MEDELLÍN, COLOMBIA, SURAMERICA No. 240 SEPTIEMBRE DEL AÑO 2018 ISNN 0124-4388 elpulso@sanvicentefundacion.com

EPS: Contributivo y subsidiado en la misma tendencia

Por: Redacción EL PULSO
elpulso@sanvicentefundacion.com

D urante años, la deuda de las EPS se concentraba ya fuera en los hospitales públicos o en los privados según pertenecieran estas al régimen subsidiado o contributivo, respectivamente, y la tendencia estaba naturalmente atada a la mayor contratación de unas y otras con las instituciones que prestaban mayoritariamente servicios a sus poblaciones afiliadas. La expedición de normas como las de movilidad entre regímenes, entre otras, han cambiado el panorama, ahora a las Empresas Sociales del Estado también le deben las EPS del contributivo, y a las IPS del sector privado, también le adeudan las del subsidiado. Alguien jocosamente podría decir que las cargas se han equiparado, la verdad es que ahora todos les deben a todos.

Y así lo demuestra el estudio de cartera realizado por la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas donde se observa que el tipo de deudor ya no se concentra en una sola categoría. La deuda absoluta de las EPS de los regímenes contributivo, subsidiado y los entes territoriales muestra en los primeros lugares a la Nueva EPS, a la Alianza Medellín Antioquia EPS S.A.S (Savia Salud), Coomeva EPS, la vendida Cafesalud EPS, las liquidadas Caprecom y SaludCoop y al departamento de Antioquia.

Otro elemento preocupante de la cartera hospitalaria se observa en el aumento de la morosidad. La deuda considerada en mora, más de 60 días, se ubicó en el orden de 5,1 billones de pesos, sin incluir el deterioro, lo que representa el 60,8 % del total de la deuda en una tendencia ascendente, ya que este porcentaje es superior al 60,2 % presente en el corte anterior, bajo la implementación de la metodología NIIF durante 2017. En pesos, el monto absoluto de cartera mayor de 60 días tuvo un incremento de $ 213.930 millones frente a junio de 2017. Dentro de la concentración de cartera morosa mayor de 60 días (60,8 %) un 14,1 % corresponde a la cartera de más difícil cobro, o ‘deteriorada’ según la denomina la metodología NIIF.

Por tipo de deudor, las EPS del régimen contributivo mantienen la mayor participación en la deuda total (39,4 %), y le siguen en orden las del régimen subsidiado (30,9 %), el Estado con el 10,2 %, y las demás, de naturaleza diversa, adeudan el 19,5 %.

Por su parte las EPS del régimen subsidiado aumentaron su participación en la cartera de los hospitales y clínicas del estudio en 0,7 puntos porcentuales, frente a junio de 2017 (30,9 % contra el 30,2 %). Este incremento también se observa en las EPS del régimen contributivo que aumentaron en 1,5 puntos porcentuales, mientras que la categoría Estado mantiene exactamente su concentración total, a pesar de la entrada en funcionamiento de la Adres.

En general la deuda conjunta total absoluta de las EPS del régimen contributivo y subsidiado aumentó en $ 371 mil millones de pesos respecto a junio de 2017.

En cuanto a la diferencia absoluta y la concentración de cartera mayor de 60 días, comparada con el estudio realizado con corte a junio de 2017 (seis meses antes) las EPS del régimen subsidiado aumentaron su participación en 1,8 puntos e igualmente se nota un incremento del valor absoluto de la deuda considerada en mora, por valor de $ 140 mil millones. Por su parte, el régimen contributivo también aumenta en 2,8 puntos porcentuales su participación (un valor adicional de $ 225 mil millones).

