MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 248 MAYO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

España: mejor sistema de salud de Europa y con cobertura universal

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

Dos noticias colocaron al sistema sanitario español en el foco de algunos medios de comunicación en las últimas semanas. El primero de ellos y tal vez el más mediático, fue el escalafón publicado Bloomberg que clasifica a la española como la sanidad más eficiente de Europa y la tercera mejor del mundo, en un análisis que incluyó a 200 economías. La segunda noticia, quizás más importante y a la vez más inadvertida, fue el regreso del país a la cobertura universal en salud.

Desde hace años se ha convertido en una constante en todos los foros y espacios académicos donde se cuestiona al aseguramiento comercial como modelo para el sistema sanitario en Colombia, una pregunta formulada por quienes defienden la figura: ¿y si no es con el aseguramiento, entonces cómo? Y la pregunta se justifica entre otras razones porque después de 25 años muchos colombianos no intuyen siquiera la existencia de otras opciones, o porque estas han sido descalificadas al equipararlas con experiencias que tuvo el país como el ISS o Cajanal, ampliamente criticadas en su momento por problemas en su manejo, más no en su concepción filosófica. El asunto es que España, al lado de muchos otros países, cuenta con una organización de su sistema de salud muy diferente, y ahora que nuevamente es reconocida como una de las mejores del mundo, merece darle una mirada.

El informe anual de Bloomberg señala que el Sistema Sanitario español es el más eficiente de toda Europa, pero además, que ocupa el tercer lugar en el mundo detrás de Hong Kong y Singapur, y seguida por Italia. El informe mide la eficiencia de los sistemas sanitarios tomando indicadores como la esperanza de vida, el gasto en salud per cápita y el peso relativo del gasto sanitario sobre el PIB, entre otros.

En líneas generales se puede definir al Sistema Nacional de Salud de España como un ente que engloba las prestaciones y servicios sanitarios del país, atendiendo así al mandato de la Ley de Responsabilidad de los Poderes Públicos. El sistema se creó en 1908 y con los años extendió su cobertura a toda la población española. Desde el año 1989 la asistencia sanitaria en España es universal y gratuita, con excepción del turismo sanitario, y conforme al principio de descentralización aplicado en el país, promulgado por la Constitución, y tras la disolución del INSALUD en 2002, la competencia sanitaria fue transferida a cada una de las comunidades autónomas, con excepción de las regiones de Ceuta y Melilla, donde lo presta directamente el gobierno nacional a través del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA): otra función desde el entorno nacional son las labores de coordinación generales y básicas con las distintas comunidades.

Este sistema, relativamente estable en el tiempo, tuvo en el año 2012, en el gobierno de Mariano Rajoy una modificación, la derogación de la salud universal, sin embargo a finales de 2018 los diputados ratificaron el decreto propuesto por el actual presidente de España Pedro Sánchez, que recupera el derecho a la salud universal y representa un cambio de modelo.

En esencia lo que los diputados aprobaron fue la recuperación del acceso del Sistema Nacional de Salud para todas las personas que residan en el país, incluso desde el primer día que pisan suelo español. El decreto firmado por el Gobierno de Pedro Sánchez fue ratificado en el Congreso con 173 votos a favor contra los 133 en contra del Partido Popular (PP) y la abstención de los 31 diputados de Ciudadanos, partido también de derecha. La ministra de Salud española, Carmen Montón, durante la sesión en el Parlamento declaró: “Una sociedad justa no deja a nadie atrás. Traemos este decreto para terminar con la injusticia” y agregó que la medida se basa en que el derecho a la salud es intrínseco a la ciudadanía.

Aunque la política de Salud universal existía desde antes, en 2012 Mariano Rajoy (del PP) la había derogado aduciendo dificultades presupuestales, lo que según la ministra Montón nunca se demostró. “Para el Gobierno anterior era urgente recortar derechos, para este lo urgente es recuperarlos”, y citó pronunciamientos de la ONU que afirman que la exclusión sanitaria es injusta y al final resulta más costoso para los países.

Resultados en salud

En líneas generales se puede afirmar que España goza de buena salud, y sin duda uno de los principales artífices de ello es el sistema sanitario público. Sin embargo el sistema no puede calificarse como perfecto, existen aspectos por corregir que se agudizaron por los recortes presupuestales generados en el gobierno de Rajoy. Las largas listas de espera para las intervenciones quirúrgicas y consultas con especialistas, son la principal queja de los usuarios.

La financiación del sistema sanitario público se da mayoritariamente a través de impuestos generales. El sistema público convive con un sistema privado que siempre ha sido minoritario, sin embargo, en los últimos años, el sector privado ha crecido como reacción a la disminución de la inversión en el sistema público sin embargo mientras la inversión pública representa el 71,5% de gasto sanitario, el gasto privado corresponde a un 28,5%.

Según un informe de la Unión Europea sobre los sistemas sanitarios de la comunidad, España aparece a la cabeza en algunos indicadores como la esperanza de vida al nacer, con 82,5 años, superior frente al promedio europeo de 79.3 años; en cuanto a la mortalidad general, la española es de las más bajas con 481.5 por 100.000 habitantes frente a los 585.9 en promedio de la UE; en mortalidad por cáncer y por enfermedades cardiovasculares también las cifras muestran que son de las más bajas de Europa, con 152,1 y 132,5 muertes por 100.000 habitantes, respectivamente. En mortalidad infantil España registra indicadores inferiores al promedio europeo que tiene una tasa de 4.1 por cada 1.000 nacidos vivos, con un 3.2.

Según el Ministerio de Sanidad, en el Sistema Nacional de Salud trabajan alrededor de 111.598 médicos, sin incluir los titulados en formación, de los cuales el 68,7% prestan servicios en hospitales, mientras que el 30,3% lo hacen en atención primaria; la tasa de médicos por cada 1.000 habitantes se encuentra en 3,8, mientras en la UE la media es de 3,5. Un elemento interesante es que la remuneración del talento humano en salud se hace por asignación de salarios con recursos del sistema con lo cual se garantiza la oferta de profesionales.

En vacunación, España tiene coberturas útiles en todas las entidades en la población entre 0 y 1 año de vida: poliomielitis: 96.3%; hepatitis B: 95.8; sarampión: 97.1; difteria-tétanos-tosferina: 96.3.

Con un gasto en salud del 9.4 del PIB donde un 2.5 es de carácter privado, España ha consolidado, en líneas generales, un servicio sanitario eficiente pero ante todo eficaz en sus resultados de salud y con un manejo estatal. Subsisten retos pero desde las bases actuales, puede resultar más fácil enfrentarlos.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com