces de dónde se van a financiar esas atenciones, porque siempre existirá población vulnerable” añadió, Martínez.

Mientras avanzan las discusiones en el congreso los gerentes de los hospitales alertan sobre las consecuencias que podría traer este capítulo, si es aprobado. Por otra parte el gobierno defiende el proyecto como una de las salidas a la crisis financiera del sector salud.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com