Empresas Promotoras de Salud del Régimen Contributivo

La cartera total con una morosidad de 60 días y más de las EPS del régimen contributivo ascendió a los $ 3,3 billones (59,6 % en comparación con el 56,8 % del período anterior) lo que implica un aumento de 2,8 puntos porcentuales y un monto de deuda mayor de 60 días que llega casi a los $ 2 billones de pesos. En este grupo la Nueva EPS y Coomeva, en ese orden, encabezan la lista de principales deudores; entre ellas adeudan más de $ 1,4 billones de pesos, y su morosidad es del 54,9 % y 70,3 % respectivamente, dentro del total de la deuda del contributivo, representan el 43,7 %.

Un elemento de especial preocupación es la deuda de entidades liquidadas o que ya no operan en el sistema. Cafesalud que funcionó hasta el 31 de julio de 2017, adeuda aun $ 365 mil millones, y la EPS que la reemplazó, Medimás, en tan solo seis meses su deuda llega a los $ 121 mil millones con una concentración morosa del 11,3 %.

El estudio señala una característica que debe mirarse con cuidado, los resultados mostrados por otras EPS y que aparentemente podrían mostrar posibles mejoramientos, o disminuciones de cartera morosa, se explican como consecuencia de la inclusión de los deterioros de cartera morosa obligada por las NIFF al “castigar la cartera en mora de más difícil cobro”, según lo ordenado por la Circular N.° 016 de 2016, de la Superintendencia Nacional de Salud. Esta realidad contable soluciona en el papel un porcentaje significativo de lo que es la deuda real.

Empresas Promotoras de Salud del Régimen Subsidiado

Con las EPS del régimen subsidiado la situación de cartera no mejora mucho. Este grupo acumula una deuda que supera los $2,6 billones y que corresponde al 30,9 % de la cartera total del estudio. De este monto la cartera en mora suma un valor aproximado de $ 1,8 billones de pesos (60 días y más) y representa el 68,2%, superior en 1,8 puntos porcentuales a la concentración en mora registrada al 30 de junio de 2017.

Dentro de las EPS-S, las privadas, suman más de $1,3 billones, equivalentes al 50,5 % de la cartera total del régimen subsidiado, inferior en 4,9 puntos porcentuales frente a la participación total del semestre anterior (55,4 %). Asimismo las cuatro EPS-S privadas con mayor deuda total son: Asmet Salud ESS, Coosalud, Emssanar ESS, y Comparta ESS, con un nivel de endeudamiento total (entre las cuatro) de $655.374 millones, que corresponde al 25,0 % de la deuda de todo el subsidiado y unas concentraciones de cartera morosa del 48,1 %, 52,1 %, 24,2 % y 60,6 % respectivamente.

Por el lado de las EPS públicas en operación, el estudio de la ACHC señala a Convida como la que tiene una mayor deuda con un monto total de $ 101.044 millones y una concentración de cartera morosa del 62,8 % a diciembre de 2017.

Un análisis aparte merece el caso de Comfama, caja de compensación que hace parte de la Alianza Medellín Antioquia EPS, más conocida como Savia Salud EPS. El estudio muestra que a diciembre de 2017 nuevamente se presenta un crecimiento constante de la deuda total de esta entidad, con un significativo monto total de deuda por $ 658.535 millones, de los cuales el 73,2 % corresponde a cartera en mora (superior en 5,1 puntos porcentuales respecto a junio de 2017). A su vez, esta entidad de carácter mixto, concentra el 25,2 % de toda la deuda del régimen subsidiado, siendo la mayor deudora de todo el régimen subsidiado en los últimos cinco estudios consecutivos.

Finalmente, Caprecom, a pesar de ser parte ya de la historia, continúa presente siendo la mayor deudora en proceso de liquidación dentro del régimen subsidiado ($ 238.416 millones), y concentrando el 9,1% del total de la deuda de este régimen, perdiendo como es lógico, participación frente al semestre anterior en un punto porcentual.


Dirección Comercial

Diana Cecilia Arbeláez Gómez

Tel: (4) 516 74 43

Tel: (4) 516 74 43

Asesora Comercial

María Eugenia Botero

Tel: (4) 313 25 23, Medellín