MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 248 MAYO DEL AÑO 2019 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

¿Cuál es tu carrera?

Por: Julián H. Ramírez Urrea, MD, MSc; Médico internista, Hospital Universitario San Vicente Fundación. Jefe del Departamento de Medicina Interna, Universidad de Antioquia.
elpulso@sanvicentefundacion.com

Hace varios años salgo a correr de forma frecuente. Jamás pensé que se experimentara con tanta intensidad, al final de un recorrido de varios kilómetros, esa sensación de fatiga mezclada con mucha felicidad. Cuando comencé con este pasatiempo, las primeras semanas de práctica fueron para mí, agobiantes. Notaba cómo a pesar de mi esfuerzo, varios corredores - algunos aparentemente mayores que yo-, me adelantaban sin ninguna “compasión” en los recorridos y en las competencias. Al principio, eso me generaba mucha frustración y sentía que era el corredor más lento de la ciclovía dominical en Medellín, Colombia.

A medida que pasaban las semanas, me encontré con una dulce verdad: cada cual está corriendo su propia carrera y a su propio ritmo. Cuando uno se concentra menos en pensar en la carrera y los kilómetros que lleva su vecino y piensa más en el propio recorrido, se experimenta una sensación de libertad y de plenitud.

Esto mismo pasa cuando las personas, de una forma inofensiva, preguntan por distintos estados de la vida… cuando estás saliendo con una persona, preguntan: “¿cuándo se casan?”; y cuando finalmente, se decide avanzar en un compromiso formal, viene la siguiente cuestión: “¿cuándo tendrán su primer hijo?” y probablemente, no tiene el primer hijo más de un mes de nacido y la siguiente inquietud de tus amables entrevistadores es: “¿cuándo tendrán el segundo hijo?”. Y así, cada cual considera que los ciclos vitales son los mismos para todas las personas y que existe algo así como un “estándar” de vida, donde a cierta edad deben tenerse y hacerse ciertas cosas.

cuales me gusta tanto esta actividad de correr es que se parece mucho a la vida. Mi carrera es mi carrera, así como mi vida es mi vida, y nadie puede hacerlo por mí. Los recorridos a veces se hacen unos minutos más temprano y otras veces, unos segundos más tarde. En ocasiones, se corre “cuesta arriba” y en otros momentos del recorrido, se corre “en bajada” y así, se percibe el esfuerzo más fácil. Unos días llueve y en otros el sol es abrazador, dificultando aún más la respiración.

En la vida, a veces vamos con el viento a favor y en otras ocasiones, con el viento en contra. Pasamos por etapas de desierto en los cuales a duras penas tenemos motivación para seguir y otras veces nos sentimos tan victoriosos, prácticamente invencibles e invulnerables. Como dijo el poeta Porfirio Barba-Jacob:

“Hay días en que somos tan móviles, tan móviles,

como las leves briznas al viento y al azar.

Tal vez bajo otro cielo la Gloria nos sonríe.

La vida es clara, undívaga, y abierta como un mar”

Y es que a veces, cosechamos éxitos cuya embriagante sensación, quisiéramos que durara mucho tiempo… pero cuando llegan las adversidades, desearíamos que duraran poco o incluso, sentimos un minuto de dolor como toda una eternidad. Y otra vez, la Canción de la Vida Profunda del poeta lo dice por sí misma:

“…hay días en que somos tan lúgubres, tan lúgubres,

como en las noches lúgubres el llanto del pinar.

El alma gime entonces bajo el dolor del mundo,

y acaso ni Dios mismo nos puede consolar…”

Por eso, una verdadera espiritualidad está cimentada también en un principio del crecimiento humano: cada quien tiene su propia velocidad, sus propias capacidades y su propia identidad. No todos crecemos de la misma forma ni damos los mismos frutos. Asimismo, no podemos imponerle a nadie nuestro ritmo de vivir y de aprender. Hay días de días: vendrán días luminosos y otros días más oscuros.

¿En cuál carrera estás corriendo tu vida? ¿Realmente estás corriendo tu carrera o buscas hacer el recorrido de alguien más rápido o más lento que tú? ¿Qué tan luminoso u oscuro es tu presente?


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Cel: 3017547479

diana.arbelaez@sanvicentefundacion.com